Es noticia
Menú
La rebelión del campo sigue prendiendo la mecha camino de una gran protesta en Madrid
  1. España
  2. Andalucía
RETOMAN LAS MOVILIZACIONES

La rebelión del campo sigue prendiendo la mecha camino de una gran protesta en Madrid

Miles de agricultores, 4.500, según la Policía, y hasta 15.000, según las organizaciones agrarias, tomaron este viernes el centro de Sevilla

Foto: Agricultores se manifiestan en sevilla pidiendo medidas contra la crisis. (EFE/ Jose Manuel Vidal)
Agricultores se manifiestan en sevilla pidiendo medidas contra la crisis. (EFE/ Jose Manuel Vidal)

Miles de agricultores, 4.500, según la Policía, y hasta 15.000, según las organizaciones agrarias, tomaron este viernes las calles del centro de Sevilla con cientos de tractores cortando el tráfico hasta llegar a la Plaza de España, sede de la Delegación del Gobierno. Es una movilización más, la más multitudinaria, de las que se han retomado tras el parón de la pandemia y que calienta motores hacia una gran protesta en Madrid de agricultores y ganaderos de todos los rincones del país contra el Ejecutivo central, convocada el próximo 20 de marzo. El lema: 'La agricultura y la ganadería, una cuestión de Estado'.

En Andalucía, todas las organizaciones agrarias van de la mano en las movilizaciones. Asaja, COAG, UPA y las Cooperativas dieron de nuevo muestras de unidad en sus reivindicaciones contra el Gobierno de Pedro Sánchez. En el punto de mira, los manifestantes situaron al Consejo de Ministros. “Qué le hemos hecho nosotros a este Gobierno para que haya cuatro ministros atacándonos”, señaló el portavoz de Asaja antes de que partiera la marcha y con la megafonía a todo volumen. En el repaso desfilaron el de Consumo, la de Transición Ecológica, a la que acusan de frenar las obras de riego ante una sequía que, advierten, es “cíclica en España”. También en la diana de las protestas situaron a la ministra de Trabajo, que “mandó a la inspección a buscar esclavitud en el campo". "Esa no ha pisado un terrón en su puñetera vida”, denunciaron para criticar también una reforma laboral que no ha tenido en cuenta la temporalidad en el sector. Pero fue al "listo”, al ministro de Agricultura, Luis Planas, al que más nombraron por una Política Agraria Común (PAC) que, aseguraron, va a suponer pérdidas para un 53% de los agricultores andaluces.

Foto: Agricultores cortan la AP-4. (EFE/Julio Muñoz)

El secretario general de Asaja, Eduardo Martín, advirtió del peso del campo andaluz, que supone el 36% del empleo agrario nacional. “A los políticos se le llena la boca de la España Vaciada, pero se legisla contra el sector agrario”, declaró a los medios. “No queremos ni ayudas, queremos que nos dejen en paz”, advirtió.

Desde COAG Andalucía, Miguel López, habló de “la tormenta perfecta” y añadió a toda la cadena de problemas que están hundiendo a los agricultores, desde los bajos precios a los costes disparados o la sequía, los efectos del conflicto en Ucrania. Las organizaciones agrarias temen las consecuencias en los precios de gas y petróleo y advierten de que el impacto también se sentirá en las relaciones comerciales. Importan un 30% de maíz y un 15% de cereales, por lo que no saben “si van a conseguir alimentación para el ganado”.

"No queremos ni ayudas queremos que nos dejen en paz", claman los agricultores

El vicepresidente de Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía, Cristóbal Gallego, acusó al Gobierno de “engañar” a Andalucía “de manera soterrada” y de trasladar fondos de la comunidad a otras zonas “¿Y por qué? Por un puñado de votos”, sostuvo, asegurando que “no van a parar” y llegarán “donde tengan que llegar”.

El sector ya protagonizó encendidas protestas contra el Gobierno antes de la pandemia, motivadas principalmente por los bajos precios de los productos en origen que hacen insostenible la actividad de muchos agricultores y ganaderos y por el descontrol de las importaciones de terceros países, con los que no compiten en pie de igualdad. El coronavirus y la emergencia sanitaria mundial replegaron a los agricultores y pararon las movilizaciones.

Ahora, vuelven con fuerza. Las organizaciones agrarias admiten que es difícil movilizar al campo y organizar las protestas, “somos lentos”, dicen con ironía, pero advierten de que una vez que la mecha prende son “imparables”. El Gobierno aprobó la ley de la cadena alimentaria, que vigila que no haya precios de compra por debajo de los costes de producción, pero las organizaciones aseguran que no se está cumpliendo y que la situación sigue siendo “insostenible”.

Obras frente a la sequía

A esto se suman otros problemas en auge en estos momentos como la sequía. Los agricultores claman por obras hidráulicas que el Gobierno no ejecuta, según sostienen. “Hay un cambio climático, todos lo sabemos, los seres humanos pueden ayudar a que ese cambio climático no se desarrolle, pero no solo con cuestiones medioambientales, también con inversiones. Son necesarias inversiones. Necesitamos regar para sacar adelante nuestros cultivos”, defendió el portavoz de las Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía.

Foto: Vista del embalse de La Viñuela, en Málaga. (EFE/Jorge Zapata)

La protesta de Sevilla, que reunió a manifestantes de todos los puntos de la comunidad, coincidió en el calendario con las de Valencia y Valladolid. En Andalucía, advierten los organizadores, son más numerosas las manifestaciones porque se suma la PAC como factor diferencial que tiene indignado al campo.

A la caza del voto rural

En la jornada de la capital andaluza este viernes, a diferencia de lo que venía ocurriendo en otras protestas similares, sí que hicieron una aparición estelar los políticos para cazar votos en la indignación del campo. Hubo un momento en el que eran los representantes de los distintos partidos los que hablaban ante las cámaras y micrófonos para indignación de los organizadores, que admiten que ante esto “no pueden hacer nada”. El campo andaluz es un polvorín y el voto rural es muy importante en esta comunidad, a diferencia de lo que ocurre en otras regiones más despobladas. Se estima que un tercio del voto en las andaluzas dependerá del medio rural.

Por Cs acudió el vicepresidente Juan Marín, junto a la presidenta del Parlamento regional, Marta Bosquet, y varios diputados. Por el PP tomó la palabra su secretaria general, Loles López. Mientras que de Vox acudió el secretario general de su sindicato Solidaridad, el diputado andaluz Rodrigo Alonso, junto a otros compañeros de filas. Todos mostraron su solidaridad con los agricultores y ganaderos y cargaron contra el Gobierno de Pedro Sánchez.

Foto: La secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona. (EFE)

El líder de Cs en Andalucía y vicepresidente andaluz aseguró que ellos acudían a dar su apoyo al campo “sin pancartas” y acusó a Vox de “populistas”. En las protestas ondeaban las banderas andaluzas y españolas, junto a la que han serigrafiado las organizaciones agrarias convocantes con los logotipos de todas las organizaciones, pero también había banderas de Vox que acompañaron el recorrido de los tractores. En algunos momentos los organizadores pidieron su retirada y que se limitaran a llevar las de los convocantes, pero era imposible. En el inicio de la protesta, en su punto de partida, se vio también el autobús de Vox con el lema 'Devolved lo robado' y los logos de UGT y CCOO junto a los expresidentes socialistas Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Pasaron por allí, explican desde este partido, antes de partir en su ruta por otros pueblos sevillanos. En esta ocasión, las consignas políticas sí que se mezclaron con las de los agricultores, a diferencia de lo que ocurrió en movilizaciones anteriores sin símbolos de partidos a la vista ni políticos dando declaraciones. Las elecciones andaluzas están más cerca.

Miles de agricultores, 4.500, según la Policía, y hasta 15.000, según las organizaciones agrarias, tomaron este viernes las calles del centro de Sevilla con cientos de tractores cortando el tráfico hasta llegar a la Plaza de España, sede de la Delegación del Gobierno. Es una movilización más, la más multitudinaria, de las que se han retomado tras el parón de la pandemia y que calienta motores hacia una gran protesta en Madrid de agricultores y ganaderos de todos los rincones del país contra el Ejecutivo central, convocada el próximo 20 de marzo. El lema: 'La agricultura y la ganadería, una cuestión de Estado'.

Agricultura Pandemia Pedro Sánchez Ganadería Reforma laboral Conflicto de Ucrania Parlamento de Andalucía Vox
El redactor recomienda