Es noticia
Menú
El Govern usó los JJOO de Invierno 2030 para adjudicar contratos a dedo a políticos afines
  1. España
el consejero de interior, beneficiado

El Govern usó los JJOO de Invierno 2030 para adjudicar contratos a dedo a políticos afines

La Guardia Civil halló correos que revelan que la Generalitat encargó asesorías jurídicas sin concurso previo al actual consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, y al exconsejero de Presidencia y exportavoz del Govern Francesc Homs

Foto: El 'conseller' de Interior, Joan Ignasi Elena, el pasado enero, en una sesión de control del Parlament de Cataluña. (EFE)
El 'conseller' de Interior, Joan Ignasi Elena, el pasado enero, en una sesión de control del Parlament de Cataluña. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El fantasma de la corrupción sobrevuela la representación catalana en la candidatura Pirineos-Barcelona a los Juegos Olímpicos de Invierno 2030. Documentos intervenidos por la Guardia Civil en los registros de la operación Voloh revelan que altos cargos de los gobiernos de Quim Torra y Pere Aragonès usaron partidas destinadas a la preparación del proyecto olímpico para adjudicar a dedo contratos de asesoría a políticos y empresarios afines. Entre los beneficiados por estos encargos se encuentran el actual consejero de Interior de la Generalitat, Joan Ignasi Elena, y el exconsejero de Presidencia (2012-2015) y exportavoz de CiU en el Congreso (2015-2016) Francesc Homs.

Elena está inmerso en estos momentos en una polémica por cesar a mandos de los Mossos d’Esquadra que investigaban casos de corrupción que afectan a los partidos de su propio Gobierno, como la trama del 3% y el fraccionamiento de contratos por el que está imputada la presidenta del Parlament, Laura Borràs. Antes de que Aragonès lo situara al frente de Interior en mayo de 2021, Elena, exdirigente del PSC, era socio del despacho de abogados Sinergia EDM. Un correo localizado por los investigadores de la Guardia Civil revela que el 8 de febrero de 2019 se reunió con Ricard Font, presidente de Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC), el organismo que gestiona las estaciones de esquí catalanas y encabeza la candidatura Pirineos-Barcelona, para sondear “propuestas de colaboración profesional” relacionadas con el proyecto olímpico.

placeholder Pulse aquí para consultar el documento completo.
Pulse aquí para consultar el documento completo.

Un contrato menor para Joan Ignasi Elena

Dos semanas después, el 22 de febrero de 2019, Elena envió a Font un correo con tres presupuestos de diversos servicios de asesoría jurídica para los Juegos de Invierno. El primero ascendía a 10.000 euros más IVA y se centraba en la estructura organizativa que debía tener la candidatura; el segundo era de 14.500 euros más IVA y abordaba los aspectos medioambientales del futuro proyecto, y el tercero y último era una mezcla de los dos primeros, pero sumaba otra vez 14.500 euros más IVA.

Elena reenvió los presupuestos a Gerard Figueras, un dirigente de Junts per Catalunya que ocupa actualmente el cargo de secretario de Acción Exterior de la Generalitat, pero que entonces era secretario de Deportes y está imputado en varias causas por prevaricación y malversación de caudales públicos. Por su condición de máximo responsable del Consejo Catalán de Deportes, Figueras ocupaba en esa época la presidencia de la candidatura de los Juegos de Invierno e influía en los desembolsos de Ferrocarriles en todo lo relacionado con el proyecto olímpico.

placeholder Pulse aquí para consultar el documento completo.
Pulse aquí para consultar el documento completo.

Elena acabó consiguiendo un contrato del ente público ferroviario. Según los documentos incorporados al sumario que instruye el titular del Juzgado número 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre, Figueras y Font acordaron con Elena tramitar el encargo a través de la tercera fórmula, una mezcla de asesoría ambiental e institucional con un único pago de 14.500 euros más IVA. El importe permitía tramitar la licitación como un contrato menor, al no superar el límite legal de 15.000 euros más IVA, y evitar por tanto tener que convocar un concurso público abierto a otros competidores. El actual máximo responsable de los Mossos envió a Font y Figueras sus informes el 7 de junio de 2019. “Gracias por la confianza”, escribió Elena, que estampó al final de los documentos. Semanas después, Ferrocarriles abonó a Sinergia EDM los 17.545 euros acordados, impuestos incluidos.

9.000 euros más IVA para Francesc Homs

La candidatura Barcelona-Pirineos ya había resultado rentable un año antes para Francesc Homs, antigua mano derecha de Artur Mas, portavoz del Govern entre 2010 y 2015 y abogado de formación. Con este último rol, se encargó de coordinar las defensas de los líderes del 1-O durante el juicio en el Tribunal Supremo. Pero, antes de que empezara ese proceso, Homs consiguió otro contrato de asesoría jurídica al proyecto olímpico.

Según los correos intervenidos por los investigadores, Homs envió un correo el 14 de septiembre de 2018 al entonces director del Consejo Catalán del Deporte, Toni Reig, para cerrar los flecos de un contrato que llevaba semanas negociando en secreto con los máximos responsables de la candidatura. “Buenos días”, escribió Homs, “De acuerdo con la reunión mantenida ayer, os vuelvo a enviar modificada la propuesta de trabajos técnicos para la constitución del ente promotor de la candidatura Juegos Olímpicos de Invierno Pirineos Barcelona (…) Cordialmente, Francesc Homs, abogado y consultor”.

placeholder Pulse aquí para consultar el documento completo.
Pulse aquí para consultar el documento completo.

El exdirigente de CiU tasó sus servicios, qué básicamente consistían en analizar qué tipo de persona jurídica era la más idónea para articular la candidatura, en 9.000 euros más IVA. Reig reenvió automáticamente la propuesta de Homs a Figueras, que autorizó de forma inmediata el encargo. Al no superar tampoco el límite del contrato menor, no fue necesario iniciar un proceso de licitación. La relación oficial de contratos menores de la Generlitat del ejercicio 2018 revela que el 5 de octubre, solo 21 días después de que Homs enviara su oferta, su oficina de asesoría, Tarba Consultoría Jurídica y Técnica SL, recibió una transferencia del Consejo Catalán de Deportes de 10.890 euros, impuestos incluidos. No obstante, Homs asegura en conversación con este diario que nunca llegó a hacer ningún trabajo ni cobró nada por ello.

El exministro Joan Clos, 200.000 euros

Las comunicaciones incorporadas al sumario revelan otras irregularidades en torno al proyecto Barcelona-Pirineos. El 14 de enero de 2019, a las 9:31 de la mañana, Font escribió a Figueras para comentar la contratación de Elena y preguntarle si debía llamar “a Joan Clos”, el dirigente del PSC-PSOE exalcalde de Barcelona (1997-2006) y exministro de Industria (2006-2008). Figueras contestó afirmativamente tres minutos más tarde. “Clos nos puede poner el sello Proyecto Sostenible Naciones Unidas. El precio de Clos sobrepasa el [contrato] menor (me habló de unos 200.000 euros). Pero está bien que le cites y comience a hablar. Seguimos!”, respondió el secretario del Consejo Catalán de Deportes.

placeholder Pulse aquí para consultar el documento completo.
Pulse aquí para consultar el documento completo.

El interés por contratar a Joan Clos tenía que ver con los ocho años (2010-2018) que había estado al frente del Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos. Su fichaje podía mejorar la percepción de la candidatura e incorporar, además, a un sector del PSC reacio al proyecto.

De las comunicaciones se desprende que el exministro de Industria de José Luis Rodríguez Zapatero estaba dispuesto a aceptar la propuesta, pero su tarifa de 200.000 euros obligaba a convocar un concurso al que podían presentarse otros interesados. Sin embargo, el modo en que Figueras daba por hecha la contratación de Clos cuestiona la limpieza de ese proceso. En mayo de ese año, el exalcalde de Barcelona fue contratado por la consultora de comunicación Atrevia como asesor de asuntos públicos y, dos meses más tarde, Quim Torra lo eligió para ocupar un asiento en el Consejo Asesor del Desarrollo Sostenible de la Generalitat.

Operación 'enchufar a Maite'

Además de Figueras, la candidatura olímpica cuenta en su historial con otro alto cargo investigado por la Justicia. Se trata de Maite Fandos, una histórica de CiU que ocupó hasta noviembre de 2019 la dirección de Relaciones Institucionales del proyecto Barcelona-Pirineos. Fandos había sido concejala de Deportes del Ayuntamiento de Barcelona durante el mandato de Xavier Trias (2011-2015) pero, tras las últimas elecciones municipales y ante la progresiva pérdida de poder de la facción de Convergència Democràtica de Catalunya, Figueras, el propio Trias y hasta Artur Mas se movilizaron para encontrar un sueldo público para Fandos. El presidente de Ferrocarriles, Ricard Font, también participó en esas gestiones.

placeholder Pulse aquí para ampliar la imagen.
Pulse aquí para ampliar la imagen.

Según las intervenciones telefónicas, los dirigentes de la antigua CiU temían que la edil se “desbocara” y contara “cosas que no toca”. De hecho, Fandós aparece en los audios exigiendo abiertamente un salario en una Administración pública. Finalmente, logró que la nombraran asesora de la Diputación de Barcelona, pero dedicaría su tiempo a los Juegos de Invierno. Fandos fue detenida en la operación Voloh por un presunto delito de tráfico de influencias por sus maniobras para ser enchufada en alguna Administración. La Diputación se apresuró a afirmar que Fandos no tenía ninguna relación con Barcelona-Pirineos, pero su nombre aparece en un organigrama del proyecto olímpico que fue intervenido por la Guardia Civil en los registros.

Foto:  Xavier Trias, Maite Fandos y Artur Mas en un montaje de El Confidencial.

Las sospechas de nepotismo surgen de casi cualquier rincón de la candidatura. El 9 de enero de 2019, Figueras se reunió con el exdirector ejecutivo de la ACB y expresidente del Real Club Tenis de Barcelona Albert 'Beto' Agustí y con el presidente de la empresa de eventos deportivos Octagon, Joan Cusco, para abordar la incorporación de ambos al proyecto olímpico. Al día siguiente, Figueras escribió a Font para ordenarle que los contratara mediante “un encargo profesional, de entrada en forma de [contrato] menor, por unos primeros meses”. “¿Cuándo y cómo quieres que lo activemos?”, preguntó Font. “Lo más rápido posible”, contestó el secretario general del Consejo Catalán de Deportes.Con todo, las gestiones se demoraron un mes. Beto Agustí envió un correo a Font el 12 de febrero de 2019 en el que, contra toda lógica, fijaba las condiciones de su propia contratación por parte del ente público ferroviario, aunque se refería a él mismo en tercera persona.

Cuatro facturas de 3.750 euros cada una

“Ferrocarilles contrataría a Albert Agustí como consultor externo por el periodo 'desde hoy' hasta el 30 de mayo de 2019 por un importe de 15.000 euros", el tope legal para evitar una licitación. "El concepto del encargo”, continuó Agustí, “sería alguna cosa similar a 'Creación de una plataforma empresarial y civil para el soporte institucional y económico del proyecto de candidatura de Pirineos-Barcelona como sede de los Juegos Olímpicos de Invierno 2026 o 2030. Coordinación, desarrollo, presentación y firma de oportunidades de colaboración. Seguimiento y coordinación con el resto del equipo de la candidatura, la secretaria de Deportes y Ferrocarriles”. El nombre del encargo, al final, era lo de menos.

Agustí reenvió el correo a Figueras. En el cuerpo del texto, también aparecía su plan de cobro. “Propongo hacer cuatro facturas de vencimientos 28 de febrero, 30 de marzo, 30 de abril y 30 de mayo de 2019, de 3.750 euros cada una”, escribió el gestor deportivo. Su intención era girar la primera apenas 16 días después de escribir ese correo. “A partir del 1 de junio, valoraríamos la situación del proyecto y su recorrido, y decidiríamos la fórmula de colaboración posterior”. Agustí reclamó incluso un cargo en la futura Fundación Olímpica que se articularía para vehicular todo lo que conllevara ser sede de los Juegos Olímpicos.

Agustí reclamó incluso un cargo en la futura Fundación Olímpica

Figueras no puso reparos a ninguna de esas exigencias. Al contrario, contestó que debían pensar en un nombre para el puesto que tendría Agustí en la estructura directiva de Barcelona-Pirineos y localizar también una oficina para ubicar su futuro despacho. “Abrazos Beto y muchas gracias”, terminó Figueras.

La Justicia ha puesto el foco en otros responsables públicos del deporte catalán por el desvío de fondos públicos. También está siendo investigado en el Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona el antecesor de Figueras en el Consejo Catalán de Deportes, Iván Tibau, así como un colaborador de este, Xevi Ardite, que ocupó diversos cargos en órganos autonómicos relacionados con el mundo del deporte. Tibau ocupa en la actualidad un puesto directivo en CaixaBank y Ardite es responsable de Aurial Pádel Vic, propiedad de la jugadora profesional de pádel Marta Marrero.

El fantasma de la corrupción sobrevuela la representación catalana en la candidatura Pirineos-Barcelona a los Juegos Olímpicos de Invierno 2030. Documentos intervenidos por la Guardia Civil en los registros de la operación Voloh revelan que altos cargos de los gobiernos de Quim Torra y Pere Aragonès usaron partidas destinadas a la preparación del proyecto olímpico para adjudicar a dedo contratos de asesoría a políticos y empresarios afines. Entre los beneficiados por estos encargos se encuentran el actual consejero de Interior de la Generalitat, Joan Ignasi Elena, y el exconsejero de Presidencia (2012-2015) y exportavoz de CiU en el Congreso (2015-2016) Francesc Homs.

Generalitat de Cataluña Guardia Civil Tribunal Supremo Junts per Catalunya Quim Torra Mossos d'Esquadra Juegos Olímpicos Xavier Trias
El redactor recomienda