Es noticia
Menú
De Moreno Bonilla a Juanma: cómo construir al líder que barrió al PSOE en Andalucía
  1. España
  2. Andalucía
Perfil político del dirigente popular

De Moreno Bonilla a Juanma: cómo construir al líder que barrió al PSOE en Andalucía

El presidente de la Junta, que estuvo a punto de quedar desahuciado en 2018, emerge como figura política de primer nivel imitando las técnicas que llevaron a los socialistas a gobernar en la región durante casi 40 años

Foto: Juanma Moreno, con Elías Bendodo y parte de su equipo en la noche del 19 de junio. (Cedida)
Juanma Moreno, con Elías Bendodo y parte de su equipo en la noche del 19 de junio. (Cedida)

En la sesión de control del Parlamento andaluz que se celebró justo después de las elecciones generales de junio de 2016 —en las que el PP ganó al PSOE por 100.000 votos— Susana Díaz comparó a Juanma Moreno con el 'Platanito', un torero de Badajoz que en los 60 tuvo cierto éxito, pero que acabó inspirando un refrán: "Dar más oportunidades que al Platanito". El malagueño, entonces en la oposición, se quejaba amargamente de la soberbia con la que, a veces, se dirigía a él la sevillana. Dos años y medio después, Moreno aprovechó la oportunidad y, en una carambola que las encuestas no habían previsto, se convirtió en presidente de la Junta. El PSOE le sacó entonces 250.000 votos al PP y Ciudadanos se quedó a 80.000 sufragios de superar a los populares. Pero aquella noche del 2 de diciembre de 2018 se apagó la figura de Juan Manuel Moreno Bonilla —Moreno Bonilla para sus adversarios— y comenzó el ascenso de Juanma Moreno.

"Llamadme Juanma", decía el líder del PP andaluz al poco de suceder a Juan Ignacio Zoido como jefe de los populares en la comunidad. Y "Juanma presidente" era precisamente el nombre que figuraba en los carteles de la pasada campaña. "El PSOE nunca se atrevió a poner 'Felipe' en un cartel, pero ahora se han dado las condiciones", apunta el consultor Pablo Pombo, que aleja la figura de Moreno de otros referentes populares "hiperencorbatados", como el ya exdirigente Teodoro García Egea. La politóloga Ana Salazar abunda en esta misma idea y ensalza la imagen de cercanía que proyecta el malagueño. "Es como acordarte de tu amigo Juanma, con el que vas a tomarte una cerveza", apunta la responsable de la consultora Idus3.

Foto: Juanma Moreno. (Sergio Beleña)

¿Dónde ha tenido que buscar Moreno para encontrar un modelo de liderazgo como el que lo ha llevado a una mayoría absoluta de 58 escaños? En sus antecesores, pero no dentro del PP, sino en los despachos de San Telmo. "En lugar de desmontar del todo el aparato, lo que ha hecho Moreno es replicarlo", apunta Pombo, que ve en el líder popular modismos propios de Manuel Chaves, el último presidente de la Junta socialista que logró una mayoría absoluta equiparable a la que Moreno consiguió el pasado domingo. "Da la sensación de que siempre está al control de la situación y que sabe encajar los golpes de los contrarios", señala este consultor, que ha detectado cómo Moreno ha sabido destilar la paciencia y la serenidad que emitía Chaves.

Si la serenidad es uno de los conceptos que más ha utilizado Moreno en esta campaña, en la semana posterior ha sumado otra virtud a sus discursos: la humildad. "Se transmitía que el PP era el partido de los señoritos", reconoce Pombo, que cree que los tres años y medio de Moreno en el Gobierno han servido para impregnarse de un "aroma andaluz", algo que este experto no detectó en la campaña de 2018, y desechar esa imagen elitista. "En el Gobierno se ha hecho mucho más andaluz", insiste, en una tesis que cuadra con ese abrazo de la bandera andaluza que ha practicado Moreno desde San Telmo. Tanto es así que en estos años ha acuñado el concepto del "andalucismo moderno" para separarse de una práctica que inauguró el PSOE en el proceso autonomista que culminó el 28 de febrero de 1980.

placeholder Juanma Moreno, en la Junta Directiva Nacional del PP, en Madrid. (EFE)
Juanma Moreno, en la Junta Directiva Nacional del PP, en Madrid. (EFE)

Un liderazgo similar al de Chaves

"El PSOE se presentaba como el gran partido de los andaluces y ahora el PP empieza a serlo, incluso entre los barrios populares y las clases humildes", considera Pombo. La consultora Verónica Fumanal coincide con su colega y opina que Moreno supo leer el momento de 2018. "No hace una enmienda a la totalidad de 37 años de gobiernos socialistas, sabe que hay una mayoría sociológica de centroizquierda y no entra en guerras culturales", apunta esta consultora en comunicación política, que destaca cómo Moreno apostó por "no molestar al resto de los electorados para no generar anticuerpos".

Ana Salazar considera que, para lograr ese objetivo, Juanma Moreno y su equipo han trabajado mucho en su capacidad de persuasión. "Han puesto en marcha una estrategia expansiva para llegar a votantes que no eran de los suyos", relata esta politóloga, que cree que Moreno se ha afanado en "eliminar toda la confrontación". "Eso se lo ha dejado a otros", dice la politóloga, en referencia a los escuderos como Elías Bendodo que han servido como parapeto al presidente de la Junta.

Foto: Elías Bendodo. (EFE)

La responsable de la consultora Idus3 destaca como en el equipo de Juanma Moreno han reforzado esa cercanía que el malagueño lleva de serie y que ha sido básica en la creación de la figura política del presidente de la Junta. En este contexto encajan, por ejemplo, las bromas que el presidente de la Junta se permite hacer en los mítines y en los actos públicos, en los que presume de una vis cómica que ha ido en aumento en los últimos años. "Todo eso tiene que venir de serie; si tienes que hacer de simpático y eres antipático, eso no funciona", afirma Salazar.

Esas cualidades cuajan entre la población y de eso ha presumido Moreno durante toda la campaña, con esas fotos por las ferias de media Andalucía. Pero el fenómeno viene de atrás. En abril del año pasado, cuando la pandemia de covid mantenía cerradas las provincias andaluzas, el presidente se llevó una ovación en un restaurante sevillano mientras el resto de comensales le preguntaba cuándo se iba a poder ir a la playa. Algo parecido ocurrió a principios de esta semana, cuando el presidente recibió otro aplauso multitudinario de los miles de personas con las que coincidió en un concierto benéfico de José Manuel Soto en la plaza de toros de la Real Maestranza de Sevilla.

La recepción a Juanma Moreno en el concierto de José Manuel Soto en Sevilla da cuenta del momento dulce por el que pasa

Hay quien se acordó de lo que le ocurrió a Juan Ignacio Zoido cuando fue elegido alcalde de Sevilla después de lograr una mayoría absoluta sin precedentes para su partido. A los pocos días, en la festividad del Corpus, los ciudadanos aplaudieron al alcalde a su paso en la procesión. Paradójicamente, el socialista que gestionó aquella derrota, en 2011, también fue Juan Espadas. "Los liderazgos no tienen por qué perdurar en el tiempo", recuerda Ana Salazar, que alude al caso de Albert Rivera. El exlíder naranja está hoy fuera de la primera línea tras dilapidar un capital político muy importante, igual que le ocurrió a Zoido en el Ayuntamiento de la capital andaluza.

En el equipo de Juanma Moreno también tienen estos antecedentes en cuenta. Y lo relevante es que quienes han ayudado a construir el liderazgo comenzaron la tarea casi desde el inicio del desembarco del malagueño en Sevilla. "Es una de las mejores campañas que se han hecho en política reciente", admite la consultora en materia de comunicación política, Verónica Fumanal, que ensalza el trabajo que realiza el equipo que hay detrás de un candidato como Juanma Moreno, "los que se encargan de velar para que eso funcione".

Foto:  Juanma Moreno saluda a los simpatizantes del PP. (EFE/José Manuel Vidal)

"Los candidatos tienen mucha gente a la sombra para que ellos brillen", dice Fumanal. Pero en el caso de Moreno, no es del todo así, ya que su principal colaborador es Elías Bendodo, que ha sido su consejero de Presidencia y ahora se convertirá en la mano derecha de Alberto Núñez Feijóo en Génova. Junto a él, en la campaña, han estado Toni Martín, vicesecretario de Organización del PP andaluz, Sebastián Torres como director de comunicación y otros clásicos del equipo de Moreno desde su desembarco en Sevilla, como Pamela Hoyos e Ignacio Díez.

Ellos son los que trabajan codo con codo con Juanma Moreno, "que no deja nada a la improvisación", desvela uno de sus colaboradores más cercanos. Ahí se incluye, por ejemplo, que en el último mensaje de fin de año Moreno lo diera desde un bar con solera de Granada en plena oleada de quejas de los hosteleros. Y que después de hablar a la cámara se girase para tomarse una cerveza con unos clientes del establecimiento. O que en la noche electoral Moreno saliese de su despacho con su mujer, Manuela Villena, y bajase dos plantas de escaleras en una imagen realizada por el propio PP y que se vio en millones de hogares. Y lo hizo justo antes de subirse a un atril para hablarle a sus simpatizantes a pie de calle y no en un balcón, como han hecho siempre los líderes de su partido en las victorias electorales. Como hicieron Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado el 4 de mayo de 2021 tras la victoria de la presidenta madrileña. Pero el consenso es que ambos modelos, aunque son compatibles dentro del PP, son distintos. Pero al que Alberto Núñez Feijóo se refiere como "el Califa" es a Juanma Moreno.

En la sesión de control del Parlamento andaluz que se celebró justo después de las elecciones generales de junio de 2016 —en las que el PP ganó al PSOE por 100.000 votos— Susana Díaz comparó a Juanma Moreno con el 'Platanito', un torero de Badajoz que en los 60 tuvo cierto éxito, pero que acabó inspirando un refrán: "Dar más oportunidades que al Platanito". El malagueño, entonces en la oposición, se quejaba amargamente de la soberbia con la que, a veces, se dirigía a él la sevillana. Dos años y medio después, Moreno aprovechó la oportunidad y, en una carambola que las encuestas no habían previsto, se convirtió en presidente de la Junta. El PSOE le sacó entonces 250.000 votos al PP y Ciudadanos se quedó a 80.000 sufragios de superar a los populares. Pero aquella noche del 2 de diciembre de 2018 se apagó la figura de Juan Manuel Moreno Bonilla —Moreno Bonilla para sus adversarios— y comenzó el ascenso de Juanma Moreno.

Juanma Moreno Alberto Núñez Feijóo Partido Popular (PP) Elecciones Andalucía