Cataluña pasa en 48 horas del concierto de Lluís Llach a pedir el toque de queda
  1. España
  2. Cataluña
Aragonès usa el error de Sánchez

Cataluña pasa en 48 horas del concierto de Lluís Llach a pedir el toque de queda

El presidente catalán plantea las medidas más duras y se pone al frente del grupo de CCAA que pide que vuelva a articularse un fondo covid para sufragar el gasto sanitario

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Quique García)
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Quique García)

Cataluña ha pasado en 48 horas de un fin de semana de actos de masas –manifestación por el catalán, concierto de Lluís Llach, congreso del PSC, asambleas de la CUP– a estar pidiendo al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) el toque de queda nocturno. Sin solución de continuidad, se ha pasado de la alegría reivindicativa al tono dramático que ha utilizado Pere Aragonès en su rueda de prensa de este martes. Que el 'president' en persona estuviese en la manifestación dispara las suspicacias. El mismo hombre que marchaba por las calles feliz y confiado el sábado se muestra como el primero de la clase a la hora de tomar medidas preventivas, las más duras de España.

Hay más cosas sospechosas. El Procicat, el comité de emergencias de la Generalitat se ha reunido hoy, pero hacía diez días que no lo hacía. Se hacía un seguimiento a través del comité de dirección de este organismo y el comité de expertos de covid, que preside Magda Campins, que sí que se convocó durante la pasada semana. Aragonès alega que hasta el domingo por la tarde el comité de expertos no les remitió el informe donde se planteaba que la situación era de “máxima alerta”. No se pedía el toque de queda, pero se instaba a tomar medidas contra la expansión del virus.

Así son las restricciones en Cataluña y estos sus motivos

Fuentes cercanas a Palau explican que hacía días que los datos eran malos. Desde el lunes de la semana pasada los datos ya eran muy negativos y marcaban una tendencia alcista. Por ejemplo, los martes, había más contagiados que los lunes, días que recogen todo el fin de semana. Ya se veía que la progresión era mala, pero se prefirió mirar hacia otro lado hasta que pasase el ciclo de movilizaciones.

Sin embargo, fuentes al tanto de los movimientos de la Generalitat, explican que la clave estuvo en la comparecencia el domingo de Pedro Sánchez. El jefe del Ejecutivo estaba en Barcelona, advirtió de los malos datos del covid, pero dejó la cumbre de presidentes autonómicos para el miércoles. No puedes hablar de “riesgo cierto y real para la salud”, como hizo Sánchez, y luego irte al congreso del PSC con más de mil personas, después de decir que ya tomarás las medidas dentro de tres días.

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Quique García)

El lunes, la Generalitat ya estaba estudiando el informe del comité de expertos. La Comisión Delegada rechazó algunas de las propuestas, como la de cerrar la restauración pero la redondeó con la petición del toque de queda, que para Aragonès es un complemento de otro paquete más amplio pensado para reducir la interrelación social y así cortar la transmisión del virus. Ese mismo día por la tarde, se anunció la medida.

Ayer Aragonès hizo una ronda de llamadas para anunciarla. Avisó a Pedro Sánchez, también a los presidentes de los grupos parlamentarios catalanes y también habló con algunos presidentes autonómicos, como el valenciano Ximo Puig o el vasco Iñigo Urkullu. En todo caso, ahora Aragonès queda como el más preocupado por la pandemia. Y su reacción parece más natural que la del presidente del Gobierno. Si había “un riesgo cierto”, era mejor no esperar.

Prudencia legal

Por una cuestión de prudencia legal, el toque de queda no será generalizado en Cataluña. Solo se aplicará a municipios de más de 10.000 habitantes y una incidencia acumulada de 250 casos en la última semana. Eso incluiría Barcelona y la mayor parte de grandes ciudades de la comunidad: el 90% de la población. Este criterio lo marcó en su día el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, por lo que es poco probable que el TSJC lo rechace este miércoles cuando la Generalitat les eleve su resolución de medidas de limitaciones. Es el hueco que han encontrado los servicios jurídicos de la Generalitat para sortear la prohibición del Tribunal Constitucional de nuevos confinamientos.

Los empresarios de discotecas tendrán complicado recurrir contra la medida ante el TSJC durante los festivos de las navidades

Además, así se coge desprevenido al sector del ocio nocturno. Los empresarios de discotecas tendrán complicado recurrir contra la medida ante el TSJC durante los días festivos de las vacaciones de Navidad, ya que muchos de ellos no son hábiles. La intención es que después de Reyes la pandemia no se haya disparado en Cataluña.

Fondos Covid

En la rueda de prensa, Aragonès ha insistido más en los fondos covid que en la coordinación entre CCAA. La Generalitat no ha presupuestado estas partidas, como otras autonomías, pero ha elaborado unas cuentas para el año próximo de 1.487 millones de euros. Un fondo covid como gasto extraordinario serviría para enjuagar parte de este déficit.

Foto: Conferencia de Presidentes en Salamanca. (EFE/Juanjo Martín)

Por tanto, para este miércoles, Aragonès lo que ha armado es un frente de CCAA a favor de pedir fondos covid, de una aportación extraordinaria que ayude al gasto sanitario que va a provocar la pandemia en las diversas consejerías de Sanidad. Pedro Sánchez le dejó tiempo y espacio, y el presidente catalán ha aprovechado la oportunidad.

Hay lagunas, claro. JxCAT sí que ha intentado que haya un fondo covid. Ha sido uno de los caballos de batalla de los de Puigdemont en Madrid. Pero no ERC. De hecho, al mismo tiempo que Aragonès le pedirá a Pedro Sánchez el dinero de los fondos covid, los republicanos estarán votando en el Senado a favor de unos Presupuestos Generales del Estado que no contienen dicha partida. Ahora, la cumbre de presidentes autonómicos le ha puesto en bandeja a Aragonès parecer un abanderado de esta causa e, incluso, liderar su obtención como un gasto extraordinario.

Pere Aragonès Generalitat de Cataluña Cataluña Coronavirus Pedro Sánchez Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)
El redactor recomienda