Los comercios de electrodomésticos piden un Plan Renove frente a la subida de la luz
  1. España
  2. Andalucía
AYUDAS DE 150 € POR CAMBIO DE FRIGRORÍFICO

Los comercios de electrodomésticos piden un Plan Renove frente a la subida de la luz

El Gobierno no concede estas subvenciones desde 2012 aunque sí varias CCAA, por lo que el sector pide en Andalucía a la Junta que active unas ayudas ya aprobadas por el Parlamento

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Tras la crisis provocada por el covid, la Comisión Europea ha autorizado a los países miembros a poner en marcha iniciativas de recuperación que permiten directamente planes de ayuda a la adquisición de vehículos y otros. De hecho, el Gobierno español ha anunciado un plan de rescate al sector de la automoción de 3.750 millones de euros por su importancia para la economía nacional.

“Si se hace para vehículos, ¿por qué no para electrodomésticos?”. Es la pregunta que viene trasladando desde hace un año al Ejecutivo de Pedro Sánchez la Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos (FECE), que recuerda que es un sector que da trabajo a más de 70.000 personas, que cuenta con 6.750 establecimientos de distribución y 10 plantas de fabricación nacionales, y que es generador de actividad económica a nivel nacional, por lo que “necesita del apoyo institucional ahora más que nunca para seguir creciendo”. Los datos oficiales estiman que cada año se sustituyen en España cerca de tres millones de aparatos de estas características.

Foto: Comprueba con la curva de precios de la luz qué electrodomésticos cuestan más en horario punta (iStock)

Esta organización, entre otras, viene reclamando la puesta en marcha de un Plan Renove de electrodomésticos que ayude a la compra de estos aparatos y permita, además, reducir el consumo de energía, ya que muchos consumidores apuran su tiempo de vida hasta que quedan obsoletos. Tras la escalada del precio de la energía de estos últimos meses, estos antiguos electrodomésticos se han convertido en el peor aliado de las familias y del propio medioambiente. En estos momentos, en España hay más de cuatro millones de familias en situación vulnerable, muchas de las cuales se encuentran en una situación de pobreza energética.

El primer Plan Renove de electrodomésticos lo puso en marcha en 2006 el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, pero, tras cinco ediciones, el último que se aprobó data ya del año 2012, con Mariano Rajoy en la Moncloa.

Desde entonces, y hace nueve años, miles de familias españolas esperan la aprobación de ayudas a la sustitución de electrodomésticos viejos (frigoríficos, congeladores, lavadoras, lavavajillas, hornos, encimeras, etc.), que les permita sustituirlos por otros con la máxima eficiencia energética.

Foto: Comprador eligiendo un televisor (EFE)

Se trata de un programa que dependía del Ministerio de Industria, actualmente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), que dirige la vicepresidenta tercera del Gobierno, Teresa Ribera, y que ponía en marcha a través del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía). Esta agencia pública era la que ponía en marcha esta iniciativa y los fondos, que transfería a las diferentes comunidades autónomas.

Sin embargo, desde el año 2012, este Plan Renove ha dejado de aprobarse a nivel nacional y desde FECE llevan tiempo reclamando su activación, como han pedido personalmente a la ministra de Industria, Reyes Maroto.

Desde el sector recuerdan que esta medida “permitirá activar el consumo y dinamizar la economía; ahorrar dinero a los consumidores en su factura energética, ayudando también al colectivo afectado por la pobreza energética [los nuevos electrodomésticos son más eficientes y consumen menos energía que los ya obsoletos, con significativo ahorro en la factura de la luz y el agua]; contribuirá al cumplimiento de los objetivos medioambientales del país; evitará la deslocalización industrial de las plantas instaladas en nuestro territorio; incrementará los niveles de recogida de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, y contribuirá al mantenimiento y creación de empleo en el sector”.

Foto: Las lavadoras duran ahora 11,9 años, dos menos que hace una década. (EFE)

Además, la patronal del sector subraya que “un Plan Renove como el que planteamos al Ejecutivo no implica aumento del gasto público, ya que vía impuestos se recupera de forma inmediata todo lo invertido en el mismo, incrementando incluso la recaudación debido a posibles ventas cruzadas”.

A juicio de FECE, los fondos necesarios para su puesta en marcha deberían partir, como en ediciones anteriores, del Fondo Nacional de Eficiencia Energética gestionado por el IDAE, los fondos europeos Feder “o incluso las nuevas iniciativas que está estudiando la Comisión Europea para dinamizar la economía a nivel europeo”.

Ante la falta de respuesta del Gobierno central, son varias las comunidades autónomas que han puesto en marcha sus propios planes Renove con fondos propios autonómicos. Es el caso de Galicia, Madrid, País Vasco, Aragón y Extremadura, entre otros.

Foto: La nueva factura de la luz obligará a los consumidores a adaptar sus pautas de consumo. (Pixabay)

En el caso de la comunidad madrileña presidida por la popular Isabel Díaz Ayuso, ofrece ayudas de hasta 150 euros por un frigorífico o combi, 70 euros por las lavadoras y 110 euros por los lavavajillas, siempre que no supere el 25% de la inversión subvencionable. Estas ayudas se tramitan a través de Fenercom, la Fundación para la Energía de la Comunidad de Madrid.

También la comunidad de Galicia ha aprobado este año su plan. En este caso, el Ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo ofrece 150 euros por frigorífico o congelador, aunque esa ayuda sube a 300 euros en caso de “consumidor vulnerable” y a 450 euros en caso “severo”. Para el resto de electrodomésticos (lavadora, lavavajillas, encimera, etc.) la ayuda es de 100 euros (hasta 200 y 300 en los otros supuestos).

Andalucía

Distinto es el caso de Andalucía, donde el también popular Juanma Moreno ha hecho oídos sordos a la petición del sector hasta la fecha. De hecho, la situación es tal que la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) y la Federación Andaluza de Electrodomésticos y otros equipamientos del Hogar (FAEL) han firmado la pasada semana un comunicado, al que ha tenido acceso El Confidencial, en el que le reclaman este Plan Renove andaluz y le recuerdan la importancia de este sector en la economía regional.

Foto: Sigue gastando aunque le des al botón rojo. (iStock)

Ambas organizaciones han llegado a este punto tras más de cuatro años sin avance. El Parlamento autonómico aprobó por unanimidad en 2017 una proposición no de ley presentada por Ciudadanos para poner en marcha este programa de ayudas. La presidenta de la Junta, Susana Díaz, llegó a pactar con el sector su comienzo en otoño de 2018, pero apenas dos meses después, en diciembre, perdió las elecciones y el nuevo Gobierno regional de PP y Ciudadanos no ha dado pasos para su puesta en marcha.

El sector de la Distribución de Electrodomésticos en Andalucía supone más de 2.500 millones de € de facturación y 20.000 empleos, directos e indirectos, lo cual hace que sea un importante motor del comercio y de la economía andaluza, siendo Anged y FAEL los principales representantes del sector en la región.

El último Plan Renove en Andalucía, también del año 2012, contó con un presupuesto de 17 millones de euros (incluyó seis millones para el cambio de aire acondicionados) y permitió atender casi 149.000 solicitudes de cambio de electrodomésticos, según datos de la propia Agencia Andaluza de la Energía.

placeholder El consejero de Hacienda, Juan Bravo. (EFE)
El consejero de Hacienda, Juan Bravo. (EFE)

Esos datos, sumados a los de convocatorias anteriores, totalizan 714.170 equipos renovados, lo que ha contribuido en Andalucía al ahorro de 176.800.000 kWh/año, el equivalente al consumo anual de cerca de 35.300 hogares. Además, ha evitado la emisión a la atmósfera de 64.000 toneladas anuales de CO₂, equivalente a la retirada de la circulación de 32.854 vehículos.

Sin embargo, la Junta de Andalucía actual asegura que no cuenta con mecanismos que le permitan justificar esas ayudas directas a la compra de electrodomésticos. Al menos, esa es la respuesta que el consejero de Hacienda, Juan Bravo, que estos días negocia el presupuesto de la comunidad para 2022, ha dado a los representantes de Anged y FAEL.

En concreto, el pasado año, el director de Industria, Energía y Minas de Andalucía respondió por carta que “los fondos de los que disponemos actualmente son comunitarios y se ha analizado la posibilidad del uso de los mismos, no siendo viable tanto por la dificultad de poder cumplir con los requisitos de justificación de gastos y pagos de los fondos Feder como por la restricción de su uso para equipamientos establecidos por la Comisión Europea”.

Foto: Moflin tiene sueño.

Además, la Junta apunta al Gobierno central y recuerda que “esas dificultades técnicas no se encontrarían en el uso del Fondo Nacional de Eficiencia Energética para financiar la iniciativa planteada, cuya orientación sobre los instrumentos de ayuda acogidos a dicho fondo corresponde al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y a su Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía”.

Los representantes del sector han hecho saber a Juanma Moreno su desconcierto por esta situación, ante la que el presidente andaluz aún no ha dado una respuesta clara, más allá de remitirles a su Agencia Andaluza de la Energía.

Electrodomésticos Eficiencia energética
El redactor recomienda