Entrevistas finales en la SER y TVE

Sánchez baraja recurrir la moción de PP, Cs y Vox que pide ilegalizar partidos separatistas

El presidente advierte de que el texto aprobado por la Asamblea de Madrid supone una "deriva reaccionaria muy peligrosa" que ejemplifica la "imposición ideológica de la ultraderecha"

Foto: Pedro Sánchez, este 7 de noviembre durante su mitin con Ximo Puig en Castellón. (EFE)
Pedro Sánchez, este 7 de noviembre durante su mitin con Ximo Puig en Castellón. (EFE)

Fin al maratón de entrevistas del candidato socialista en campaña en medios nacionales. Este viernes, cuando el viaje al 10-N llega a su fin, Pedro Sánchez se repartió a primera hora entre la SER y Televisión Española. En ambas, ya superada por cierto la polémica por la independencia de la Fiscalía, remachó aún más su discurso pero también dejó un mensaje nuevo: su Gobierno estudiará recurrir ante el Tribunal Constitucional la proposición no de ley que ayer aprobó la Asamblea de Madrid, a iniciativa de Vox y con los votos de PP y Ciudadanos, que pide ilegalizar partidos separatistas que "atentan contra la unidad de España".

El presidente argumentó que así como el Ejecutivo socialista ha impugnado ante el TC resoluciones del Parlament de Catalunya que contravienen sentencias previsas o que exceden las competencias de una autonomía, como la proclamación del derecho de autodeterminación o la reprobación del Rey, será "igual de contundente" y "proporcional" contra iniciativas que plantean la ilegalización de partidos políticos "porque lo diga la ultraderecha". "Estamos estudiando impugnar la resolución del Parlamento de Madrid ante el TC. Vamos a ver si hay base legal, y si hay base legal no le quepa duda de que impugnaremos esa resolución".

Eso, dijo, desde el punto de vista jurídico, porque en lo político la señal emitida este jueves por la Asamblea de Madrid, apuntó, es "muy preocupante". Supone, a su juicio, una "imposición ideológica de la ultraderecha" que está "devorando electoralmente" a PP y Cs, los partidos que pactan con ella. Recordó que la formación de Santiago Abascal está "señalando a los homosexuales como enfermos, a las mujeres, a los extranjeros, dice que quiere cerrar medios de comunicación privados [La Sexta], veta medios a sus actos...". "Todo eso tiene un nombre en la historia de la política europea. No hace falta decirlo", deslizó, refiriéndose claramente al fascismo y al totalitarismo. Por eso su Gobierno defiende que hay que ser "muy cuidadoso y tajante" a la hora de impugnar este tipo de resoluciones. Porque lo que representa esta moción es una "deriva reaccionaria muy peligrosa" y, sobre todo, "preocupante" en el caso de PP Cs.

El presidente defiende que igual de contundente es su Gobierno frenando iniciativas del Parlament que ahora para parar mociones regresivas

Para el líder socialista, proponer la ilegalización de partidos políticos por sus ideas supone "avanzar en sentido contrario" a lo que supuso la Transición, cuando sí se autorizaron. Distinto es que no se pueda "aceptar" que se plantee la celebración de un referéndum ilegal de independencia. Por tanto, el planteamiento progresista no está "reñido" con ser firmes con el cumplimiento de la legalidad. "Eso no significa ser derechista ni hacer guiños a la derecha", añadió.

El recurso ante el TC, si lo hay, no será inminente. Este viernes, tras el Consejo de Ministros, la portavoz en funciones, Isabel Celaá, insistió en que el Ejecutivo estudiará "en profundidad" si la proposición de Vox apoyada por PP y Cs incumple la Constitución y, por tanto, es "susceptible" de ser recurrida. Primero analizará los "aspectos jurídicos" de cara a esa eventual impugnación. Sí refrendó, como había hecho el presidente en TVE, que "el trato es el mismo" a la Asamblea de Madrid que al Parlament. Hoy mismo el Gabinete aprobó llevar otros dos incidentes de ejecución de resoluciones del TC contra dos acuerdos de la Cámara catalana.

Plan de desbloqueo en 48 horas

Sánchez, en sus entrevistas de este viernes, recurrió a una expresión muy gráfica que ya empleó ayer jueves en otra entrevista: Vox es una "criatura" impulsada por José María Aznar para "debilitar el proyecto de [Mariano] Rajoy", y que ahora "se le ha ido de las manos al PP".

Pero, ¿y no le faltó 'punch' para combatir a Abascal en el debate a cinco del lunes? Sánchez alegó que él sí lo hizo, y emplazó a PP y Cs a desmarcarse del compromiso del líder ultraderechista de promover la ilegalización del PNV y no obtuvo respuesta. Ambos partidos están "asumiendo el discurso" de la formación extremista, que no es en sí "una fuerza nueva, sino Fuerza Nueva", y es que el franquismo "siempre ha existido", solo que ahora tiene marca propia. "Los pactos con la ultraderecha benefician a la ultraderecha. El error de PP y Cs es no haber hecho lo que [Angela] Merkel y [Emmanuel] Macron, que es tenderle un cordón sanitario".

Sánchez insiste en que Vox fue una "criatura" impulsada por Aznar para "debilitar el proyecto de Rajoy" y ahora "se le ha ido de las manos al PP"

A la pregunta de si no está el PSOE azuzando el miedo a Vox para movilizar a su electorado, el candidato indicó que es ese temor el que debe hacer "reflexionar". "Y si no hay valentía por parte del PP y de Ciudadanos de contraponer un proyecto alternativo a la ultraderecha, los votantes progresistas debemos movilizarnos el próximo 10 de noviembre y frenarla con nuestro voto". "Frenar el franquismo", dijo ayer desde Castellón, más gráficamente.

Además, el presidente en funciones y candidato socialista volvió a comprometerse a ofrecer una propuesta para desbloquear la situación en la que vive sumida España desde hace meses en las siguientes 48 horas del domingo electoral del 10 de noviembre. El jefe del Ejecutivo afirmó que se lo propondrá a las distintas "fuerzas políticas democráticas nacionales" Partido Popular, a Ciudadanos, a Unidas Podemos y a las fuerzas regionalistas "que estén dispuestas a contribuir a la gobernabilidad de nuestro país".

Que gobierne la lista más votada

El candidato excluyó de su propuesta a Vox y a los partidos independentistas —"que ya han dicho que no van a votar a favor de la investidura"—, al mismo tiempo que hizo un llamamiento a las demás fuerzas a que contribuyan a acabar con el bloqueo y apeló a la responsbilidad de contribuir a la gobernabilidad de España. Sin embargo, eludió volver a pronunciarse sobre una futura coalición con Unidas Podemos, al que reprochó de nuevo, que rechazara la coalición que le ofreció en las negociaciones tras el 28-A. "Lo que no se puede permitir es lograr en los despachos lo que no has conseguido en las urnas", apuntó Sánchez. Además, recordó que "ningún estudio demoscópico" les está dando la mayoría absoluta con la formación morada, por lo que es "importante señalar al resto de formaciones polítcias que se presentan para gobernar España".

No aclara si rechazará una coalición con Podemos. Repite cuanto "mayor sea la fuerza" del PSOE, "menores excusas" tendrán el resto para bloquear

"Yo he ofrecido varias propuestas de desbloqueo que no han encontrado respuesta por parte del resto de actores políticos: que sea el Congreso el que garantice la gobernabilidad y si no, que gobierne la lista más votada", agregó el presidente en funciones. Él mismo lanzó esa propuesta en el debate del lunes.

"Toda esta precariedad en la que vive la política española es el caldo de cultivo para el extremismo y el radicalismo: necesitamos un Gobierno fuerte ante los desafíos", incidió durante la entrevista en la SER. De ahí que sea importante insistir en la dimensión de la "encrucijada" a la que se enfrentan los ciudadanos este domingo.

Sánchez baraja recurrir la moción de PP, Cs y Vox que pide ilegalizar partidos separatistas

La investidura y la gobernabilidad siguen sin estar resueltas. Por eso pide un voto masivo al PSOE, porque cuanto "mayor sea la fuerza" de su formación y la participación de los progresistas, "menores excusas" tendrán el resto de partidos para "seguir instalados en el bloqueo".

Jornada de reflexión y de vigilancia en Cataluña

La jornada de reflexión le servirá al todavía presidente en funciones para reunirse con el comité de coordinación para vigilar que la situación en Cataluña "discurra por los cauces democráticos". Según Sánchez, Cataluña cuenta actualmente con unos responsables políticos que "están tensando mucho la cuerda". Por eso hizo un llamamiento a la responsabilidad de las instituciones catalanas ante el 10-N y ha asegurado que garantizarán el normal discurrir de la jornada electoral. De producirse delitos en la jornada de reflexión o el mismo día de las urnas, estos serían "muy graves" y no quedarían impunes.Y recordó a Quim Torra que es el máximo representante del Estado en Cataluña y suyo es también el compromiso de velar por el buen funcionamiento de la jornada electoral.

El Gobierno garantizará el normal discurrir del sábado y del 10-N. De producirse delitos, estos serían "muy graves" y no quedarían impunes

Para el líder socialista, el "diálogo" con las fuerzas independentistas pasaría primero por un diálogo entre los independentistas y la otra parte de Cataluña, algo que pretende facilitar y promover desde el Gobierno. "Nosotros tenemos que aumentar los espacios de concordia y reducir los de confrontación", aseveró Sánchez. "Solo un 9% de los catalanes apoya una vía unilateral, pero hace falta un proceso de diálogo entre las dos Cataluñas y ahí va a estar siempre el Gobierno". Una salida puede ser la mesa de partidos que ya se puso en marcha en el Parlament, sin éxito.

Por último, Sánchez animó a acudir el domingo a las urnas y votar "por un Gobierno fuerte, progresista y moderado": "Tenemos que hacer frente al franquismo, al extremismo y al radicalismo".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
130 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios