Es noticia
Menú
Los catalanes rechazan la independencia mientras el PSC se dispara y JxCAT se hunde
  1. España
  2. Cataluña
CIS CATALÁN

Los catalanes rechazan la independencia mientras el PSC se dispara y JxCAT se hunde

Según la última encuesta del CEO, el PSC ganaría las elecciones autonómicas y obtendría entre 36 y 42 escaños, tres más que los cosechados el 14 de febrero de 2021

Foto:  El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès i el líder de los socialistas catalanes, Salvador Illa, en el Parlament. (EFE/Marta Pérez)
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès i el líder de los socialistas catalanes, Salvador Illa, en el Parlament. (EFE/Marta Pérez)

La simpatía por la independencia sigue en caída libre. Según el último sondeo del Centro de Estudios de Opinión (CEO, el CIS catalán), el 52% de los catalanes no quieren que Cataluña sea un Estado independiente, mientras que sólo el 41% está a favor. En marzo pasado, los partidarios de la secesión eran el 44% y los contrarios se quedaban en el 48%, una opinión muy similar a la de octubre de 2020. Según esta encuesta, el PSC ganaría las elecciones y obtendría entre 36 y 42 escaños, tres más que los cosechados el 14 de febrero de 2021, cuando empató con ERC en número de diputados.

En la pregunta de cómo prefieren que sea Cataluña, los catalanes consideran en un 34% que quieren un Estado independiente, pero un 30% prefieren que sea una comunidad autónoma y un 22%, que sea dentro de una España federal. Sólo un 8% opta por considerarla una región. Según el CEO, ello representa una “relativa estabilidad desde el verano de 2019, con un ligero repunte de las opciones autonomista y regionalista”. La encuesta fue realizada entre el 7 de junio y el 7 de julio, con entrevistas a 2.000 ciudadanos.

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Andreu Dalmau)

Pero otro varapalo al secesionismo radical viene de la mano de otra pregunta directa, sobre la unilateralidad que pregona un segmento independentista que abarca desde JxCAT hasta la ANC u Òmnium Cultural: sólo el 11% de los catalanes está a favor de una independencia unilateral, frente a un 28% que prefiere una pactada. Pero tanto entre los partidarios de la secesión como entre los detractores se cree que la independencia y la unidad de España ha de ser pactada, ya que sólo un 8% de los contrarios a la ruptura con España quiere la unidad unilateral (y un 34% está a favor de la unidad de España pactada).

El PSC se dispara

En cuanto a intención de voto, el PSC se desmarca de sus rivales y obtendría entre 36 y 42 escaños (el 14 de febrero de 2021 obtuvo 33 escaños, empatando con ERC, aunque con 50.000 votos más). El partido que preside Salvador Illa se conviertiría en la primera fuerza política, con entre el 25 y el 29%.

ERC ocuparía el segundo lugar. Su estimación de voto es de entre el 19 y el 23% y obtendría entre 31 y 37 escaños. Uno de los grandes varapalos sería el de Junts, que tiene una intención de voto de entre el 14 y el 17% y con una previsión de diputados de entre 22 y 27. Ello representa un fuerte retroceso desde los 32 representantes actuales. Lo grave es que esa encuesta lo aleja de ERC, que es la previsión más temida de los ‘junteros’. Las preferencias de la ciudadanía por los republicanos es la peor noticia que le puede caer a la cúpula de JxCAT, puesto que eso les refuerza como el partido de referencia del independentismo. El desgaste de los sucesivos escándalos y la estrategia errática de los posconvergentes parecen ser los causantes de este desplome.

Foto: El Gobierno y la Generalitat celebran la tercera reunión de la mesa de diálogo este miércoles en el Palacio de la Moncloa. (EFE/J. J. Guillen)

Quien da la sorpresa es el PP, que obtendría entre el 7 y el 10% de los sufragios. Pasada la época del voto de castigo, una parte del electorado que se había ido a Vox vuelve al redil. Así, pasaría del último lugar del arco parlamentario a cuarta fuerza política subiendo de los 3 escaños actuales a una horquilla entre 9 y 14. A corta distancia se situaría la CUP, con una estimación de voto de entre el 8 y el 12%. La formación anticapitalista pasaría de los 9 representantes actuales a entre 8 y 12 diputados. Vox hace el recorrido inverso a los populares y de cuarta fuerza política baja a sexta, y pasaría de 11 a un máximo de entre 4 y 8 escaños.

En Comú Podem (ECP) sacaría unos resultados similares a los de las últimas elecciones, quizás con un ligero retroceso en el porcentaje de voto cosechado. Su estimación de voto es de entre el 4 y el 6% (igual que el de Vox) y sus escaños serían entre 4 y 7 (en la actualidad, ECP tiene 8). Ciudadanos cerraría la lista y ocuparía el último lugar (en las penúltimas elecciones fue la fuerza más votada y en 2021 quedó ya en penúltimo lugar) y se quedaría con un grupo de entre 3 y 6 representantes; en la actualidad, tiene 6 diputados.

Foto: La presidenta del Parlament, Laura Borràs. (EFE/Andreu Dalmau)

En los sondeos para unas elecciones generales el baremo cambia con respecto a las autonómicas, pero hay un cambio sustancial: los socialistas reconquistan la primera plaza que habían perdido en las dos últimas elecciones. Sacarán entre 13 y 15 escaños, mientras que ERC, que ganó las dos últimas, se quedaría con entre 11 y 14 diputados. Le siguen Junts, que seguiría en tercer lugar y obtendría entre 6 y 8 asientos. ECP y el PP empatarían y obtendrían entre 3 y 6, con ligera ventaja para los comunes. A continuación se situaría la CUP, que sacaría entre 2 y 4 representantes, y Vox, con una horquilla de entre 1 y 3. Ciudadanos cerraría de nuevo la clasificación, aunque podría quedarse fuera del Congreso, puesto que los sondeos le dan entre 0 y 2 diputados.

En valoración de los líderes, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, es el más valorado y el único que aprueba: un 5,1. Mientras, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, recibe una nota de 4,8 y queda en segundo lugar. En tercer lugar, se sitúa el líder de Podemos en el Congreso, Jaume Asens (4,6), empatado con la portavoz de la CUP, Eulàlia Reguant (4,6). La también ‘cupera’ Dolors Sabater obtiene un 4,5 y la líder de los comunes en el Parlament, Jessica Albiach, se queda con un 4,4. La misma nota que la presidenta del Parlament, Laura Borràs. A continuación, se sitúan los socialistas Salvador Illa (4,3) y Miquel Iceta (3,9), este último empatado con el fugado Carles Puigdemont. Para cerrar la lista, se sitúan el popular Alejandro Fernández (2,5); Lorena Roldán (2,3); Inés Arrimadas (2,2); el líder de Vox, Ignacio Garriga (2); y el presidente de los naranjas en el Parlament, Carlos Carrizosa (1,8).

La simpatía por la independencia sigue en caída libre. Según el último sondeo del Centro de Estudios de Opinión (CEO, el CIS catalán), el 52% de los catalanes no quieren que Cataluña sea un Estado independiente, mientras que sólo el 41% está a favor. En marzo pasado, los partidarios de la secesión eran el 44% y los contrarios se quedaban en el 48%, una opinión muy similar a la de octubre de 2020. Según esta encuesta, el PSC ganaría las elecciones y obtendría entre 36 y 42 escaños, tres más que los cosechados el 14 de febrero de 2021, cuando empató con ERC en número de diputados.

PSC Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Parlamento de Cataluña