Es noticia
Menú
Colau no permite la celebración de una fiesta por el bilingüismo, pero sí otra por el catalán
  1. España
  2. Cataluña
LA POLÉMICA DE LA LENGUA EN CATALUÑA

Colau no permite la celebración de una fiesta por el bilingüismo, pero sí otra por el catalán

El Ayuntamiento de Barcelona rechazó una solicitud presentada por AEB para ocupar la calle por falta de "interés público". Sin embargo, dio luz verde en el mismo espacio a un acto de Som Escola

Foto: La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (EFE/Quique García)
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (EFE/Quique García)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La polémica del catalán genera situaciones incomprensibles en Barcelona. La alcaldesa de la capital, Ada Colau, prohibió la Festa Escola Bilingüe, que quería organizar la Asociación por una Escuela Bilingüe (AEB), y, en el mismo espacio, permitió poco después, y puso alfombra roja, a la organización independentista Som Escola que pudiese realizar un acto de similares características, con escenario y música incluida. Esta última entidad aboga por la enseñanza solo en catalán y exige que se destierre el castellano de las aulas. Es también una de las organizaciones que apoyan la inmersión lingüística y se alinean con las posiciones de desobediencia de la sentencia que dicta que el 25% de las clases ha de ser en castellano.

La petición de AEB fue formulada el pasado 1 de octubre. Quería realizar para el 24 de octubre la Festa Escola Bilingüe en el paseo Lluís Companys, a los pies del Arco del Triunfo, un espacio donde se celebran todo tipo de actos masivos. La intención, según especificaba la petición, era realizar un acto “con actividades culturales dedicadas a niños y jóvenes que ponga en valor la lengua española”. La fiesta iba a contar con cuentacuentos, teatro infantil, música en directo y carpas informativas a favor de la escolarización bilingüe, además de una chocolatada gratuita. Ese paseo, por ejemplo, acoge cada año la feria de productos independentistas. También el pasado 11 de septiembre, la zona fue vallada por Òmnium Cultural para realizar un acto simbólico (con 3.000 sillas vacías que ocupaban casi todo el paseo) en protesta por la ‘represión’ del Estado. Y la Plataforma per la Llengua es una de las organizaciones que periódicamente realizan actos públicos ahí con todos los permisos municipales.

Foto: La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (EFE/Quique García)

Pero la respuesta del ayuntamiento a la AEB fue negativa. “Se informa de que se trata de un aprovechamiento privado de la vía pública en perjuicio de los ciudadanos a disfrutar de los espacios públicos”, dice la respuesta municipal, según los documentos a los que ha tenido acceso El Confidencial. “Se trata de una demencial decisión basada en cuestiones ideológicas, puesto que ese espacio nunca se les ha negado a los independentistas. Parece que el aprovechamiento privado de la vía pública solo se produce cuando pide un permiso una entidad constitucionalista y no una independentista. Entonces, todo son facilidades”, acusa una fuente constitucionalista a este diario.

Las "actividades de interés general"

Para mayor polémica, la respuesta del consistorio señalaba que “el ayuntamiento limita al máximo las actividades que no sean de interés general. Todo ello debido a las características del Distrito de Ciutat Vella, por lo que respecta a la poca disponibilidad de espacio público, a la actividad que hay en la vía pública y a la gran afluencia de visitantes”. Según las fuentes citadas, “esta disponibilidad parece no tenerse en cuenta cuando se trata de conceder el espacio a las entidades separatistas, lo mismo que el interés público. ¿Es que acaso la educación no es un tema de interés público? ¿O solo es de interés público cuando lo pide una entidad independentista?”.

También señala el escrito del ayuntamiento que la posibilidad de prohibir o no el acto queda a la “discrecionalidad de esta Administración sobre las licencias o autorizaciones sobre el uso de la vía pública y en armonización de los intereses públicos”. Lo grave, según las fuentes consultadas, “es que se apele a la discrecionalidad de la Administración, lo que equivale a decir que dan autorización o prohíben si les sale de las narices, no con base en justificaciones racionales. Pero mes y medio después, en plena oleada del covid, no tienen ningún problema en autorizar un sarao con cantantes, instalación de escenario y toda la parafernalia a Som Escola para defender la escuela solo en catalán”.

Foto: Manifestación contra la gestión de Ada Colau. (Joan Mateu Parra) Opinión

Fuentes municipales señalaron a El Confidencial que la decisión de denegar el permiso fue puramente técnica. “El fin de semana que querían realizar ese evento coincidía con la Carrera de los Bomberos. El día 19 se les notificó la denegación y se les llamó por teléfono para indicarles que no podía ser, ya que la zona estaba afectada por la carrera”. El recorrido de esa prueba no invadía el lugar donde se iba a celebrar la fiesta, pero pasaba muy cerca, “por lo que los técnicos dictaminaron que los dos actos eran incompatibles”. El recorrido de la tradicional carrera bajaba por el paseo de Sant Joan y doblaba por ronda Sant Pere, justamente antes del Arco del Triunfo, que está en uno de los extremos del paseo Lluís Companys.

En el consistorio indican que la instancia, presentada el 1 de octubre, fue dirigida al Distrito del Eixample, que luego tuvo que redirigirse a Ciutat Vella, que es el área del que depende esa zona. “Aun así, los técnicos la evaluaron. Eso sí, se les dijo que debían realizar las peticiones con más antelación, ya que el paseo Lluís Companys es muy solicitado. Allí se celebran ferias, grabaciones o fiestas. Los vecinos incluso nos han pedido que no hagamos cosas todos los fines de semana, porque están hartos. Y a los organizadores de esa fiesta se les dijo que solicitasen el permiso a otro distrito o en otras fechas y que no habría problema”.

"No hay espacio"

Ana Losada, presidenta de AEB, reconoce a El Confidencial que se pidió permiso con "28 días de antelación". “Cuatro o cinco días antes, nos llaman para denegárnoslo, aduciendo que había la Cursa de Bombers. Eso lo comprendemos, pero les dije que si podíamos organizarlo para la siguiente semana o para la otra. Y me dijeron que imposible. Les dije entonces que para diciembre, enero o febrero, y me dijeron que eso no era posible, que ahora se habían puesto muy estrictos en el tema de las licencias porque había algunos espacios sobrecargados”.

Foto: Estatua de Don Quijote con una mascarilla frente a la Casa Natal de Miguel de Cervantes en Alcalá de Henares. (EFE/Fernando Villar)

“La explicación que nos dieron para denegar otro acto más adelante era que el paseo Lluís Companys es un espacio que siempre está ocupado. E insistieron en que debíamos pedir un espacio en otro distrito, preferentemente en el Eixample, que es donde tenemos la sede”, explica Losada. A primeros de diciembre, no obstante, el ayuntamiento concedió una licencia relámpago a Som Escola para montar una manifestación y una fiesta el 17 de diciembre sin ningún problema. La única diferencia es que esta era para reivindicar el catalán como lengua única.

“Nos acusan de discriminación ideológica, pero la denegación no tiene nada que ver. Fue una decisión puramente técnica y en ella no intervino ninguna instancia política. Por tanto, no hubo criterio político. Es más: no tenemos excusa para decir que no, solo por una motivación técnica. Políticamente, solo se hubiese denegado si es una manifestación anticonstitucional y con banderas fascistas”, subrayan desde el ayuntamiento. Por otro lado, las fuentes municipales citadas explican que la carta enviada “es una carta tipo. Siempre que realizamos una denegación, llamamos a los peticionarios para explicarles por qué se deniega. Y a los organizadores de la fiesta Escuela Bilingüe se les llamó y se les explicó, diciéndoles que podían organizar ese evento en otro momento”.

Ana Losada, en cambio, resalta: “La historia de Colau con nosotros es de cariz enfermizo. A mí ya me tocó vivir situaciones dantescas en Sociedad Civil Catalana (SCC). En una ocasión, habíamos organizado un acto en el Distrito de Nou Barris, en el que pretendíamos hacer volar un globo, que tuvimos que comprar, aunque amarrado al suelo. Pero 24 horas antes del acto, nos denegaron el permiso. Es para echarse a llorar. En otra ocasión, a SCC nos denegaron un acto en plaza Sant Jaume, alegando que no permitían escenarios. Días más tarde, la CUP celebró uno de sus actos con escenario incluido en esa plaza. En el ayuntamiento tienen una fijación con nosotros”.

La polémica del catalán genera situaciones incomprensibles en Barcelona. La alcaldesa de la capital, Ada Colau, prohibió la Festa Escola Bilingüe, que quería organizar la Asociación por una Escuela Bilingüe (AEB), y, en el mismo espacio, permitió poco después, y puso alfombra roja, a la organización independentista Som Escola que pudiese realizar un acto de similares características, con escenario y música incluida. Esta última entidad aboga por la enseñanza solo en catalán y exige que se destierre el castellano de las aulas. Es también una de las organizaciones que apoyan la inmersión lingüística y se alinean con las posiciones de desobediencia de la sentencia que dicta que el 25% de las clases ha de ser en castellano.

Ada Colau
El redactor recomienda