Es noticia
El nuevo centro catalanista prepara su congreso constituyente para marzo
  1. España
  2. Cataluña
Centrem

El nuevo centro catalanista prepara su congreso constituyente para marzo

Cuatro partidos y varias plataformas se unirán en el nuevo proyecto que rechaza la unilateralidad y la desobediencia para lograr la independencia de Cataluña

Foto: Àngels Chacón. (EFE/David Borrat)
Àngels Chacón. (EFE/David Borrat)

El nuevo catalanismo moderado que tendrá como epicentro el partido Centrem, liderado por la expresidenta del PDeCAT y exconsejera de Empresa Àngels Chacón, se presenta oficialmente este martes 11 de enero, pero se constituirá formalmente en el mes de marzo, según han expresado fuentes de la nueva formación a El Confidencial. Durante los dos meses que faltan para lo que se considera su congreso constituyente, varios equipos trabajarán entre bambalinas para tener listos los borradores de ponencias ideológica y de organización y los estatutos.

“En marzo celebraremos el congreso constituyente. No lo denominaremos fundacional porque, en realidad, Centrem ha quedado fundado jurídicamente a finales de diciembre, fecha en que ha sido inscrito el partido en los registros públicos. Pero sí se constituirá como partido, con órganos internos y ponencias”, señalan las fuentes citadas. Además, especifican que “no se trata de una federación de partidos. Evidentemente, ha habido conversaciones entre cuatro partidos, que son Lliures, Convergents, la Lliga Democràtica y el PDeCAT. Pero quienes han formalizado Centrem son dirigentes políticos de esos partidos, no estos como tales. Queremos dejar esto bien claro, porque Centrem es un proyecto que lo que trata, precisamente, es de juntar a personas de diferentes partidos, pero que quieren optar a un proyecto que sobrepasa el ámbito de esos partidos”.

Foto: Àngels Chacón, en un acto de campaña del PDeCAT. (EFE/Marc Carnice)

Aparte de las formaciones citadas, insisten desde las entrañas de Centrem, se han apuntado a la experiencia entidades relacionadas con la sociedad civil. En la constitución del nuevo partido catalanista estarán presentes también plataformas como el grupo Poblet, Converses a Catalunya o incluso algún dirigente del Partit Nacionalista Català (PNC), liderado por Marta Pascal, que finalmente quedó fuera del proyecto.

Plataformas cívicas

El grupo de Poblet fue el primer movimiento crítico dentro de un PDeCAT que en su momento estaba liderado por Carles Puigdemont y que se escoraba peligrosamente hacia el extremismo excluyente del independentismo: una serie de dirigentes provenientes de la antigua Convergència i Unió (CiU) se reunió en el marco del emblemático Monasterio de Poblet para diseñar una hoja de ruta que, sin quebrantar la ley, permitiese al soberanismo avanzar hacia la meta independentista pero manteniéndose dentro de los límites de la democracia. Finalmente, Puigdemont ganó el pulso, arrinconando a Marta Pascal y a sus seguidores para, finalmente, traicionar los principios convergentes e intentar el vuelo en solitario, primero desde dentro mismo del PDeCAT (lo que no consiguió debido a la renuencia de los sectores municipalistas posconvergentes), luego creando la Crida Nacional (que subsistió como partido desde enero de 2019 a septiembre de 2020) y, por último, conformando Junts per Catalunya como partido (pese a que el nombre estaba registrado por el PDeCAT).

Foto:  La secretaria general del PDeCAT, Àngels Chacón. (EFE) Opinión

Converses a Catalunya, por su parte, es una plataforma de discusión en la que tienen cabida distintos intelectuales y políticos vinculados al nacionalismo. En ella comparten protagonismo desde democristianos como Manel Silva hasta exconsejeros con Jordi Pujol (y antes alineados con el independentismo radical) como Josep Miró i Ardèvol o personajes como Eugeni Gay (exdecano del Colegio de Abogados de Barcelona), Alfredo Pastor (economista que llegó a secretario de Estado de Economía en la última etapa de Felipe González), Fèlix Riera (exdirector de Catalunya Ràdio, exmiembro del comité de gobierno de UDC y actualmente en las filas de Units per Avançar), Carlos Losada (ex director general de Esade, que sigue siendo profesor de esta escuela de negocios) o el notario Juan José López-Burniol, escorado a postulados más soberanistas.

Tres órganos fundamentales

Esta amalgama de ideologías y de mentalidades en torno al nacionalismo es la que pretende servir de magma para el nuevo centro derecha catalanista, un movimiento que tiene entre sus postulados el rechazo a la unilateralidad y a la desobediencia de la leyes españolas, apostando, en cambio, por una Europa federal, por el incremento del autogobierno mediante la negociación y el diálogo, la defensa de la economía de mercado y la rebaja de determinados impuestos que ponen a Cataluña en cabeza de la presión fiscal de España.

Foto: Àngels Chacón. (EFE)

“Hasta ahora, ya nos hemos puesto de acuerdo en las bases programáticas, en la ideología y en el nombre. En marzo, con el congreso constituyente, deberemos dar forma a la articulación interna del partido y fijar algunos detalles que faltan”, explican fuentes internas del proyecto. Entre esos flecos pendientes queda por determinar la composición interna de la organización. Todo parece indicar que, siguiendo la estela de los regímenes democráticos, en Centrem habrá tres órganos fundamentales: el comité ejecutivo, el consejo nacional y la comisión de conflictos (representarían lo que ampliamente se conoce como poder ejecutivo, legislativo y judicial), pero eso deberán aprobarlo los militantes en el congreso. Otro de los detalles a clarificar es si Àngels Chacón, que hace pocos días ha dimitido como presidenta del PDeCAT para dedicarse a Centrem, será secretaria general o presidenta. “Que será la líder es indiscutible, pero falta concretar qué órganos habrá en la cúpula de la formación”, subrayan las fuentes.

También se deberá determinar si los impulsores deciden establecer, durante un periodo transitorio, la doble militancia. “Tenemos claro que el proyecto es un canto coral y hasta ahora ya hemos llegado a la primera meta de poner nombre al partido. Pero ahora serán los respectivos partidos los que deberán decidir si dan un margen, o sea, establecer un periodo transitorio, como mínimo hasta el mes de marzo, durante el cual pueda haber una doble militancia. Lo que pedimos a los partidos que participaron en las conversaciones iniciales es que sean flexibles en este sentido y que no se pongan trabas. Luego será el propio congreso constituyente el que decidirá si Centrem permite o no la doble adscripción”, relatan las fuentes consultadas.

Cataluña
El redactor recomienda