El bloque independentista alcanza la mayoría absoluta y Vox arrasa a PP y Cs
  1. España
SUPERADO EL 90% DEL ESCRUTINIO

El bloque independentista alcanza la mayoría absoluta y Vox arrasa a PP y Cs

A pesar de los recelos entre los tres partidos, ERC, JxCat y la CUP refuerzan el bloque independentista y podrían reeditar un Govern soberanista

placeholder Foto: El candidato de ERC, Pere Aragonès, en un reciente acto electoral
El candidato de ERC, Pere Aragonès, en un reciente acto electoral

Las tres formaciones independentistas, ERC, JxCat y la CUP, han logrado la mayoría absoluta en las elecciones catalanas, ya que la suma de sus escaños rebasa de sobra el umbral de 68 escaños necesarios para ello (el Parlament tiene un total de 135). Aunque el ganador en votos ha sido el candidato del PSC, Salvador Illa, sus opciones de gobernar resultan remotas, ya que necesitaría para ello los síes de Esquerra y de En Comù Podem. De los independentistas parece imposible; de los comunes más que probable.

Los 33 diputados de ERC, los 32 de JxCat y los 9 de la CUP asientan esta mayoría. Si se ponen de acuerdo en un programa de gobierno, habrá de nuevo una Generalitat encabezada por un líder soberanista, quizá Pere Aragonès. La clave de esta resistencia radica en la buena marcha de la formación de Oriol Junqueras a pesar de algunos síntomas de agotamiento en el tramo final de campaña. También en la vitalidad electoral que ha demostrado la organización de Carles Puigdemont y de Laura Borràs.

La otra sorpresa la ha dado Vox. Aunque se vaticinaba un resultado muy bueno, ha sido incluso mejor, pues ha obtenido 11 escaños y una suma de votos que casi dobla los de Cs y PP. El auge de la formación de Abascal, que no tenía presencia parlamentaria en Cataluña, obedece precisamente a la catástrofe de las siglas de Inés Arrimadas y de Pablo Casado, que quedan muy tocados tras estos resultados.

El constitucionalismo se consagró en las pasadas elecciones, no hace ni cuatro años, gracias al triunfo de la actual líder nacional de Ciudadanos. El PP, en cambio, logró un resultado muy por debajo, en tanto que el PSC, de corte federalista, subió, aunque de manera insuficiente. En los comicios de este domingo, el constitucionalismo se ha desinflado porque Ciudadanos ha perdido 30 escaños y el PP, uno, y ello ha obedecido a la irrupción de Vox y a sus consignas electorales, que han tenido más que ver con la inmigración y con la seguridad ciudadana. El partido que en esta campaña ha liderado Joan Garriga ha recogido la decepción de ese núcleo electoral que antes aglutinó Arrimadas.

El bloque que sí ha triunfado porque ha conseguido mantenerse es el independentista. A ERC le ha ido levemente mejor, a JxCat levemente peor y a la CUP significativamente mejor, siempre en comparación con los resultados de 2017. Estos tres partidos deberán superar sus rencillas si quieren volver a reeditar un Govern de marcado carácter secesionista. A estos partidos no se ha unido el PDeCAT, pues no ha podido entrar en el Parlament.

La jornada electoral se ha caracterizado por el alto porcentaje de abstenciones. Alrededor de un 46% de los catalanes que pueden votar no lo han hecho. Eso parece que ha beneficiado a las formaciones que apuestas por la separación del Estado.

La Generalitat, pese a la tasa de contagios, aún elevada, aunque en descenso, ha organizado sin incidencias una jornada marcada por el miedo al contagio por coronavirus.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) CUP Partido Popular (PP) PSC
El redactor recomienda