Es noticia
Menú
Feijóo elegirá personalmente a los candidatos del PP en las capitales de provincia
  1. España
ELECCIONES MUNICIPALES EN 2023

Feijóo elegirá personalmente a los candidatos del PP en las capitales de provincia

Génova tendrá la última palabra para elegir a los alcaldables en ciudades como Barcelona, Bilbao o Toledo. La dirección espera tener definidas todas las candidaturas para finales de año

Foto: El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, durante un acto del PP en Málaga. (EFE/PP/Tarek)
El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, durante un acto del PP en Málaga. (EFE/PP/Tarek)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Alberto Núñez Feijóo está convencido de que podrá "hacer historia" en la próxima cita electoral. O, al menos, ese es el mensaje que traslada en público a los suyos. A nueve meses de que las urnas vuelvan a abrirse, Génova ha comenzado a engrasar su maquinaria electoral para volver a "teñir de azul" el mapa autonómico y municipal. Aunque la máxima de la nueva dirección popular pasa por dejar "libertad" a sus territorios para hacer y deshacer, lo cierto es que será el gallego quien tenga la última palabra a la hora de designar a los candidatos del PP en las múltiples capitales de provincia que quedan por decidir. "Es una competencia de la dirección nacional", subrayan fuentes de la cúpula.

El nuevo líder popular aterrizó en la séptima planta de Génova con el mensaje de que las imposiciones orgánicas de Pablo Casado y Teodoro García Egea eran cosa del pasado. Que a sus barones solo les pediría "responsabilidad" a la hora de elaborar sus listas, tanto en el marco autonómico como en el local. En la retina de muchos cargos están aún muy presentes la fracturas internas que dejó la 'mano dura' con la que la anterior dirección popular intentó tejer una red de 'afines' a lo largo y ancho del territorio nacional. Nada queda ya de eso, insisten voces de la confianza de Feijóo, si bien el líder nacional y su equipo se reservan la potestad de dar o no la confianza a los candidatos propuestos para dar la batalla a la izquierda —y a Vox— en las grandes ciudades de España.

Foto: El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, preside el Comité de Dirección del partido. (EFE/Diego Crespo)

Aunque no hay dudas en bastiones clave como Madrid (José Luis Martínez-Almeida), Valencia (María José Catalá), Sevilla (José Luis Sanz) o Málaga (Francisco de la Torre), al partido aún le queda mucha margarita que deshojar a nivel municipal. La incógnita continúa, por ejemplo, en Barcelona, donde el perfil del presidente provincial, Manu Reyes, gusta en Génova para sustituir a Josep Bou. La incertidumbre se extiende a ciudades clave como Bilbao, Toledo, Valladolid o Gijón.

La alcaldía de Zaragoza es otra de las grandes dudas por resolver. El partido aún no ha decidido sobre la posibilidad de impulsar al actuar regidor, Jorge Azcón, como candidato a la presidencia de Aragón. Una operación arriesgada que implicaría dejar vacía una de las plazas municipales más preciadas del PP sin la certeza de lograr derrotar al socialista Javier Lambán. Feijóo se propone cerrar sus últimos polvorines autonómicos antes de entrar en la faena local, aunque prevé tener definidas todas las candidaturas municipales a finales de año.

Foto: El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, en el Senado. (EFE/J.J. Guillén)

En Génova, niegan decisiones unilaterales y subrayan que toda elección parte del "consenso" y el diálogo con los presidentes del partido a nivel regional. En algunos territorios aseguran haber enviado ya una propuesta a Madrid con varios nombres para diferentes ciudades, acompañados de un "informe" que debe valorar la cúpula nacional. La única máxima de Feijóo, reiteran en su equipo, es la de llenar el partido de "perfiles ganadores", ajustados a cada territorio. No habrá imposiciones, pero la condición pasa por llenar de votos la bolsa del PP.

"La dirección nacional no está para meterse en todos los charcos", insisten en la cúpula popular, donde se congratulan de haber ido completando la renovación territorial que dejó pendiente Pablo Casado sin apenas ruido. De la mano de Miguel Tellado, el discreto ex secretario general del PP de Galicia y actual vicesecretario de Organización de Génova, Feijóo ha ido desactivando todas las 'bombas' orgánicas que amenazaban con estallarle en las manos. Elías Bendodo, actual coordinador general del PP, y Ángel González, número dos de Tellado, son los otros dos 'artificieros' que han peinado el territorio nacional en los últimos meses para comprobar la salud de las organizaciones territoriales tras el traspaso de poder en Génova y culminar una renovación exitosa.

Foto: El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, junto al coordinador del PP, Elías Bendodo, y la secretaria general, Cuca Gamarra. (EFE/Rodrigo Jiménez)

'Los congresos son para unir' es el lema que el PP de Feijóo se ha marcado a fuego, pero el principal objetivo de la nueva dirección también es el de "ganar elecciones". Génova logró listas de unidad en territorios donde, hasta el aterrizaje del gallego, habían surgido candidaturas alternativas dispuestas a dar la batalla. Fue el caso de Extremadura o Murcia, donde el PP puso a prueba la renovada coyuntura de las filas populares. Pero, hasta la fecha, todas las batallas orgánicas se han resuelto sin sangre. Algunas voces territoriales lo achacan a que, tras haber atravesado la peor crisis de su historia a principios de año, el cierre de filas con Alberto Núñez Feijóo fue unánime.

Tensión en Asturias, La Rioja y Navarra

Aunque parte de los deberes los dejó listos antes del verano, el líder popular debe resolver los últimos polvorines territoriales para poner a punto todas las estructuras orgánicas ante la cita clave del próximo 28 de mayo. El líder del PP ya tiene las cosas claras en Cantabria, donde apostará por la continuidad de María José Sáenz de Buruaga al frente de la organización regional. Los congresos de Ceuta y Melilla tampoco suponen un quebradero de cabeza para una dirección que contempla la continuidad de Juan Jesús Vivas y que ya ha fijado fecha también para el congreso melillense, que se resolverá el próximo 24 de septiembre.

Foto: El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Más problemas está encontrando Génova en Asturias, Navarra y La Rioja, territorios donde el PP no encuentra un liderazgo claro para derrotar al bloque de izquierdas en las próximas elecciones autonómicas. En el Principado, el partido sondea alternativas a Teresa Mallada para dar la batalla al socialista Adrián Barbón, mientras que la salida de José Ignacio Ceniceros pone también en aprietos a Feijóo en la comunidad riojana, donde al menos dos dirigentes están dispuestos a pugnar por el control del partido.

La tensión ha llegado a tal punto que decenas de cargos regionales se han movilizado para exigir a Feijóo que no demore más la fecha del cónclave de La Rioja. "Debemos tener claro que los congresos deben servir para unir al partido (...). Nuestro interés es contar con el mejor candidato, y más que la fecha del congreso, nos interesa acertar en la decisión", se defienden en Génova.

Foto: El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras. (EFE/Marcial Guillén)

La situación no es más sencilla en Navarra donde, más allá de renovar o no a Ana Beltrán, el mayor quebradero de cabeza viene por la guerra en UPN y la negativa de Feijóo a renunciar esta vez a sus siglas. De hecho, el líder gallego tiene pendiente una cita con Javier Esparza para aclarar la fórmula con la que concurrirán a las urnas el próximo mes de mayo. Las fuentes consultadas trasladan que Génova comenzará a "meter mano" en los tres congresos más tensos a partir de la próxima semana y, una vez resuelto esto, el partido se pondrá manos a la obra con los candidatos de las grandes ciudades. El objetivo: comenzar 2023 con los deberes hechos y el partido más cohesionado que nunca.

Alberto Núñez Feijóo está convencido de que podrá "hacer historia" en la próxima cita electoral. O, al menos, ese es el mensaje que traslada en público a los suyos. A nueve meses de que las urnas vuelvan a abrirse, Génova ha comenzado a engrasar su maquinaria electoral para volver a "teñir de azul" el mapa autonómico y municipal. Aunque la máxima de la nueva dirección popular pasa por dejar "libertad" a sus territorios para hacer y deshacer, lo cierto es que será el gallego quien tenga la última palabra a la hora de designar a los candidatos del PP en las múltiples capitales de provincia que quedan por decidir. "Es una competencia de la dirección nacional", subrayan fuentes de la cúpula.

Partido Popular (PP) Alberto Núñez Feijóo
El redactor recomienda