Cinco consejos para amortiguar el 'golpe' de la nueva factura de la luz a final de mes
  1. Economía
A partir del 1 de junio

Cinco consejos para amortiguar el 'golpe' de la nueva factura de la luz a final de mes

Los consumidores pagarán más si utilizan sus electrodomésticos entre las 10:00 y las 14:00 y entre las 18:00 y las 22:00 horas durante los días laborables

placeholder Foto: La nueva factura de la luz obligará a los consumidores a adaptar sus pautas de consumo. (Pixabay)
La nueva factura de la luz obligará a los consumidores a adaptar sus pautas de consumo. (Pixabay)

Sólo falta un día para que entre en vigor la nueva tarifa de la luz, en virtud de la cual habrá un peaje con discriminación horaria para todos. El cambio se efectuará de manera automática, por lo que los consumidores no tendrán que hacer ninguna gestión, si bien deberán modificar sus hábitos de consumo si quieren evitar un susto a final de mes, cuando llegue la factura, pues a partir de ahora saldrá más caro utilizar los electrodomésticos en las horas centrales de los días laborables y más barato de madrugada y durante los fines de semana.

En concreto, desde el 1 de junio habrá tres tramos que determinarán el precio del consumo de energía eléctrica:

  • Punta | De 10:00 a 14:00 y de 18:00 a 22:00 en días laborables. Es el periodo más caro.
  • Llano | De 8:00 a 10:00, de 14:00 a 18:00 y de 22:00 a 00:00 en días laborables. Es el periodo de precio intermedio.
  • Valle | De 00:00 a 8:00 en días laborables y toda la jornada durante fines de semana y festivos nacionales. Es el periodo más barato.​

Además de ello, los usuarios podrán contratar dos potencias diferentes: una para los periodos punta y otra para los periodos valle. "De este modo, aquellos consumidores que tengan unas necesidades de potencia más elevadas en periodo valle, como los usuarios de vehículo eléctrico que deseen cargar su coche o moto por la noche en su domicilio, podrán beneficiarse de contratar una potencia superior y mantener su potencia habitual en los tramos punta y llano, evitando pagar el sobrecoste de esa potencia extra durante todas las horas del día", ejemplifica la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Te hacemos la declaración de la renta

OFERTA LIMITADA: Suscríbete a El Confidencial ahora con un precio especial y te hacemos la declaración de la renta. Pulsa aquí para ver la oferta. Esta suscripción incluye servicios como acceso ilimitado a todos los artículos y reportajes publicados en El Confidencial, acceso al área privada del suscriptor, con encuentros digitales y contenido exclusivo o los mejores artículos de 'The Wall Street Journal' en castellano. 

Aprovecha las horas valle...

La nueva tarifa es un arma de doble filo que descarga sobre el consumidor la responsabilidad de pagar más o menos en función de las horas en que utilice sus aparatos eléctricos. Es inevitable cocinar en las horas punta o llano, como lo es también prescindir de la luz a determinadas horas de la noche o desenchufar el ordenador en caso de que se teletrabaje. Hay otras rutinas cuyo aplazamiento es más factible. "La plancha es uno de los aparatos de mayor consumo", recuerda la CNMC. Una buena idea sería dejar esta tarea para el fin de semana.

placeholder Los tres periodos para el consumo eléctrico. (CNMC)
Los tres periodos para el consumo eléctrico. (CNMC)

La misma lógica se puede aplicar a lavadoras y secadoras, siempre que no sea imprescindible usarlas entre semana. Si hubiera que hacerlo, y teniendo en cuenta la inviabilidad de hacer la colada por la noche, la mejor opción es entre las 8:00 y las 10:00, entre las 16:00 y las 18:00 o entre las 22:00 y las 00:00. Una acción para ahorrar a la que muchos ya están acostumbrados es cargar el móvil por la noche, lo cual también es aplicable a ordenadores, tabletas, altavoces inteligentes o robots aspiradores. Quizás quienes más puedan beneficiarse de las horas valle entre semana son las personas que dispongan de puntos de recarga para coches eléctricos. La diferencia entre cargar el vehículo a cualquier hora del día o por la noche supera los 300 euros al año.

... O compra un temporizador

Una buena alternativa para no tener que madrugar —o asegurarse de que un electrodoméstico no consume electricidad en el horario más caro— es comprar enchufes con programador. Estos dispositivos, que pueden adquirirse por menos de cinco euros en cualquier ferretería, son pequeños temporizadores que se conectan a los enchufes o vienen integrados en ellos. Son algo así como ladrones que suelen incorporar un disco de púas (con las horas del día marcadas) y permiten delimitar la franja de tiempo en que se desea que funcione un aparato.

placeholder Uso de un temporizador eléctrico. (iStock)
Uso de un temporizador eléctrico. (iStock)

El reloj del disco de púas permitirá pasar o no la electricidad en función de las preferencias del consumidor. En caso de que, por ejemplo, se quiera activar el enchufe donde se carga el móvil a partir de la 1:00, el programador anulará la electricidad hasta que llegue esa hora, de tal manera que el usuario podrá asegurarse de que consume durante un tramo más barato. Cuantos más electrodomésticos puedan programarse a horas valles, mayor será el ahorro en la factura.

¿Mercado libre o regulado?

Solo un 25% de los usuarios sabe que puede contratar su suministro eléctrico a un precio regulado que fija el Gobierno (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor o PVPC) o a un precio liberalizado (el consumidor contratara la tarifa que más le interesa directamente con la comercializadora), según el Panel de Hogares de la CNMC sobre electricidad y gas.

Con los cambios introducidos es más importante que nunca tenerlo en cuenta, puesto que en función del tipo de contrato los cambios en las facturas serán mayores o menores. Por lo general, los usuarios del mercado regulado notarán más el ahorro que pueden conseguir en los diferentes tramos horarios si cambian sus hábitos de consumo. En el caso de los consumidores del mercado libre, es aconsejable que revisen sus contratos con las empresas comercializadoras. Así, por ejemplo, aquellos que tengan un precio fijo mensual podrían llegar a pagar los tres tramos a coste de periodo punta, por lo que, incluso cambiando sus hábitos de consumo, el gasto no disminuiría a no ser que introdujeran medidas de eficiencia energética.

Revisa la potencia contratada

Con la nueva tarifa eléctrica se reducirá la parte fija de la factura (un coste que no varía cada mes y que va en función de la potencia contratada) frente a la parte variable (la que depende del consumo de electricidad del usuario). De esta forma, un hogar que tenga contratada una potencia de 4,6 kW pasará de pagar 250 euros anuales (impuestos incluidos) a 150 euros al año. "Si en tu casa nunca han saltado los plomos, ni siquiera cuando pones a la vez la lavadora, el horno y el lavavajillas, puede ser que tengas margen para contratar menos potencia de la que estás pagando", aconseja la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

El cambio de potencia puede solicitarse a través de cada comercializador, cuyas vías de contacto se facilitan bajo estas líneas. La potencia contratada se puede cambiar cada 12 meses. Para facilitar la adaptación, se permiten dos cambios de potencia gratuitos hasta el 31 de mayo de 2022, salvo que el cambio implique actuaciones en el punto de suministro que requieran el desplazamiento de un técnico.

Otro aspecto a tener en cuenta es que se podrán contratar dos potencias diferentes: una para los periodos punta y llano (de 8:00 a 0:00 en días laborables) y otra para el periodo valle (de 0:00 a 8:00 en días laborable y durante todas las horas de fines de semana y festivos nacionales). Si un consumidor necesita más potencia para algo que pueda hacerse en horario valle, como cargar un coche eléctrico, puede optar por aumentar la potencia solo en ese horario. Es importante resaltar que si el consumidor no solicita este cambio, se le aplicará por defecto en ambos periodos la potencia contratada actual.

Medidas de eficiencia energética

Independientemente del tipo de contrato que se tenga o la potencia contratada, las medidas de eficiencia energética siempre son una opción para ahorrar a largo plazo. Ahora bien, en este caso se requiere una inversión inicial en materiales como, por ejemplo, ventanas con rotura de puente térmico y vidrios especiales con protección solar (con las que se puede reducir hasta un 30% el consumo de la climatización), aislamiento térmico, medidas de protección solar o electrodomésticos de alta eficiencia energética. Teniendo en cuenta que un frigorífico funciona durante las 24 horas del día (tanto horas punta como horas valle), si se cambia uno de más de 10 años de antigüedad por otro de alta eficiencia energética se ahorrarían 1.300 euros durante su vida útil (900 con la anterior tarifa), según la Agencia Andaluza de la Energía.

Hay otros gestos al alcance de todos que ayudan a ahorrar. Apagar el televisor, pero dejarlo en 'stand-by' toda la noche, tener el portátil permanentemente enchufado o dejar la minicadena conectada a la corriente de por vida pueden suponer cinco euros más al mes. Se tiende a pensar que, una vez apagados, todos estos aparatos no consumen energía, pero no es así, pues durante este tiempo realizan lo que se conoce como 'consumo fantasma'. Para evitarlo, puede ser muy útil usar una regleta con la que desconectar todos los electrodomésticos a la vez o programar el 'modo espera' en aquellos electrodomésticos que dispongan de él.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Factura de la luz
El redactor recomienda