Es noticia
Menú
El 'chiringuito' literario de Borràs: el origen de la trama de corrupción en la Generalitat
  1. España
  2. Cataluña
Grupo Hermeneia

El 'chiringuito' literario de Borràs: el origen de la trama de corrupción en la Generalitat

El TSJC expone en su auto de procesamiento el 'modus operandi' de la presidenta del Parlament desde 2005, cuando dirigió el grupo literario Hermeneia, relacionado con las supuestas adjudicaciones fraudulentas a un amigo

Foto: La presidenta del Parlament, Laura Borràs. (EFE/Toni Albir)
La presidenta del Parlament, Laura Borràs. (EFE/Toni Albir)

El sumario judicial sobre la presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha destapado un reguero de presuntas irregularidades de la segunda autoridad de Cataluña. Pero también arroja sospechas fundadas sobre otras actividades en las que la dirigente independentista participó hace años. Es el caso del Grupo Hermeneia, un círculo de lectura creado hace más de 10 años que se sitúa como el origen de la trama que acorrala a Borràs, procesada por prevaricación administrativa, fraude administrativo, falsedad en documento mercantil y delito continuado de malversación de caudales públicos. Está en entredicho el Premi Ciutat de Vinaròs, pero la investigación también pone de manifiesto un 'modus operandi' que, entre otras cuestiones, implica el robo de datos de empresas de profesores universitarios para presentar presupuestos a su nombre y utilizarlos posteriormente en adjudicaciones fraudulentas de la Generalitat.

El galardón, impulsado en 2005 por el Ayuntamiento de Vinaròs y Hermeneia, está en el centro de la diana. Los investigadores señalan el grupo de lectura como una prueba de los vínculos entre Borràs, entonces presidenta del grupo de lectura, y su amigo Isaías Herrero. Según consta en el sumario, la presidenta del Parlament le otorgó posteriormente más de una docena de contratos supuestamente fraudulentos, por los que habría detraído del erario público hasta 267.000 euros entre 2013 y 2017, cuando era directora del Institut de les Lletres Catalanes (ILC).

Foto: Laura Borràs (i) y Quim Torra. (EFE/Pool/Quique García)

En la primera edición de los Premis Ciutat de Vinaròs, ya apareció el nombre de Herrero como ganador de una de las categorías, con la obra '21 días', en la modalidad de narrativa en castellano. Al año siguiente, en los segundos premios, el amigo de Borràs volvió a ganar un galardón con ‘La casa sota el temps’, considerada como la mejor obra digital en lengua catalana. También se impuso en poesía digital, a la que había enviado la obra ‘Universo molécula’. En uno de los curriculos de Laura Borràs obtenidos por El Confidencial, la presidenta del Parlament figura como jurado de estos premios.

El auto dictado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) esta semana, en el que pide a la Fiscalía que formule petición de juicio oral y escrito de acusación o archivo de la causa, afirma con rotundidad que Borràs y Herrero “habían coincidido en Hermeneia, un grupo de investigación de estudios literarios y tecnologías digitales dirigido por Laura Borràs y del que era miembro Isaías Herrero”. La relación, no obstante, era más amplia. La propia Borràs era la directora del máster ‘Literatura en la era digital’ y del posgrado ‘Literatura contemporánea y literatura digital’. En los cursos impartidos, Herrero hacía de profesor y le facturaba las clases a nombre de la cooperativa Xarxa Integral, la misma que entre 2013 y 2017 fue utilizada para cobrar de la Generalitat más de 100.000 euros en contratos menores sospechosos.

Foto: La presidenta del Parlament, Laura Borrás. (EFE/Alejandro García)

En Hermeneia colaboraba Aleix Cort, un antiguo crítico literario que tenía la empresa Elit3 14 SL y que también era integrante del equipo docente del máster ‘Literatura en la era digital’, del Instituto de Formación Continua de la Universidad de Barcelona, junto a Borràs y Herrero. Elit3 14 apareció en los expedientes de la Generalitat, pero Cort declaró ante los investigadores que ni él ni nadie de su empresa habían presentado ninguno de los ocho presupuestos que se encontraron. De esta afirmación se infiere que sus compañeros de máster podrían haberse aprovechado de sus datos para presentar presupuestos en nombre de su empresa sin su conocimiento. Los jueces dirán hasta qué punto los dos amigos maniobraron para falsificar documentos y quedarse con el dinero público.

Adjudicación de contratos

Pero si algo queda claro en el auto de procesamiento, es que la relación entre Borràs y Herrero tuvo un componente definitivo. Si con Hermeneia lo primero que hizo la presidenta fue premiar a su amigo, cuando llegó a alto cargo de la Generalitat lo repitió. La cronología de los hechos así lo evidencia. El 15 de enero de 2013, Borràs fue nombrada directora del Institut de les Letres Catalanes y pocos días después presentó a Herrero al personal de la institución como el nuevo responsable de la web. El 25 de febrero, Herrero enviaba un correo electrónico por el que se deduce que ya habían previsto cómo obtener fondos públicos: habían convenido tres presupuestos de 64.000 euros. El primer bloque, con el concepto de 'Portal e integraciones varias', sería por importe de 40.000 euros; el segundo, relativo a 'Campus Moodle', de 6.000 euros, y el tercero, bajo el concepto 'Publicaciones electrónicas', costaría a las arcas públicas 18.000 euros. Los primeros 40.000 euros, además, deberían repartirse en tres facturas diferentes para que no se sobrepasase el límite de 18.000 euros (más IVA) que tienen los contratos menores.

Foto: Laura Borràs. (EFE)

El papel de Hermeneia no era el de un simple grupo literario. En el ordenador de Herrero se encontró una carpeta con el nombre ‘Laura-Presupuestos’. En ella, había tres archivos que correspondían a presupuestos que sirvieron para simular concurrencia en la adjudicación de los tres primeros encargos de la Generalitat a Herrero.

Las pruebas materiales que existen son contundentes. Borràs es quien guía los pasos de su amigo, según consta en conversaciones reproducidas en el sumario. Como se necesita fraccionar los pagos, Herrero le suelta: “Entendido, entonces ya puedo comenzar a llamar a puertas para que me hagan facturas… Ya que he de enredar a alguien para cubrir ‘Moodle’ y ‘Publicaciones”. El resto las cubrirían a razón de una a nombre de él en persona y otra por cada una de las empresas que controlaba, simulando que los destinatarios finales no tenían nada que ver entre ellos. Por ese malicioso procedimiento, Isaías Herrero se embolsó presuntamente más de 267.000 euros de fondos públicos, por los que ahora ambos tendrán que responder ante el juez.

Pero en los ordenadores de Herrero se encontraron también evidencias de al menos tres adjudicaciones más a tres empresas que nunca habían trabajado para el ILC y que extendieron las facturas a petición suya. Por ello, los investigadores sostienen que, aunque el amigo de Borràs se llevó esos 267.000 euros directamente, el fraude total puede ascender a 330.442,65 euros. Ya procesados, la fecha del juicio se conocerá próximamente, una vez se emita el escrito de acusación.

El sumario judicial sobre la presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha destapado un reguero de presuntas irregularidades de la segunda autoridad de Cataluña. Pero también arroja sospechas fundadas sobre otras actividades en las que la dirigente independentista participó hace años. Es el caso del Grupo Hermeneia, un círculo de lectura creado hace más de 10 años que se sitúa como el origen de la trama que acorrala a Borràs, procesada por prevaricación administrativa, fraude administrativo, falsedad en documento mercantil y delito continuado de malversación de caudales públicos. Está en entredicho el Premi Ciutat de Vinaròs, pero la investigación también pone de manifiesto un 'modus operandi' que, entre otras cuestiones, implica el robo de datos de empresas de profesores universitarios para presentar presupuestos a su nombre y utilizarlos posteriormente en adjudicaciones fraudulentas de la Generalitat.

Generalitat de Cataluña Junts per Catalunya Laura Borràs
El redactor recomienda