Es noticia
Menú
Junts estudia cómo arrinconar a Borràs en su carrera a la Generalitat
  1. España
  2. Cataluña
La crisis del Parlament se enquista

Junts estudia cómo arrinconar a Borràs en su carrera a la Generalitat

Carles Puigdemont, desde Waterloo, vetó en su día que fuera la primera en la lista en las elecciones de la Generalitat en 2021. Tampoco cuenta con las simpatías de Jordi Sànchez

Foto: La presidenta del Parlament, Laura Borràs. (EFE/Enric Fontcuberta)
La presidenta del Parlament, Laura Borràs. (EFE/Enric Fontcuberta)

JxCAT vive con incomodidad la crisis en la que se ha sumido Laura Borràs como presidenta del Parlament. Ha ido cambiando su versión sobre la pérdida del escaño del ya exdiputado 'cupaire' Pau Juvillà. Y aunque en un principio se había comprometido a defender hasta las últimas consecuencias al anticapitalista, finalmente optó por no desobedecer a la Junta Electoral Central. La crisis se ha enquistado y ahora en Junts hay diversos sectores mayoritarios que quieren utilizar este conflicto para descabalgar a Borràs de una posible candidatura a la Generalitat. En JxCAT cada vez se ve más complicado el encaje de esta y su sector de seguidores con una lista para presidir Cataluña, lo que está tensionando internamente la organización.

Laura Borràs sigue teniendo sus seguidores. Entre ellos, los diputados Francesc Dalmases, Aurora Madaula y Jaume Alonso-Cuevillas. El sector Borràs es el colectivo de JxCAT más cercano a la CUP. Pero uno de los problemas a los que se enfrenta es que buena parte de sus apoyos se ha quedado fuera. Quim Torra, su mentor político, no milita en el partido. Y otro de sus aliados, el exvicepresidente del Parlament Josep Costa, tampoco.

Foto: La presidenta del Parlament, Laura Borràs. (EFE/Enric Fontcuberta)

A Borràs le queda su popularidad, buena parte de las bases son incondicionales a su figura. Como explican fuentes de JxCAT, el secretario de Organización tendría que haber comunicado a Borràs hace tiempo que no puede ser candidata porque está implicada en un caso de presunta corrupción. Está acusada de haber troceado contratos en su época como presidenta del Institut de les Lletres Catalanes (IEC). Sin embargo, el movimiento ha sido otro. Borràs obligó a David Saldoni a dejar la presidencia de la Comisión del Estatut del Diputado en el Parlament y en su lugar colocó a Jaume Alonso-Cuevillas, quien elaboró el dictamen que acabó sentenciando a Pau Juvillà. El pequeño detalle político es que Saldoni es precisamente el secretario de Organización de JxCAT.

Así, Laura Borràs aspira todavía a ganar unas primarias en JxCAT. Algo que sigue estando al alcance de su mano a causa de su gran popularidad entre las bases. Pero es solo ahí. El presidente de JxCAT, Carles Puigdemont, desde Waterloo, vetó en su día que fuera la primera en la lista en las elecciones de la Generalitat en 2021. Tampoco cuenta con las simpatías de Jordi Sànchez, secretario general del partido, hombre fuerte y protector de Saldoni.

Otros sectores

El propio Albert Batet, cabeza del grupo parlamentario, está muy incómodo con la situación provocada por Borràs, según apuntan fuentes de la formación independentista.

Otras facciones más minoritarias del partido saben que el 'conseller' de Economía, Jaume Giró, sale muy bien parado en las encuestas internas

Otras facciones más minoritarias del partido saben que el 'conseller' de Economía, Jaume Giró, sale muy bien parado en las encuestas internas. Apoyado por personas como Jordi Turull —muchas de ellas colocadas en la Generalitat­— o Josep Rull ­—fuertes en los ayuntamientos fuera de Barcelona—. La figura de Giró parece más capaz de llevar al partido por una senda pragmática que al mismo tiempo no renuncie a la independencia a medio plazo, tan medio como indefinido.

Pero para eso es necesario que Borràs no se presente a las primarias. En unas elecciones internas en que se enfrente el perfil popular de la presidenta de la Cámara contra el tecnócrata Giró, los más de 4.000 militantes del partido acabarán inclinándose por la primera.

Bandazos con Juvillà

El silencio de Puigdemont en el caso Juvillà es significativo. Borràs no solo no lo ha defendido, es que estando enfermo evitó que delegase su voto para que pudiese votar en el propio pleno que presuntamente iba a defenderle. Además, la secretaria general del Parlament, Esther Andreu, persona nombrada por la propia Borràs y de su estricta confianza, ya había dado de baja a Juvillà con efectos retroactivos del 28 de enero, cuando se estaba celebrando el pleno del 3 de febrero.

Foto: El diputado de la CUP y secretario tercero del Parlament, Pau Juvillà. (EFE/Quique García)

Las contradicciones son tantas que Borràs se fue este lunes a RAC-1, una emisora de corte independentista, pero solo sirvió para que volviera a cambiar de versión sin convencer a nadie. Según ella, la culpa es de Pere Aragonès, que no respaldó su idea de un frente de desobediencia. La Generalitat lo niega. La CUP la acusa de mentir y aseguran que había retirado acreditación y derechos a Juvillà antes del pleno. Al final, la presidenta se ha comprometido a dar explicaciones sobre el fiasco el próximo martes ante la Junta de Portavoces del Parlament. Lo hará a puerta cerrada y sin admitir preguntas de la prensa. Borràs quería encabezar la revuelta independentista y se ha convertido en un factor de desunión de los partidos soberanistas. En JxCAT solo esperan que el desastre se confirme la próxima semana para ver a quién envían a ponerle el cascabel al gato.

JxCAT vive con incomodidad la crisis en la que se ha sumido Laura Borràs como presidenta del Parlament. Ha ido cambiando su versión sobre la pérdida del escaño del ya exdiputado 'cupaire' Pau Juvillà. Y aunque en un principio se había comprometido a defender hasta las últimas consecuencias al anticapitalista, finalmente optó por no desobedecer a la Junta Electoral Central. La crisis se ha enquistado y ahora en Junts hay diversos sectores mayoritarios que quieren utilizar este conflicto para descabalgar a Borràs de una posible candidatura a la Generalitat. En JxCAT cada vez se ve más complicado el encaje de esta y su sector de seguidores con una lista para presidir Cataluña, lo que está tensionando internamente la organización.

CUP Quim Torra Parlamento de Cataluña Junts per Catalunya Laura Borràs Carles Puigdemont Cataluña
El redactor recomienda