Es noticia
Menú
Zapatero abre un foro saharaui que convoca un grupo "pantalla" de la Inteligencia marroquí
  1. España
Congreso polémico en Canarias

Zapatero abre un foro saharaui que convoca un grupo "pantalla" de la Inteligencia marroquí

El Centro Nacional de Inteligencia sostiene en un informe que el Movimiento Saharauis por la Paz, que organiza la conferencia, es una tapadera del servicio secreto exterior de Marruecos

Foto: El expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, durante su intervención en el Foro Crans Montana en Dajla, Sáhara Occidental. (EFE/Javier Otazu)
El expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, durante su intervención en el Foro Crans Montana en Dajla, Sáhara Occidental. (EFE/Javier Otazu)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, el que fuera uno de sus ministros de Defensa, José Bono, y el eurodiputado socialista canario y exministro de Justicia Juan Fernando López Aguilar son los principales oradores de un congreso que se celebrará a finales de esta semana en Las Palmas organizado por el Movimiento Saharauis por la Paz (MSP), un pequeño grupo disidente del Frente Polisario.

[Pinche aquí para leer el programa de la conferencia]

El MSP es un movimiento “pantalla” de la Inteligencia exterior de Marruecos, según un exhaustivo informe del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) publicado el 7 de junio pasado en portada por el diario 'El País'. Lo encabeza Hach Ahmed y entre sus dirigentes figura Fadel Breica, cuyos “únicos ingresos” proceden de la Dirección General de Estudios y Documentación (DGED), el servicio secreto exterior marroquí que dirige Yassin Mansouri, compañero de colegio de Mohamed VI. El MSP negó cualquier relación con la DGED.

Foto: Mohamed VI durante una visita de Felipe VI a Rabat. (Getty/Carlos Álvarez)

Con su participación en el congreso de Las Palmas, el jueves y viernes, las tres personalidades del PSOE dan un espaldarazo al Gobierno español y a la propuesta de Marruecos de resolver el conflicto del Sáhara Occidental concediendo al territorio una autonomía sin celebrar un referéndum de autodeterminación. En su última resolución (CS/14681), el Consejo de Seguridad de la ONU instó, en octubre, a alcanzar “una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable (...) que permita la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental”.

El presidente Pedro Sánchez abandonó, el 14 de marzo, la aparente neutralidad que España observaba desde que hace 47 años estalló la primera guerra del Sáhara. En una carta remitida al rey Mohamed VI de Marruecos, que este desveló el 18 de marzo, se alineó con la posición marroquí en unos términos algo más contundentes que los empleados por la diplomacia de Francia o Alemania.

Foto: Pedro Sánchez se reúne con el primer ministro de Marruecos, Aziz Akhannouch. (Reuters/Moncloa)

Zapatero, Bono y López Aguilar llevan años, antes de que Sánchez diese ese giro en política exterior, defendiendo a Marruecos, aunque no en un marco tan peculiar como el de Las Palmas. Zapatero viajó incluso a Dajla en 2015 para participar en un foro de promoción de inversiones en el Sáhara Occidental. López Aguilar intervendrá, por su parte, en el congreso como presidente de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia e Interior del Parlamento Europeo, según reza el programa oficial. El título con el que acude a Las Palmas ha suscitado malestar entre diputados de izquierdas de la Eurocámara porque el Sáhara no forma parte de las competencias de la comisión que él encabeza.

La opinión de Bono sobre Marruecos y el Sáhara ha evolucionado radicalmente en estos 20 años. Cuando era presidente de Castilla-La Mancha declaró, por ejemplo, el 21 de agosto de 2001 a la cadena COPE: “El rey de Marruecos habla de su hermano el rey de España, y aquello está dominado por mafias en el norte de Marruecos que envían aquí a personas que son estafadas”. “Habría que dejar de hablar de tanta hermandad y de tan buenas relaciones con un reino que no es democracia ni puede tener el nivel ni la consideración de un país amigo, porque es una dictadura encubierta por un poder personal de una monarquía que debería estar en un museo arqueológico”, concluía.

Foto: Mohamed VI. (Getty/Carlos Álvarez)

La alocución final, en el congreso, correará a cargo de Javier Fernández Arribas, director de la publicación española 'Atalayar' y también defensor de la soberanía marroquí sobre el Sáhara. “La iniciativa planteada por Su Majestad el Rey es la solución más viable”, declaró Fernández Arribas, el 27 de enero, a la agencia de prensa oficial marroquí (MAP). “España debe dar un paso adelante para ser parte de la solución”, recalcó.

Cuando Sánchez dio ese paso, entre los primeros en alegrarse estuvo el Movimiento Saharauis por la Paz, que tachó su misiva a Mohamed VI de “muy positiva”. "El giro español es una manera de sacar al Sáhara del túnel en el que lleva 47 años", declaró su líder a 'El Periódico'. El Frente Polisario conduce a los saharauis a “un suicidio colectivo”, advirtió además Hach Ahmed, el pasado fin de semana, en una entrevista en la COPE.

Foto: La bandera de Marruecos, cerca de la frontera con Argelia. (EFE/Jalal Morchidi)

También manifestó su “enorme satisfacción” el Fórum Canario Saharaui, una pequeña organización que dirige desde Canarias Miguel Ortiz, coronel jubilado de la Guardia Civil. Este foro, cuyos comunicados sobre el Sáhara son sistemáticamente recogidos por la prensa marroquí, es el copatrocinador del congreso de Las Palmas.

Tanto el Fórum como el grupo de saharauis disponen de pocos recursos. El primero ni siquiera tiene una web accesible, mientras que la del segundo es de lo más simplona. Resulta difícil imaginar que entre ambos puedan financiar, por primera vez, un congreso de esta magnitud en el Centro Cultural Cicca de Las Palmas, con un auditorio de 400 plazas, al que asistirán centenares de invitados, algunos llegados de Marruecos y del Sáhara, con todos los gastos pagados. Preguntado, a través de su web, cómo costeaba el evento que organiza, el MSP no contestó.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (2-d), es recibido con honores militares, durante su visita oficial en Argelia en 2020. (EFE/Pool/Moncloa/Fernando Calvo)

El diario digital independentista 'ECSaharaui' asegura, por su parte, que los consulados de España en Marruecos expidieron con agilidad unos 250 visados para los participantes. El Ministerio de Asuntos Exteriores español rehusó precisar cuántos visados fueron otorgados a los asistentes. “Se examinaron siguiendo el código Schengen de visados y se concedieron cuando el consulado competente estimó que se cumplían los requisitos”, contestó la Oficina de Información Diplomática.

Todos los partidos nacionalistas canarios han condenado la celebración del congreso de Las Palmas. Nueva Canarias, socio de los socialistas en el Gobierno del archipiélago, aseguró en un comunicado, el 15 de septiembre, que la cita “cuenta con el apoyo de los servicios de seguridad marroquíes”, “se enmarca en la estrategia de ocupación ilegal y violenta del Sáhara Occidental por Marruecos y se aleja de las resoluciones de la ONU, la Unión Europea, la Unión Africana y de la legalidad internacional”. Por eso “Marruecos se apoya en estas organizaciones y estas personalidades que pretenden suplantar la voluntad del pueblo saharaui y que, en realidad, están entregados al servicio de la estrategia marroquí, algunos con gran entusiasmo como es Rodríguez Zapatero”.

Foto: El presidente de la República de Túnez, Kaïs Saied, recibe en el aeropuerto a Brahim Ghali. (Sahara Press Service)

Más escueta, Coalición Canaria, que está en la oposición, sostuvo que “las jornadas no son más que un paripé, una forma más de intentar justificar el descalabro del presidente, Pedro Sánchez, y de su Gobierno en un asunto que afecta directamente a Canarias, que ha abierto un conflicto diplomático con Argelia” que dura ya desde hace medio año y no tiene visos de arreglarse.

El presidente socialista de Canarias, Ángel Victor Torres, y los consejeros del Gobierno afiliados al mismo partido guardan, por ahora, un cauto silencio sobre el evento de Las Palmas.

El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, el que fuera uno de sus ministros de Defensa, José Bono, y el eurodiputado socialista canario y exministro de Justicia Juan Fernando López Aguilar son los principales oradores de un congreso que se celebrará a finales de esta semana en Las Palmas organizado por el Movimiento Saharauis por la Paz (MSP), un pequeño grupo disidente del Frente Polisario.

Sáhara José Luis Rodríguez Zapatero
El redactor recomienda