grupos de albaneses, kosovares y serbios

Los ladrones del este asaltan el 'rico' oeste madrileño: 1.000 robos de viviendas en 2018

Tras la capital, Las Rozas lidera el número de asaltos, 366. Majadahonda sufre la mayor subida, del 87%. En Pozuelo los robos han crecido un 23% y en Galapagar un 42%. Solo se salva Boadilla

Foto: Dos de los asaltantes albaneses detenidos en Madrid en la operación 'Habitat DAJT'
Dos de los asaltantes albaneses detenidos en Madrid en la operación 'Habitat DAJT'

La tarta es muy golosa. Municipios con las rentas per cápita más altas de toda España, muchas urbanizaciones dispersas y buenas vías de comunicación para facilitar la huida. La ecuación perfecta. Y los ladrones lo tienen claro. El oeste madrileño, el 'rico' oeste de la región, sufrió en 2018 un importante aumento de los robos en viviendas. Así lo revela la última estadística de criminalidad hecha pública por el Ministerio del Interior, que analiza los municipios con más de 30.000 habitantes. Mientras los "robos con fuerza en domicilios" crecieron solo un 1,8% de media en toda la comunidad de Madrid (hubo 12.793, una media de 35 diarios), las localidades del oeste sufrieron el año pasado su particular vía crucis.

Quitando obviamente Madrid capital, la ciudad más poblada de la comunidad que sufrió 5.462 robos (un descenso del 9,4%), el municipio más castigado ha sido el de Las Rozas (95.500 habitantes). Numéricamente hablando es el segundo con más asaltos, 366 (una subida del 38,1%), a pesar de que hay otras localidades con muchos más habitantes y un parque de viviendas más amplio. Otro municipio del oeste, Majadahonda (72.000 habitantes), encabeza el listado si contabilizamos el incremento de delitos. Es donde más crecieron, un 87%, hasta los 236 robos. Pozuelo de Alarcón (86.000 residentes) también está en los primeros puestos: 165 robos, una subida del 23%.

Galapagar, también en el oeste, encabeza otra ‘negra’ estadística. Es el municipio madrileño donde más subieron las infracciones penales en 2018: un 24,7% respecto a 2017. Esta localidad del oeste de la región (33.000 vecinos) se ha hecho famosa desde que los dos principales líderes de Podemos, Pablo Iglesias e Irene Montero, se trasladaron a una de sus urbanizaciones tras adquirir su mediático chalé. Los robos con fuerza en domicilios también han crecido con fuerza, un 42%. Solo en 2018 hubo 152 asaltos (por 107 en 2017). Solo se salva Boadilla del Monte, que ha visto reducirse en concreto este tipo de delito en un 4,7% (solo 81 robos). Es decir, sumando los cinco municipios del oeste justo 1.000 robos en solo un año.

La Guardia Civil, que tiene la competencia en materia de seguridad en la mayoría de estas ciudades, explica que este incremento se debe a que en 2018 varias bandas del este de Europa han actuado en la región. "Sobre todo albaneses, kosovares e incluso serbios", explica un portavoz de la Comandancia de Madrid. "Son grupos que vienen a Madrid a realizar campañas de asaltos y luego vuelven a sus países. Vienen a tiro fijo, porque ya conocen determinadas zonas de la región por robos anteriores o porque ya han actuado otras bandas con las que tienen conexiones".

Entre esas zonas predilectas está el oeste de la región, donde viven las familias más adineradas, es decir, con la renta per cápita más alta. Según los últimos datos del ministerio de Hacienda Pozuelo es el municipio español donde sus habitantes tienen de media más ingresos: 72.993 euros de renta bruta anual. Boadilla está en tercer lugar (53.397 euros) y Majadahonda aparece en sexto puesto del listado (50.992 euros). Las Rozas ocupa la décima plaza (50.286 euros) y otro municipio del oeste, Torrelodones (49.467 euros) el undécimo lugar, aunque el ministerio del Interior no ofrece datos en su estadística de los asaltos cometidos en este último municipio.

David Santos es concejal de seguridad en Las Rozas, el segundo municipio con más robos detrás de la capital. "2017 fue un año relativamente bueno en los que se refiere a este tipo de delitos, pero en 2018 un par de bandas que estuvieron muy activas desarmaron las estadísticas". El edil se refiere "a grupos del este muy profesionalizados que hicieron 'campañas' de verano y en Navidad". Santos cree que en cierta medida es lógico que estos grupos actúen en los municipios con las rentas más altas. "En el caso de Las Rozas tenemos además buenas comunicaciones, salidas a la M-50 y a la A-6 que facilitan su huida, y una ciudad muy extendida, de 58 kilómetros cuadrados", lo que se traduce en urbanizaciones muy dispersas.

Ciudadanos albaneses detenidos en Madrid en 2018 por el asalto de viviendas
Ciudadanos albaneses detenidos en Madrid en 2018 por el asalto de viviendas

Las Rozas asegura que es una ciudad segura y que desde el Ayuntamiento se están tomando las medidas necesarias para mejorar esta seguridad. "Estamos instalando 60 cámaras en el casco urbano y en el polígono Európolis, instalación que finaliza ahora en abril y está prevista la colocación de otras 200 en varios accesos y salidas del municipio, cámaras controladas desde la Policía Local", concluye Santos. La plantilla policial es de 146 agentes, que se van a reforzar con otros 14 efectivos.

Majadahonda, por su parte, no ha querido analizar los datos. "No tenemos información de las estadísticas de Interior. Este 21 de marzo hemos convocado una Junta de Seguridad Local con la Guardia Civil para analizar los mismos", señala un portavoz municipal. Majadahonda, donde más han crecido los robos en viviendas, asegura que no "hay percepción de inseguridad en el municipio". En cierta medida los robos en viviendas, uno de los delitos que más alarma social genera, son un tema tabú para muchos de los responsables políticos. Pozuelo de Alarcón, por ejemplo, no ha querido comentar con este diario las estadísticas referentes a su localidad.

En 2018 la Guardia Civil desarticuló dos de esos grupos que proceden de Europa del Este y que se dedican durante una breve temporada a perpetrar varios robos, acumular botín y regresar a su país. Los dos formados por albaneses. En agosto la Benemérita detenía a tres ladrones responsables de 50 asaltos en Torrelodones, Galapagar, Las Rozas, Majadahonda, Guadarrama, El Escorial, Boadilla del Monte y Villaviciosa de Odón. Evitaban siempre que podían enfrentarse con los inquilinos de las casas y huían en coches robados. En una sola noche podían entrar en cinco casas. Silenciosos y rápidos. Estudiaban antes los inmuebles que iban a asaltar, inutilizando incluso las cámaras de seguridad en aquellas viviendas donde había para que no les grabaran. Se llevaban joyas, televisiones, dispositivos electrónicos y dinero.

En enero de 2018 fueron cinco los detenidos. También albaneses. Habían alquilado dos pisos en dos barrios de la capital, Chamartín y San Blas, y desde ahí planificaban sus robos en municipios del oeste: Torrelodones, Las Rozas, Guadarrama, Boadilla del Monte, Villaviciosa de Odón, Majadahonda, Alpedrete, El Escorial y Sevilla la Nueva. Se les imputa 200 asaltos. "Elegían urbanizaciones de alto nivel adquisitivo y siempre viviendas unifamiliares en las que permanecían escasos cinco minutos si se producía el salto de alarma, mientras que si estaba desactivada o carecían de ella, buscaban la caja fuerte que pudiera existir en el domicilio", explican desde la Guardia Civil. Aunque no siempre son grupos organizados. También hay ladrones que actúan en solitario. En enero de este año, por ejemplo, la Benemérita arrestó a un marroquí al que se le acusa de robar 14 viviendas en Las Rozas. Tenía gran habilidad para trepar muros y colarse por las ventanas.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios