A 24 HORAS DE LA REUNIÓN DE LOS DOS PARTIDOS

Calvo marca a ERC las líneas rojas e insiste en que el PSOE no hablará de referéndum

La vicepresidenta enmarca el diálogo entre gobiernos que piden los republicanos en la comisión bilateral Generalitat-Estado que recoge el Estatut y que ya se reactivó en 2018

Foto: La vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, este 27 de noviembre tras entregar su credencial como diputada en el Congreso. (EFE)
La vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, este 27 de noviembre tras entregar su credencial como diputada en el Congreso. (EFE)

El Gobierno se ha tomado su tiempo para responder a las condiciones puestas sobre la mesa por Esquerra Republicana de Catalunya para moverse hacia la abstención en la investidura de Pedro Sánchez. Este miércoles sí explicitó algo más sus límites. Uno, no hablará de autodeterminación ni participará de ese debate, porque ese derecho no existe ni está ni estará en la Constitución. Y dos, el diálogo que tenga que haber entre gobiernos ha de canalizarse a través del foro que está previsto en el Estatut, la comisión bilateral Generalitat-Estado.

A 24 horas de la reunión entre las delegaciones de PSOE y ERC —será este jueves a las 17:00 en el Congreso—, los dos partidos lanzan señales de tanteo y se cruzan mensajes no siempre de distensión. No hay un enfrentamiento total, desde luego, pero sí avisos mutuos. Los republicanos se muestran duros con Pedro Sánchez, al que llaman "débil y derrotado", y subrayan que quieren, para facilitar su investidura, "un compromiso de mesa de diálogo entre gobiernos para resolver el conflicto político" con Cataluña, así como fijar "sí o sí" un calendario. El Gobierno, a su vez, replica qué margenes tiene para ese diálogo y se muestra reacio a fijar límites temporales, y avisa de que seguirá recurriendo al Constitucional aquellos actos políticos que entienda que violan la Carta Magna, como la resolución que ayer martes votó el Parlament y que incide en la reprobación al Rey y el derecho de autodeterminación.

En declaraciones a los medios de comunicación tras recoger su acta de diputada, la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, incidió en la importancia de la reunión de mañana entre el PSOE y ERC, un encuentro "de partido a partido", en el que se pretende desatascar una investidura para tener un nuevo Gobierno cuanto antes. Eso sí, "de autodeterminación no va a hablar el PSOE", ni ahora ni después. "No es nuestro proyecto y estamos en contra, como es sabido. Podemos hablar de cómo Cataluña está en el marco constitucional, como hablamos con otras autonomías", dijo.

Calvo subraya que de la autodeterminación el PSOE "no habla ni participa", aunque sí ofrece cambios en el Título VIII de la Constitución


La número dos se mostró especialmente insistente en este punto: "El derecho de autodeterminación no existe, no existe en ninguna democracia y no está en la Constitución, ni tiene ningún fundamento [...]. No existe. De eso el PSOE no habla ni participa. Podemos hablar del Título VIII [de la Constitución, el que diseña el modelo de Estado], de un país de diversidad territorial, de algo que cuesta a las derechas" y por eso, dijo, apenas tienen apoyos en las comunidades históricas. El PSOE, en consecuencia, no va a "retroceder" a debates pasados, a situaciones que la Carta Magna "ya allanó" y resolvió. De modo que los socialistas sí están dispuestos a hablar del encaje de Cataluña dentro de la Constitución, de la "diversidad territorial y la igualdad de derechos de todos los españoles".

"Hablamos dentro de la Constitución"

Los republicanos piden una mesa de gobiernos, "de igual a igual", "de Govern a Gobierno". La vicepresidenta enmarcó ese diálogo en un foro recogido en la legalidad, la comisión bilateral Generalitat-Estado, reconocida en el artículo 183 del Estatut. Comisión, dijo, que el Gobierno del PP "despreció" y que el actual Ejecutivo "activó desde el primer momento", desde el verano de 2018. Así que "no hay ninguna novedad, porque forma parte de algo que este Gobierno ha hecho". En esa comisión "se sientan Gobierno y Gobierno, de manera obligada y necesaria, como en otras bilaterales" con otras comunidades, que también existen. En ese sentido, Calvo recordó que Sánchez se reunió con todos los presidentes autonómicos en su corto mandato, y eso es un "mensaje" de la "fórmula de trabajo" del actual Gobierno. "Nuestros límites son conocidos: hablamos dentro de la Constitución y de la ley", reiteró, para insistir una vez más en que el derecho de autodeterminación "no existe".

El Gobierno sopesa recurrir la moción del soberanismo del Parlament y también la resolución de PP, Cs y Vox de la Asamblea de Madrid

El Ejecutivo ya advirtió ayer martes de que no dejaría "sin respuesta" ni permitiría "nada que sea ilegal". Era su primera réplica a la moción que aprobó el pleno del Parlament en la que, a través de un subterfugio —JxCAT, ERC y CUP consensuaron respaldar las enmiendas que habían presentado cada uno por su cuenta a la resolución conjunta de censura a la sentencia del 'procés'—, se reafirmó en el ejercicio del derecho de autodeterminación y la reprobación al Rey. Este miércoles, Calvo dio a entender que el Gobierno recurrirá ante el TC ese texto, porque lo que hace de manera "habitual" y con "normalidad" es "defender la legalidad y la constitucionalidad" de los actos jurídicos que se puedan producir en un parlamento autonómico.

Calvo marca a ERC las líneas rojas e insiste en que el PSOE no hablará de referéndum

Sánchez "derrota" a la derecha

En ese sentido, el Ejecutivo sigue considerando un posible recurso contra la moción que aprobó la Asamblea de Madrid en plena campaña, con los votos de PP, Ciudadanos y Vox, y en la que instaba al Gobierno a la ilegalización de los partidos separatistas que atentan contra la unidad de España. Uno y otro caso, dijo Calvo, "forman parte del trabajo habitual de las posibilidades de impugnación del Consejo de Ministros y del Gobierno de España".

"No me voy a relacionar con ERC a través de los medios de comunicación ni a entrar en un cruce de declaraciones", esquiva Lastra

Calvo lideró el discurso más 'duro' del PSOE. Pero ella no se sienta en ninguna negociación con los grupos. Sí Adriana Lastra. La vicesecretaria general aseguró este miércoles que espera poder alcanzar un acuerdo en su encuentro con Gabriel Rufián, pese a sus declaraciones de ayer —dijo que a un Sánchez "débil y derrotado se le puede llegar a sentar en una mesa de diálogo"— y pese a la resolución soberanista. "No me voy a relacionar con ERC a través de los medios de comunicación ni a entrar en un cruce de declaraciones porque mañana tenemos una reunión y lo que nos tengamos de decir lo diremos allí", indicó a los periodistas en los pasillos de la Cámara Baja. Sí apuntó que lo hace el presidente es "derrotar, una vez más a la derecha", y su intención es seguir haciéndolo "no solo en las elecciones, sino día a día gestionando". "En eso espero que estemos de acuerdo", apuntó.

Calvo marca a ERC las líneas rojas e insiste en que el PSOE no hablará de referéndum

Así que ella, que se sentará acompañada de los secretarios de Organización de PSOE y PSC, José Luis Ábalos y Salvador Illa, afronta la cita con "ánimo" de acercar posturas con los republicanos, porque España "no puede pasar ni un día más" sin que tenga un Gobierno "progresista" que lidere las reformas que necesita.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios