Al borde de la imputación

"Imagínala de ministra y dándome trabajo": el amigo de Borràs se embolsó 260.000 €

El Supremo tiene en sus manos la imputación de la portavoz de JxCAT en el Congreso por cuatro delitos

Foto: Laura Borràs. (EFE)
Laura Borràs. (EFE)

"Imagínatela de ministra de Cultura y a mí dándome trabajo de esto. De puta madre". En estos términos se expresaba el amigo y colaborador de la portavoz de Junts per Catalunya en el Congreso de los Diputados, Laura Borràs, al que presuntamente favoreció con contratos irregulares. Sobre la política catalana planea una inminente imputación por cuatro delitos de corrupción —prevaricación, malversación, fraude administrativo y falsedad documental— que está ya en manos del Tribunal Supremo.

La exposición razonada que ha remitido al alto tribunal la jueza de Barcelona instructora del caso, a la que ha tenido acceso El Confidencial, cuantifica las cantidades que se embolsó Isaías Herrero durante más de cuatro años por obra y gracia de la que fuera directora del Institución de las Letras Catalanas (ILC), ahora encumbrada por Carles Puigdemont a posible candidata a la presidencia en sustitución de Quim Torra. Los contratos que atribuyó a Herrero de forma irregular rozan los 260.000 euros y se trocearon en adjudicaciones inferiores a los 18.000 euros para que no saltaran las alarmas.

El escrito asegura que durante el periodo comprendido entre el 15 de enero de 2013 y el 19 de enero de 2018, Borràs "abusó de su función y adjudicó de manera directa o indirectamente de manera arbitraria todos los contratos de programación informática" con la intención de defraudar a la institución bajo su mando. "Causó con ello un daño al erario público", indica también el escrito.

Gran parte de los indicios se basan en intervenciones telefónicas del propio Herrero. "Prepara la factura a ver si suena la flauta", se le escucha decir en uno de los pinchazos. También evidencia cómo sufrían porque "con la intervención" (en referencia a la aplicación del 155) hubiera una comisión económica que comenzara a mirar todos los gastos. "Comenzarán a salir marrones, porque yo tengo una de marrones, buf", añadía.

"Hombre, claro, pero yo con la Borràs, con la jefa, facturo con la cooperativa, yo facturo unos trapis por allí", dice en otro momento

"Hombre, claro, pero yo con la Borràs, con la jefa, yo facturo con la cooperativa, yo facturo unos trapis por allí", dice en otro momento. Herrero también explica en las conversaciones intervenidas que tenía que hacer "dos presupuestos buenos y cuatro no buenos". "Lo jodido es si la Borràs deja de ser directora porque un cambio de director... Tú ya puedes hacerlo todo lo bien que quieras, que un director, si él quiere, puede llevarse a su equipo, y como son cargos políticos...", indica también.

El colaborador de la actual portavoz de JxCAT en el Congreso recibió, en concreto, contratos vinculados con dominios y subdominios del ILC: lletrescatalanes.cat, anybertrana.cat, quellegeiexes.cat y anyllul.cat. La Fiscalía del Supremo, que tendrá que pronunciarse ahora sobre si procede la imputación, cuenta además con el contenido del volcado de discos duros, correos electrónicos y declaraciones de testigos.

La operativa

"Entre los años 2013 a 2017 hubo un fraccionamiento ilegal de los contratos de programación informática asignados por la Institución de las Letras Catalanas a favor del investigado Isaías Herrero Florensa", indica la exposición, que menciona que el aludido empleaba tres sociedades pantalla. Fiscalía apunta a un segundo investigado, Andreu Pujol Martin, al que califica de "comparsa" y que facturó servicios "reflejando en las facturas importes totalmente inventados".

La magistrada y la Fiscalía describen que el procedimiento, "llevado a cabo con la voluntad de ocultar que el efectivo prestador de los servicios era Herrero", se realizó de forma que se asignaron tantos contratos menores como tramos de 18.000 euros a las compañías indicadas, pese a que esto contravenía las normas del ILC debido a que los servicios se prestaron durante un periodo superior a los cuatro años. Para tapar el 'dedazo', el beneficiario último aportó para cada adjudicación hasta tres presupuestos, dos de ellos falsos.

"Entre 2013 a 2017 hubo un fraccionamiento ilegal de los contratos de programación informática asignados por la institución a favor del investigado"

Además, la investigación ha detectado que Herrero desempeñaba una actividad docente en la Universitat de Barcelona en diferentes másteres y posgrados relacionados con la literatura, todos ellos con la característica común de que estaban dirigidos por Borràs. También se desprende del escrito que Herrero —detenido por tráfico de drogas— aseguró a una trabajadora que sufría una adicción.

La jueza concluye que Borràs se puso "de común acuerdo" con Herrero y el tercer investigado para eludir los requisitos de publicidad y aquellos relativos al procedimiento de adjudicación previstos legalmente. "Los importes fijados en los presupuestos y las facturas finalmente giradas a la ILC (...) obedecían a un ilícito acto de enriquecimiento y en perjuicio del patrimonio público", concluye.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios