Es noticia
Menú
Juanma Moreno presume de acento andaluz en una toma de posesión a la americana
  1. España
  2. Andalucía
Segundo mandato del malagueño

Juanma Moreno presume de acento andaluz en una toma de posesión a la americana

El presidente de la Junta jura el cargo frente a la portada barroca de San Telmo en un acto con 600 invitados a pie de calle y muy centrado en el andalucismo "orgulloso" y la juventud

Foto: Juanma Moreno saluda a los asistentes a su toma de posesión. (EFE/Julio Muñoz)
Juanma Moreno saluda a los asistentes a su toma de posesión. (EFE/Julio Muñoz)

En una entrevista de campaña, Juanma Moreno paseaba por su pueblo, Alhaurín el Grande, hablando de lo mucho que le gusta el 'indie' español en el acento más mesetario que conserva de sus tiempos en Madrid. De repente, un lugareño le gritó "¡tu pueblo te quiere!". Y Moreno se despojó de todas las eses y le contestó un rural "¡Y yo a mi pueblo!". El malagueño, nieto de jornaleros, como él mismo ha recordado, presumió este sábado de ese acento fluido después de jurar el cargo de presidente de la Junta, por segunda vez, en un acto con un boato propio del National Mall de Washington. Pero cambiando el Capitolio, donde suelen tomar posesión los inquilinos de la Casa Blanca, por la fachada barroca del Palacio San Telmo.

Unas 600 personas han acudido a la primera toma de posesión de un presidente andaluz que se ha celebrado en la calle. El equipo del presidente lo dejó todo preparado para que el sol empezase a asomar por la portada barroca justo al final del acto, cuando los alumnos de la Academia de Estudios Orquestales de la Fundación Pública Andaluza Barenboim-Said interpretaban el himno de España. La Marcha Real no tiene letra, por lo que la coplera Joana Jiménez o José Manuel Soto no pudieron cantar en el acto, como hacen los estadounidenses con su 'Bandera estrellada'.

Foto: Juanma Moreno, junto al expresidente Mariano Rajoy y el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Julio Muñoz)

Soto y Jiménez fueron los únicos intérpretes de esa "sociedad civil viva" que Moreno citó en su discurso y que se dejaron ver por la explanada del Paseo de Roma en Sevilla. También estuvieron por allí Curro Romero y su mujer, Carmen Tello, el escritor Antonio Burgos o la modelo Laura Sánchez. Hasta ahí la presencia cultural en un acto inédito en muchos aspectos y copado por los políticos. Como es lógico, los populares eran mayoría, con la presencia de un presidente del Gobierno como Mariano Rajoy y su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.

No faltó Alberto Núñez Feijóo, aunque se fue rápido camino de Barcelona. El líder nacional del PP fue quien dotó de contenido político a un acto que dejó ver al Juanma Moreno más relajado y emotivo. Con el jefe de los populares estuvieron los presidentes autonómicos del partido, que la noche antes habían salido a cenar y se fotografiaron en el Puente de Triana con Elías Bendodo, nuevo genovés, y Loles López como anfitriones. Del lado socialista, Susana Díaz, Juan Espadas y Antonio Muñoz fueron los más destacados, mientras que Macarena Olona llevó el banderín de Vox y se refirió al Gobierno de Juanma Moreno como "el Gobierno fuerte que Andalucía necesita y en el que confiamos".

placeholder Líderes populares en la toma de posesión de Juanma Moreno. (EFE/Julio Muñoz)
Líderes populares en la toma de posesión de Juanma Moreno. (EFE/Julio Muñoz)

La izquierda no se dejó ver, al contrario que Ciudadanos, a pesar de que ya es un partido extraparlamentario en Andalucía. Así se entiende la foto que se hicieron los secretarios generales y directores generales naranjas con sus compañeros del PP, en una suerte de imagen de fin de curso. "Os queda un cuarto de hora", dijo Juanma Moreno en un chascarrillo de su discurso. Pero no se refería solo al miembro de Cs que hay en su Gobierno saliente, sino también a los populares que no seguirán. Jesús Aguirre, que se encargaba del protocolo como presidente del Parlamento, bien lo sabe.

El mutismo de Juanma Moreno sobre su nuevo gabinete se mantiene cuando faltan horas para que se acabe la intriga. Tanto es así que algunos cuadros del Gobierno les preguntaban a los periodistas invitados al ágape si tenían alguna información. Hay muchas quinielas, pero nadie sabe nada. "Y si alguien a quien el presidente llama el domingo por la noche filtra su nombramiento, no será consejero el lunes", cuentan en el entorno del político malagueño, que ha celebrado la toma de posesión más pomposa de las que se recuerdan en Andalucía.

Juanma Moreno estrenó la medalla y el emblema del presidente de la Junta

Moreno no solo ha estrenado la explanada de San Telmo como lugar de celebración, sino que también ha cambiado levemente la ceremonia. Tras la jura, Jesús Aguirre le ha impuesto una medalla y el emblema del presidente de la Junta. Se trata de un nuevo símbolo creado por el actual Gobierno, no sin polémica, que incluye el escudo de Andalucía, con su Hércules, sus leones y sus columnas, pero tocado por una corona real y rodeado por una corona de laurel. Está basado en el diseño de las medallas de Andalucía que se entregan cada 28 de febrero, día de la comunidad.

Después del acto oficial, los 600 invitados han cruzado la imponente fachada barroca con símbolos marineros —San Telmo fue escuela de navegación— para pasar al Salón de los Espejos donde los duques de Montpensier celebraban sus bailes y los jardines del palacio. En esta celebración no había música, pero sí molletes de Antequera con jamón de Huelva o mermelada, al gusto del consumidor. A alguno de los asistentes, el desayuno le ayudó a aplacar la resaca después de la tórrida noche sevillana, según confesó un taxista que había hecho varios viajes con invitados ojerosos.

placeholder El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Julio Muñoz)
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Julio Muñoz)

No hubo ni rastro de ojeras en la siempre impecable Manuela Villena, mujer del presidente de la Junta. Junto con sus tres hijos —"nunca los he visto tan arreglados", admitió Moreno— recibió el cariño del político malagueño desde su atril. El presidente se acordó también de su padre, fallecido hace años y quien, cree, estaría muy orgulloso de ver a este nieto de jornaleros "rodeado de gente importante".

Más allá de lo emotivo, Moreno quiso presumir en su discurso de "poderío" y "acento" andaluz y se acordó de cómo los jóvenes se muestran "orgullosos" de ser andaluces sin complejos. Con citas a Carlos Cano y María Zambrano, referentes del andalucismo de izquierdas, el presidente de la Junta volvió a dar pistas de cómo llegó este malagueño al éxito. Imitando los aciertos de sus antecesores y sumándole los suyos propios. Si esta toma de posesión a la americana está entre esos aciertos, se sabrá en el futuro. Pero es innegable afirmar que, lucir, ha lucido.

En una entrevista de campaña, Juanma Moreno paseaba por su pueblo, Alhaurín el Grande, hablando de lo mucho que le gusta el 'indie' español en el acento más mesetario que conserva de sus tiempos en Madrid. De repente, un lugareño le gritó "¡tu pueblo te quiere!". Y Moreno se despojó de todas las eses y le contestó un rural "¡Y yo a mi pueblo!". El malagueño, nieto de jornaleros, como él mismo ha recordado, presumió este sábado de ese acento fluido después de jurar el cargo de presidente de la Junta, por segunda vez, en un acto con un boato propio del National Mall de Washington. Pero cambiando el Capitolio, donde suelen tomar posesión los inquilinos de la Casa Blanca, por la fachada barroca del Palacio San Telmo.

Juanma Moreno Partido Popular (PP) Alberto Núñez Feijóo
El redactor recomienda