Es noticia
Menú
Las bandas del este marcan Sevilla: ucranianos y georgianos, a por las casas vacías
  1. España
  2. Andalucía
CÉLULAS ITINERANTES

Las bandas del este marcan Sevilla: ucranianos y georgianos, a por las casas vacías

En los últimos días se han desarticulado dos grupos que se habían desplazado a la capital de Andalucía para hacer su campaña de verano, expandiendo su radio de acción más allá de las zonas costeras

Foto: Clips de plástico utilizados por las bandas organizadas para marcar casas en Sevilla. (Policía Nacional)
Clips de plástico utilizados por las bandas organizadas para marcar casas en Sevilla. (Policía Nacional)

Cada verano es temporada alta en los grupos de robos de las comisarías y comandancias. La llegada de turistas atrae a delincuentes de todo pelaje, deseosos de hacer su campaña de agosto. Hurtadores, carteristas, ladrones de relojes de lujo… Y asaltantes de casas. Sobre todo, grupos organizados desplazados de países del este de Europa, formados en ‘academias del crimen’ y que se desplazan para peinar las zonas calientes. Unas redes que operan durante varios días y después se asientan en otro punto para evitar ser detectadas. Delincuentes especializados que entre su amplia gama de objetivos tienen las ciudades que en época estival viven un éxodo veraniego que deja muchas casas vacías. Sevilla ha sido una de las que estos días han conocido su acción con la desarticulación por parte de la Policía Nacional de dos bandas formadas por ucranianos y georgianos.

La Jefatura Superior de Andalucía Occidental informó en las últimas horas de estos dos operativos, que se han saldado con un total de seis detenidos y que han sido el resultado de sendas investigaciones llenas de singularidades. Curiosamente, explotaron el mismo día: el 3 de agosto. Las pesquisas que han permitido desmantelar una célula itinerante compuesta por ciudadanos georgianos se iniciaron a finales del mes de julio, cuando se detectó a sus tres componentes en el barrio de Nervión. Las vigilancias pusieron de relieve que los sospechosos adoptaban numerosas medidas de seguridad para dificultar cualquier seguimiento policial. Solían desplazarse por separado y utilizaban patinetes eléctricos para moverse por la ciudad.

Foto: Las dos supuestas ladronas de casas detenidas el 5 de junio en Málaga. (EC)

El trabajo policial concluyó que los tres investigados participaron en al menos dos asaltos a casas de la capital hispalense, así como un tercero ocurrido en julio de 2021 en Huelva y en el que los autores se llevaron un gran botín en joyas. La intervención, señaló la citada fuente, “ha permitido frustrar numerosos robos de viviendas en la capital de Sevilla”, ya que uno de los dos arrestados —el tercero logró huir y está siendo buscado— cuenta con antecedentes en hechos delictivos similares. Todo hace pensar que su rápida detección impidió que llevaran a cabo su campaña en la ciudad.

En el registro del domicilio donde se habían asentado —suelen alquilarlos por cortos periodos de tiempo— se intervinieron, además de los patinetes que utilizaban en los desplazamientos, 1.100 euros, útiles de robo y material para marcar pisos que posteriormente serían objeto de futuros robos.

Colaboración ciudadana

Esta forma de actuar era muy similar a la utilizada por la red ucraniana desarticulada esa misma jornada. Sus cuatro componentes utilizaban pequeños clips de plástico y finos hilos de pegamento con los que controlaban si los inmuebles se encontraban vacíos para aprovechar el momento y desvalijarlos.

Hay que recordar que a comienzos de este esperado verano la Policía Nacional lanzó una campaña de prevención de robos en domicilios con motivo de la época estival y que en ella se pedía a los ciudadanos que, en el caso de encontrar posibles marcas en sus viviendas o en las de sus vecinos, lo comunicaran inmediatamente. Y esto es lo que hizo un vecino de Sevilla, que llamó al 091 informando de que se había ausentado de su casa durante dos horas y al volver observó que entre la puerta y su marco habían colocado dos pequeños clips de plástico sospechosos.

A partir de esta información, se centró la vigilancia en las inmediaciones del parque de Miraflores. Fue el 3 de agosto cuando los agentes que participaban en el operativo detectaron a dos varones que merodeaban por la avenida Asociaciones de Vecinos de la capital andaluza y que, “a ojos de su dilatada experiencia”, cumplían con todos los patrones básicos característicos de los profesionales de Europa del Este, dedicados a los robos en domicilios.

Cuando los individuos salían de un bloque de pisos, fueron abordados por los policías para identificarlos e indagar. Ninguno de ellos supo explicar lo que hacía en el inmueble a altas horas de la madrugada, por lo que los agentes procedieron a cachearlos. Entre las cosas que portaban, objetos compatibles con el marcado de viviendas, como clips de plástico, pequeños palitos de madera, pegamento… Así como ganzúas para forzar la apertura de las puertas.

Foto: Foto: Kim Sayer/CORBIS

Tras las sospechas fundadas, y ante la evidencia de los objetos encontrados, se procedió a la inmediata detención de estos dos varones. Acto seguido, y después de asegurar que el resto del bloque de viviendas se encontraba en perfectas condiciones, se percataron de que otros dos individuos más estaban agazapados y ocultos, por lo que también fueron arrestados. También llevaban útiles y clips de plástico utilizados para realizar este tipo de robos.

Estos cuatro ladrones fueron puestos a disposición judicial, sin que haya trascendido en qué situación quedaron. Uno de los dos georgianos, en cambio, ingresó en prisión.

Cada verano es temporada alta en los grupos de robos de las comisarías y comandancias. La llegada de turistas atrae a delincuentes de todo pelaje, deseosos de hacer su campaña de agosto. Hurtadores, carteristas, ladrones de relojes de lujo… Y asaltantes de casas. Sobre todo, grupos organizados desplazados de países del este de Europa, formados en ‘academias del crimen’ y que se desplazan para peinar las zonas calientes. Unas redes que operan durante varios días y después se asientan en otro punto para evitar ser detectadas. Delincuentes especializados que entre su amplia gama de objetivos tienen las ciudades que en época estival viven un éxodo veraniego que deja muchas casas vacías. Sevilla ha sido una de las que estos días han conocido su acción con la desarticulación por parte de la Policía Nacional de dos bandas formadas por ucranianos y georgianos.

Robos Sevilla Crimen organizado Noticias de Andalucía
El redactor recomienda