Es noticia
Menú
La cara buena del mundo: 12 países, unidos para salvar una especie
  1. Medioambiente
  2. Naturaleza
Ejemplo de cooperación internacional

La cara buena del mundo: 12 países, unidos para salvar una especie

La Fundación BBVA premia la extraordinaria labor que está llevando a cabo una insólita alianza de países asiáticos unidos por un mismo propósito: evitar la extinción del leopardo de las nieves

Foto: La cooperación internacional esta salvando al leopardo de las nieves. (International Snow Leopard Trust)
La cooperación internacional esta salvando al leopardo de las nieves. (International Snow Leopard Trust)

También conocido como ‘el fantasma de las cumbres’, el leopardo de las nieves (Panthera uncia) habita los rincones más remotos de las cumbres de Asia Central, por encima de los 6.000 metros de altitud, donde apenas ha llegado la huella del hombre. Por eso está considerado uno de los mamíferos salvajes más misteriosos y desconocidos del planeta.

Los datos sobre la biología y la etología —el comportamiento— de este enigmático felino son escasos. El escaso número de ejemplares, alrededor de 3.500, su carácter esquivo y su capacidad para mimetizarse con el territorio donde vive —las escarpadas e inaccesibles crestas del Himalaya y otras cordilleras de Asia— hacen que los científicos que trabajan en su conservación apenas tengan registros de su presencia.

placeholder Un leopardo de las nieves, escarpando una cresta. (Snow Leopard Trust)
Un leopardo de las nieves, escarpando una cresta. (Snow Leopard Trust)

Una de las organizaciones que llevan más años trabajando en el seguimiento y estudio de la especie para promover su conservación es el Snow Leopard Trust. Esta entidad sin ánimo de lucro acaba de obtener el Premio Mundial a la Conservación de la Biodiversidad de la Fundación BBVA “por su excelente trabajo en la conservación de las últimas poblaciones de leopardo de las nieves, una de las especies más amenazadas del planeta”, en palabras del jurado.

Para lograr sus propósitos, la Snow Leopard Trust decidió forjar una alianza internacional entre los gobiernos de los 12 países donde habita el felino: Afganistán, Bután, China, India, Kazajistán, Kirguistán, Mongolia, Nepal, Pakistán, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán. Una vasta y extensa región agreste e inhóspita, cubierta por el hielo y la nieve durante gran parte del año, conocida como el 'Tercer Polo' de la Tierra y que alberga 14 de las cumbres más altas del planeta.

Su mundo se derrite

Según el prestigioso naturalista Charudutt Mishra, cofundador y actual director ejecutivo de esta organización, la especie se enfrenta a diferentes y graves amenazas. Por un lado, sufre las llamadas “matanzas de venganza”, explica Mishra, causadas por los ganaderos cuyos rebaños son atacados por el felino, por la caza furtiva y el tráfico ilegal de especies amenazadas.

Foto: Vista del monte Everest desde Nepal. (Unsplash)

A todo ello hay que añadir que en las últimas décadas su hábitat se ve cada vez más fragmentado por las infraestructuras que se están implantando en el entorno de sus territorios, como la construcción de carreteras, minas y presas. Y por último, a todas estas amenazas directas hay que añadir la mayor de todas ellas: el cambio climático, que está alterando las condiciones de vida en las altas montañas de Asia, derritiendo los hielos e intensificando los fenómenos meteorológicos extremos. “Toda la región del leopardo de las nieves se está calentando a una velocidad dos veces mayor que la media en el hemisferio norte”, señala Mishra.

placeholder Leopardo de las nieves. (Snow Leopard Trust)
Leopardo de las nieves. (Snow Leopard Trust)

Todas estas causas han conducido al felino a una situación de alta vulnerabilidad que motivó su inclusión en la lista roja de especies amenazadas que elabora la Unión Internacional de la Naturaleza (UICN) y motivó hace ya más de cuatro décadas, en 1981, la creación del International Snow Leopard Trust, una organización definida por su director ejecutivo como una gran “alianza intergubernamental” para cooperar en la conservación del felino y su hábitat: algo insólito en una región donde los enfrentamientos institucionales han degenerado históricamente en graves conflictos, incluidos los armados.

“Este compromiso refleja el poder que puede tener la conservación de la naturaleza para promover la cooperación internacional, incluso entre países que mantienen serias disputas”, subraya Mishra. “Si tenemos en cuenta que el hábitat del leopardo de las nieves abarca tantos territorios, su conservación sería imposible sin una colaboración que trasciende fronteras”.

placeholder Leopardo de las nieves. (Snow Leopard Trust)
Leopardo de las nieves. (Snow Leopard Trust)

El proyecto ya ha logrado establecer 24 áreas de protección (unos 500.000 kilómetros cuadrados) que abarcan un 25% del hábitat de la especie, donde se están implementando medidas de conservación en las que se han implicado tanto las autoridades de cada país participante, como la comunidad científica, ONG, empresas y poblaciones locales. Entre ellas destaca la creación de patrullas de vigilancia contra la caza furtiva, con más de 400 guardabosques formados por la propia organización.

Según los datos de la UICN, actualmente quedan menos de 3.500 ejemplares de leopardo de las nieves en libertad. Sin embargo, el International Snow Leopard Trust está llevando a cabo ahora mismo el primer gran censo sobre el terreno para comprobar el verdadero tamaño de la población y establecer su mapa de distribución con el máximo detalle.

Foto: Reserva Natural de Muniellos, en Asturias (Foto: Jose Luis Gallego)

“Lo que todos debemos comprender”, señala el máximo responsable de la organización premiada, “es que la conservación de la naturaleza nunca es una cuestión meramente local, sino un desafío global que nos concierne a todos, gobiernos, empresas y sociedad civil. Como ha demostrado la pandemia, vivimos en un mundo totalmente interconectado, y, por tanto, lo que ocurre con la biodiversidad en una montañosa zona remota de Asia puede tener un impacto directo en la otra punta del planeta”.

La Fundación BBVA ha premiado también a la Fundación CBD-Hábitat por “su labor pionera en defensa de la conservación del monte mediterráneo y algunas de sus especies más emblemáticas, como el águila imperial, el lince ibérico y el buitre negro” y al periodista ambiental Clemente Álvarez por su destacada contribución a la información vinculada al medio ambiente.

También conocido como ‘el fantasma de las cumbres’, el leopardo de las nieves (Panthera uncia) habita los rincones más remotos de las cumbres de Asia Central, por encima de los 6.000 metros de altitud, donde apenas ha llegado la huella del hombre. Por eso está considerado uno de los mamíferos salvajes más misteriosos y desconocidos del planeta.

Cambio climático Animales Naturaleza
El redactor recomienda