Resultados de las elecciones en Cataluña 2021: quién ha ganado el escrutinio en votos y escaños
  1. España
  2. Cataluña
así cambia el parlament

Resultados de las elecciones en Cataluña 2021: quién ha ganado el escrutinio en votos y escaños

En los comicios con peor dato de participación de la historia, el PSC de Salvador Illa se alza como la lista más votada, pero la mayoría absoluta la podría retener el bloque independentista con 74 escaños

placeholder Foto: Salvador Illa, el candidato del PSC a estas elecciones (EFE)
Salvador Illa, el candidato del PSC a estas elecciones (EFE)

Mucho ha cambiado el reparto de escaños que salió resultante de las elecciones autonómicas de Cataluña en 2017, tras la declaración unilateral de independencia y el cese del Govern de Carles Puigdemont por la aplicación del artículo 155 de la Constitución, con la renovación de diputados que se ha votado en esta jornada electoral del 14 de febrero, en la que la participación en las urnas al cierre de los colegios se ha convertido en el peor dato de presencialidad de la historia de los comicios autonómicos más recientes. La cita electoral, que abrió con la incertidumbre de la constitución de las mesas, se ha desarrollado finalmente con normalidad y el escrutinio de los resultados electorales ha quedado garantizado, por lo que se han hecho públicos esta misma noche a pesar del temor inicial que expresó la Generalitat al contemplar la posibilidad de que un alto porcentaje de mesas sin constituir adulterasen los resultados.

La candidatura de Salvador Illa ha surtido efecto finalmente pese a las broncas críticas que el exministro tuvo que hacer frente en los últimos días de campaña electoral. El Partido Socialista de Cataluña (PSC) se ha convertido en la lista más votada del 14-F —relegando a Ciudadanos, que se llevó ese mismo mérito en 2017, con más de 649.000 votos (más del 23% de los sufragios emitidos)— lo que le granjeará ser la primera fuerza política en el Parlament de Cataluña gracias a los 33 diputados conseguidos por Illa. No obstante, la historia se repite: aunque el PSC se ha desmarcado como la candidatura más apoyada, sus votos no le aseguran ocupar el Palau de la Generalitat, ya que la suma de escaños de los partidos constitucionalistas (PSC, Vox, PP, En Comú-Podem y Ciudadanos) no cumple con la barrera de mayoría que se marca en el Parlament, 68 diputados.

Las matemáticas vuelven a favorecer a las formaciones independentistas, que en su conjunto se hacen con 74 escaños y consiguen la máxima representación por encima de los 72 escaños que se lograron en la convocatoria de 2015 cuando se presentaron en coalición Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Esta última formación, que se ha presentado a estos comicios bajo el paraguas de la candidatura de Pere Aragonès —que se postula como el candidato principal a la investidura de la presidencia por encima de Illa al contar, a priori, con más apoyos— ha conseguido batir a Junts per Catalunya como segunda fuerza política, al contrario de lo que ocurrió en la cita electoral de 2017, tras hacerse con el 21,31% de los votos emitidos, unos 602.000 aproximadamente. Con el mismo número de diputados que los conseguidos por el PSC, el partido de Aragonès supera por la diferencia mínima a JxCAT, que ha confiado en Laura Borràs la defensa de la lista por Barcelona a pesar de que Carles Puigdemont continuaba, desde Bruselas, siendo el número uno de la formación.

Junto a la Candidatura de Unión Popular (CUP), las dos fuerzas hegemónicas del independentismo amplían su mayoría absoluta para continuar ejerciendo el poder en la Generalitat catalana, aunque no consiguen superar el 50% de los sufragios que marcaban como barrera para sentirse ampliamente validados para retomar la vía de la declaración unilateral de independencia. De acuerdo con la nota informativa sobre los resultados electorales que ha publicado la Generalitat con el 98% del escrutinio, el bloque independentista se queda en un 48% de los votos. La candidatura de la CUP, liderada por Dolors Sabater, es la que ha crecido en mayor medida aumentando su representación en el Parlament en cinco escaños, por lo que retiene la llave para lograr la mayoría absoluta a la espera de los posibles pactos que puedan surgir de estos comicios.

De vuelta al bloque constitucionalista, se ha confirmado la previsión que pronosticaba un batacazo de Ciudadanos, que se ha hundido en estas elecciones autonómicas y pasa de ser la primera fuerza política en la región a quedarse con el séptimo puesto, perdiendo por el camino 30 escaños. En el otro lado de la balanza se sitúa Vox, el partido de Santiago Abascal, que ha irrumpido finalmente con fuerza en el Parlament con más de 217.000 votos y 11 escaños. "Vox va a estar a la altura. Sabemos que tenemos la responsabilidad de construir una alternativa patriótica contra el socialismo sin escrúpulos y contra el separatismo egoísta", ha compartido a través de su perfil oficial en Twitter el líder de la formación 'verde' al darse a conocer lors resultados de esta jornada electoral.

"Auguraron nuestra debacle, pero nos consolidamos. Somos una fuerza modesta, pero ineludibles para un gobierno de izquierdas en cataluña y para que haya Gobierno y bloque parlamentario en España frente a una derecha cada día más ultra", ha escrito por su parte Pablo Iglesias con respecto a lo conseguido por En Comú-Podem, la confluencia de Podemos en Cataluña, que se mantiene tal y como se posicionó en 2017: con 8 escaños. En contrapartida al ascenso de Vox, el Partido Popular ha empeorado sus resultados en estas elecciones perdiendo más de 80.000 votos por el camino y un escaño. Así, tras unos comicios autonómicos envueltos en incertidumbre, se aclara por fin el aspecto que tendrá el Parlament en la próxima legislatura, que tendrá que pasar primero por el reto de lograr la investidura de un candidato a la presidencia de la Generalitat.

Elecciones Cataluña 2021
El redactor recomienda