Aproximación de última hora

Torra busca una 'cumbre bilateral' con España con Sánchez y tres ministros

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha aclarado que las reuniones entre el Gobierno y la Generalitat de Cataluña no serán una cumbre conjunta de presidentes con sus consejeros y ministros

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y el de la Generalitat, Quim Torra, entran en La Moncloa. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y el de la Generalitat, Quim Torra, entran en La Moncloa. (EFE)

La reunión del presidente catalán, Quim Torra, con Pedro Sánchez en Barcelona ya se materializa. Se sabe que el encuentro se producirá el jueves y no el viernes, el día del Consejo de Ministros en Barcelona. La Generalitat sigue insistía en un encuentro de Gobierno a Gobierno, mientras que Moncloa ponía el acento en los dos presidentes, según explican fuentes políticas de ambas partes implicadas en la preparación del encuentro.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha aclarado que las reuniones entre el Gobierno y la Generalitat de Cataluña no serán una cumbre conjunta de presidentes con sus consejeros y ministros. Hace dos días Calvo, se reunió con el vicepresidente catalán, Pere Aragonès, y la 'consellera' de la Presidència, Elsa Artadi, en Barcelona. La reunión supuso un acercamiento, pero no se llegó entonces a acuerdo alguno sobre el formato. La única bilateralidad que acepta Moncloa, por ahora, es un encuentro de los dos presidentes.

En la reunión de la comisión permanente de ERC el lunes por la tarde, lo que más preocupaba no era el encuentro con el Gobierno, que se daba por hecho, sino el contraste de esa foto con la de encapuchados tirando vallas fuera, según han explicado fuentes de esta formación.

La propuesta que se le puso a Moncloa sobre la mesa es que Torra esté acompañado de tres 'consellers', entre ellos Aragonès y Artadi, lo que haría que Pedro Sánchez acudiese con Calvo y con otros dos ministros.

Ambas partes quieren que el encuentro tenga enjundia y que se acuerden temas concretos. Es decir, que se vaya más allá de una foto. El principal problema es Carles Puigdemont, que desde Waterloo sigue defendiendo que no se produzca ninguna reunión de presidentes para evitar restar protagonismo a las manifestaciones callejeras previstas contra el Consejo de Ministros.

La reunión sería previa a un acto en Fomento del Trabajo. El presidente de la patronal catalana es el hombre de las misiones imposibles, Josep Sánchez Llibre, quien ejerciera de arquitecto de diversos pactos entre las fuerzas catalanas y los gobiernos de Madrid, fuesen del signo que fuesen. Ahora le guarda una silla a Quim Torra en la cena de Fomento tras la entrega de los premios Carlos Ferrer Salat. El presidente Pedro Sánchez estará en el acto, acompañado de cinco ministros. Torra se hace el interesante y no dice ni sí ni no, sino todo lo contrario.

Cena controvertida

Si alguien puede conseguir ese punto de distensión en una semana que empieza a pintar de forma preocupante es Sánchez Llibre. Por ahora, solo la 'consellera' Àngels Chacón (Empresa) ha confirmado su asistencia al acto, eso sí, advirtiendo de que no se quedará a la cena en solidaridad con Jordi Sànchez y el resto de los presos en huelga de hambre. Que el propio Sànchez haya pedido que se celebre el encuentro entre Torra y el presidente español pesa menos que una foto de la 'consellera' cenando.

La foto es lo que más preocupa a los políticos catalanes. Son conscientes de que han perdido el control de la calle, esa misma calle que Torra lleva azuzando desde que lo nombraron presidente.

La reunión de Quim Torra con Pedro Sánchez tendría lugar mañana por la tarde, justo antes de una cena que organiza Fomento del Trabajo

En este sentido, Sánchez Llibre está montando un evento a lo grande la tarde-noche del jueves en el hotel Princesa Sofía. Asistirá lo más granado del empresariado catalán, entre otros el presidente de Naturgy, Francisco Reynés; el consejero de Banco Sabadell, Jaume Guardiola; el presidente de Repsol, Antoni Brufau; el presidente de Agbar, Ángel Simón o el de Aena, Maurici Lucena, además del consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Górtazar, entre otros. En línea con lo que representa Fomento del Trabajo, son esa economía y esa Cataluña que más contrarias se mostraron frente al movimiento independentista de hace un año y que precisamente por eso más aprecian los gestos de distensión que hace Pedro Sánchez desde La Moncloa. El Ibex catalán y el presidente del Gobierno español.

Buch, en el punto de mira

Quien se ha puesto en el punto de mira es el 'conseller' de Interior, Miquel Buch. La seguridad alrededor del Consejo de Ministros está bajo el microscopio de Madrid. Y en ese clima, Buch ha decidido esta misma semana reunirse con Carles Puigdemont en Bruselas. Fue acompañado del número dos de la 'conselleria', el secretario general, Brauli Duart. Una decisión muy inoportuna cuando se tiene a medio Madrid reclamando un nuevo 155 y Torra ha mostrado tanta capacidad para movilizar la calle como falta de capacidad para controlarla.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios