Es noticia
Menú
Sequía en Andalucía: la CHG garantiza agua para la población, pero prevé la ruina del campo
  1. España
  2. Andalucía
La Junta pide medidas al Gobierno

Sequía en Andalucía: la CHG garantiza agua para la población, pero prevé la ruina del campo

Los pantanos se encuentran ya a un 28% de capacidad en la cuarta temporada más seca de los últimos 25 años, por lo que la Confederación Hidrológica del Guadalquivir reducirá al mínimo la cantidad disponible para regadío (un 80% menos)

Foto: Vista del embalse de La Viñuela, en Málaga. (EFE/Jorge Zapata)
Vista del embalse de La Viñuela, en Málaga. (EFE/Jorge Zapata)

La Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) constató este miércoles lo que viene siendo una obviedad desde varios hace meses: Andalucía se enfrenta a uno de los ejercicios hidrológicos más secos de los últimos 25 años. Desde que comenzó la temporada (el 1 de octubre), las precipitaciones han sido un 46% inferior y los recursos embalsados han supuesto un 49,2% menos que los almacenados en la media del último cuarto de siglo.

En la actualidad, el volumen en los 48 embalses de regulación de la cuenca asciende a 2.320 hm³ (28,6% de la capacidad total de embalse), 960 hm³ menos que hace un año.

Foto: El presidente de la CHG, Joaquín Páez, bebiendo agua. (J. L. Losa)

La cuenca del Guadalquivir abastece a 4,3 millones de personas, de 554 municipios, y 890.000 hectáreas de regadío, que se tendrán que preparar para distintos escenarios posibles, aunque casi ninguno optimista.

La única noticia tranquilizadora es para la población de los núcleos urbanos, que tiene garantizado el suministro por unos dos años incluso en la peor de las circunstancias.

Sin embargo, mucho tendrían que cambiar las cosas para que el campo andaluz no viva una temporada para olvidar. “De modo general se puede decir que, salvo un vuelco radical que de momento no se vislumbra, estamos abocados a un año con una dotación muy baja y cuyo valor final dependerá de la primavera”, han señalado los responsables de la CHG.

Foto: Pantano de Ricobayo en la provincia de Zamora, muy por debajo de su capacidad. (EFE/Mariam A. Montesinos)

Las previsiones meteorológicas estudiadas este miércoles prevén, en un 95%, una campaña sin precipitaciones y solo una posibilidad del 40% de que se desarrolle un año similar al de 2021, ya considerado un año seco.

El último año hidrológico en la cuenca del Guadalquivir, 2020-21 (que terminó el 30 de septiembre), ya se registró un 17% menos de precipitaciones que la media de los últimos 25, un 57% menos de aportaciones a los embalses y hasta un 20% menos de volumen medio de ese periodo.

En este contexto, la Comisión de Desembalse ha anunciado que, en el peor de los escenarios, en el que se contemple una ausencia total de precipitaciones, se maneja un desembalse de 450 hm³ para el Sistema de Regulación General. En el mismo contexto, la previsión de dotación se encontraría en torno a 1.000 m³/ha, un 83% menos de la dotación máxima cifrada en 6.000 m³/ha.

Foto: Embalse de La Viñuela, en Málaga, la semana pasada. (EFE/J. Zapata)

Ante estos datos, la Confederación ha recordado que estas previsiones siempre se revisarán al alza -en caso de nuevos episodios de precipitaciones-, y nunca a la baja. No obstante, también se ha remarcado que, una vez se aprueben definitivamente las dotaciones en la Comisión previa al inicio de la campaña -meses de abril o mayo- no se modificarán bajo ningún concepto los acuerdos aprobados en pro del principio de unidad para evitar agravios comparativos.

Antes de finalizar, el presidente de la Confederación, Joaquín Páez, ha apelado "a la colaboración, la implicación y la comprensión de todos los usuarios en esta situación tan complicada, especialmente de los regantes", a los que ha recordado la necesidad de respetar el condicionado de sus concesiones, lo que implica la imposibilidad de tomar agua procedente de los desembalses mientras no se cumplan los caudales ecológicos.

Medidas del Gobierno

Ahora, todas las miradas se dirigen al Gobierno central para saber cuáles son sus planes y las medidas extraordinarias que prevé aprobar para evitar la ruina del campo andaluz ante esta situación de sequía.

El máximo responsable de la CHG ha informado de que ya ha enviado al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico el borrador del Real Decreto Ley de Sequía, documento elaborado en el seno de la Comisión Permanente de Sequía del Guadalquivir con el fin de responder al máximo a las necesidades de la cuenca.

placeholder Una persona pesca en el Embalse de la Viñuela, en Málaga. (EFE)
Una persona pesca en el Embalse de la Viñuela, en Málaga. (EFE)

En este sentido, ha trasladado a los regantes que, de forma paralela, se está trabajando con la Dirección General del Agua para ajustar el borrador a sus requerimientos jurídicos con el fin de agilizar al máximo la versión final para su próxima aprobación.

Precisamente este documento -que incluirá previsiblemente las obras de emergencia para garantizar el abastecimiento, así como las exenciones fiscales de cánones y tarifas de los regantes del Guadalquivir-, fue uno de los principales temas que el presidente del Organismo de cuenca trató con la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, durante la reunión de coordinación de confederaciones, que tuvo lugar el martes en Madrid.

En las próximas semanas, se celebrará una nueva sesión de la Comisión Permanente de Sequía para continuar con la hoja de ruta trazada para implementar las medidas que las distintas administraciones implicadas en la cuenca vienen desarrollando para paliar los efectos de la sequía extraordinaria declarada el pasado 2 de noviembre.

Foto: Embalse del Quiebrajano, en Jaén. (EFE)

Por su parte, la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha destacado este miércoles en comisión parlamentaria que “la Junta de Andalucía se ha adelantado a las circunstancias” y, gracias a ello, todas las obras del Decreto de Sequía ubicadas en las zonas declaradas como de ‘excepcional sequía’ de las cuencas intracomunitarias “están ya en marcha y finalizarán a lo largo del año 2022”. Además, como ha apuntado Crespo, el Gobierno andaluz también ha impulsado actuaciones para respaldar a unos agricultores y ganaderos que “en estos momentos tienen dificultades” también a causa de la escasez de lluvias y la subida de los costes de producción.

“Este es un Gobierno previsor”, ha afirmado la consejera en referencia a que ya en junio de 2021 se aprobó el Decreto de Sequía en Andalucía; en septiembre de ese mismo año se constituyeron las Comisiones de Gestión de la Sequía; y aún antes, en mayo del año pasado, se aprobaron los Planes de Sequía de las Cuencas Mediterráneas y del Guadalete-Barbate. Además, a estos documentos se espera que se sume en los primeros meses de 2022 el Plan de Sequía del Tinto-Odiel-Piedras, que ya cuenta con información favorable por parte del Consejo del Agua de esta demarcación.

Foto: Foto: Unsplash/@storybylindsay.

En su intervención, Carmen Crespo ha informado de que, en menos de un año, la actual Junta de Andalucía ha movilizado “una inversión de 17,8 millones de euros en emergencia para paliar la sequía” y se están estudiando nuevas “medidas adicionales” en cada uno de los sistemas de las cuencas intracomunitarias “debido al avance del año hidrológico sin precipitaciones”. Además, como ha recordado la consejera, su Departamento está trabajando en un plan de aguas regeneradas que permitirá generar hasta 43hm3 en Andalucía para continuar aportando recursos hídricos adicionales. “Gracias a poner en marcha las depuradoras, podemos ahora tener aguas regeneradas”, ha aseverado.

La responsable de Desarrollo Sostenible ha informado de que la capacidad hídrica de las cuencas intracomunitarias se encuentra al 36,61%, un porcentaje que supone un descenso del 15,5% respecto al pasado año (612,36 hm3 menos). Ante esta situación, Crespo ha recordado que la Junta ha movilizado 1.500 millones de euros en políticas de aguas en lo que va de legislatura.

Inversiones estatales

Por otro lado, la consejera ha insistido en que “hay que pedir al Gobierno central las obras que son de interés general del Estado” y que aún están pendientes en Andalucía porque “sin agua no hay presente ni futuro, porque no hay crecimiento”. Carmen Crespo ha detallado que es necesario solicitar, entre otros proyectos, la ejecución del trasvase del Tinto-Odiel-Piedras, de la presa de Alcolea y del Túnel de San Silvestre; la ampliación de las desaladoras de Carboneras, Bajo Almanzora y Campo de Dalías; la conducción de la Venta del Pobre a Tabernas; las conducciones derivadas de las presas de Rules y Siles; o la desalación en la Axarquía y la ampliación de la desaladora de Marbella. La consejera ha lamentado que en Andalucía no se haya empezado aún ninguna de estas infraestructuras.

Foto: Embalse de Entrepeñas, situado en la Alcarria Baja de Guadalajara. (EFE/Pepe Zamora)

La representante del Gobierno andaluz ya pidió el martes al Ministerio la constitución de una mesa nacional de la sequía para fijar medidas de apoyo al sector agrario. Durante su intervención en el Consejo Consultivo de Política Agraria para Asuntos Comunitarios, Crespo ha calificado de "vital para Andalucía" este asunto y ha advertido de que "la situación es muy preocupante".

La consejera le ha pedido al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación "soluciones y medidas de apoyo para nuestros agricultores en forma de ayudas, exenciones fiscales o préstamos bonificados", con el objetivo de reducir los efectos de la sequía sobre la rentabilidad de las explotaciones.

Los regantes piden ayudas

Tras conocer las previsiones, la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía Feragua ha advertido que el medio rural, en el ámbito de la Cuenca, y en general en toda la comunidad, se enfrenta a una amenaza grave de ruina económica y desempleo generalizado, “pues todos los cultivos, absolutamente todos, están hoy en riesgo”, ha explicado el presidente de la entidad, José Manuel Cepeda, que ha pedido a las administraciones que “dejen de mover papeles” y afronten la ejecución inmediata de las obras de regulación y proyectos de modernización que son necesarios para paliar el déficit hídrico estructural de las cuencas andaluzas, que se verá además agravado en los próximos años como consecuencia del cambio climático.

En particular, en el ámbito del Guadalquivir, el presidente de Feragua ha considerado gravísimo que el próximo Plan Hidrológico reconozca un déficit de 300 hm3 y solo contemple la ejecución del recrecimiento del Agrio, que aportará como mucho 8 hm3 a la capacidad de regulación, menos de un 3%, de modo que a este ritmo de inversión harían falta 150 años para compensar el déficit hidrológico del Guadalquivir. Por eso, ha solicitado al Ministerio de Transición Ecológica la ejecución urgente, en el próximo ciclo hidrológico, de las presas de Cerrada de la Puerta y San Calixto, que sí podrían aportar una tercera parte del actual déficit, y de los que únicamente se plantean acometer, respectivamente, el estudio previo y el proyecto.

Feragua ha demandado asimismo la aceleración del proyecto de modernización del arroz, así como el impulso inmediato de otras modernizaciones pendientes como las de las zonas regables del Rumblar, Guadalmena y Vegas en Jaén; Albolote, Cacín y Vegas de Granada; Guadalmellato y Genil-Cabra en Córdoba; Marismas del Guadalquivir en Sevilla. “La ejecución íntegra de las mencionadas obras de regulación y proyectos de modernización, unida al trasvase del Condado, es la respuesta que necesita la Cuenca a su déficit hídrico y el único planteamiento serio y no demagógico para garantizar la disponibilidad del agua y apoyar al regadío, como motor de innovación, desarrollo económico, creación de empleo y consolidación del territorio en el medio rural andaluz”, ha declarado el presidente de Feragua.

Dichas medidas no servirán para tapar las consecuencias gravísimas de la actual sequía pero “evitarán las próximas y todos los demás son parches”. No obstante, y habida del durísimo impacto económico que unas restricciones de más del 80% significarán para el regadío, Feragua demanda para la actual sequía la condonación íntegra de los cánones y tarifas de los años 2021 y 2022, así como otras medidas fiscales y de empleo compensatorias: condonación del pago del IBI y bonificaciones de cuotas sociales, aprobación de ERTEs en las Comunidades de Regantes, entre otras. Asimismo, durante la Comisión de Desembalse, el presidente de Feragua ha insistido en la importancia de la puesta en marcha de los pozos de emergencia, que deben tramitarse con agilidad, si de verdad se quiere cumplan su función de emergencia para salvar la arboleda de la muerte y mitigar los desastrosos efectos socioeconómicos de la falta de agua para riego en las explotaciones agrícolas y ganaderas de toda Andalucía.

La Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) constató este miércoles lo que viene siendo una obviedad desde varios hace meses: Andalucía se enfrenta a uno de los ejercicios hidrológicos más secos de los últimos 25 años. Desde que comenzó la temporada (el 1 de octubre), las precipitaciones han sido un 46% inferior y los recursos embalsados han supuesto un 49,2% menos que los almacenados en la media del último cuarto de siglo.

Primavera Ministerio de Agricultura Desarrollo sostenible Marbella Noticias de Andalucía