Es noticia
Menú
La resaca política del covid: ocho CCAA han destituido a sus consejeros de Sanidad
  1. España
TRAS CASI DOS AÑOS DE CRISIS SANITARIA

La resaca política del covid: ocho CCAA han destituido a sus consejeros de Sanidad

Los cambios también han sacudido el organigrama del ministerio. A la salida de Illa se suma el baile de varios secretarios de Estado. Tampoco siguen en sus cargos la mitad de los directores de Salud Pública

Foto: La ministra Darias, junto a varios consejeros de Sanidad, el pasado mes de diciembre. (EFE)
La ministra Darias, junto a varios consejeros de Sanidad, el pasado mes de diciembre. (EFE)

La crisis sanitaria derivada del covid va camino de cumplir dos años y, en este tiempo, la mitad de los consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas, así como la misma proporción de los directores generales de Salud Pública, han dejado su cargo. La última en hacerlo, el pasado 5 de enero, ha sido la titular de La Rioja, Sara Alba. Las razones de los ceses son múltiples, desde polémicas declaraciones o decisiones al desgaste de enfrentarse a una pandemia que en España ya suma 7.164.906 contagios y 89.934 fallecimientos, según las cifras oficiales. Tampoco sigue Salvador Illa: el exministro abandonó su puesto para encabezar la lista del PSC a la Generalitat en las elecciones del pasado febrero. Siempre en el ojo del huracán, especialmente aquellos primeros meses, cuando las críticas de la oposición arreciaban por la falta de previsión del Gobierno. Se mantiene, sin embargo, Fernando Simón, uno de los gestores más cuestionados.

El pasado enero, la situación era crítica en España. La tercera ola causaba estragos en los hospitales, pero el ministro de Sanidad daba un paso al lado para volcarse en la campaña de la elecciones catalanas. Ni siquiera Unidas Podemos, el socio del PSOE en el Gobierno de coalición, dejó pasar la oportunidad, y cargó contra una decisión que fue tachada de “electoralista”, sumándose a la críticas de PP, Vox y Ciudadanos. Le sustituyó Carolina Darias, que hasta entonces había sido ministra de Política Territorial y Función Pública. Trasladó con ella a una parte de su equipo al ministerio.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (c), el ministro de Sanidad, Salvador Illa (i), y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias. (EFE)

Los movimientos en las comunidades autónomas tampoco han pasado desapercibidos. Todas las regiones que en estos dos últimos años han celebrado elecciones, a excepción de Madrid, es decir, Cataluña, País Vasco y Galicia, han prescindido de los consejeros que lideraron la gestión de la pandemia en los momentos más duros, en la primavera de 2020, cuando el país vivía bajo un confinamiento estricto y el sistema sanitario estaba completamente desbordado. No han sido los únicos cambios. De hecho, la última en dejar su cargo, esta primera semana de 2022, ha sido la responsable de Sanidad de La Rioja, Sara Alba, y aunque su cese se ha desvinculado de la crisis sanitaria, ha llegado en plena vorágine de la sexta ola, con cifras de contagios que día a día pulverizan récords.

El intercambio entre Política Territorial y Sanidad

Los cambios en el organigrama del ministerio comenzaron antes de la salida de Illa, con la creación en agosto de 2020 de la Secretaría de Estado de Sanidad, que estrenó Silvia Calzón, aún en el puesto. A la vez, la Secretaría General de Sanidad se transformó en la Secretaría General de Salud Digital, Información e Innovación del Sistema Nacional de Salud, dirigida por Alfredo González, que apenas duró un año en el cargo: en agosto de 2021 fue nombrado secretario de Estado de Política Territorial. Le sustituyó Juan Fernando Muñoz, que un año antes había sido nombrado director general de Salud Digital y Sistemas de Información. Ahora ese puesto lo ocupa Noemí Cívicos.

Foto: Carolina Darias, durante una rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. (EFE)

La última en aterrizar en Sanidad procedente de Política Territorial es Dionisia Manteca, subsecretaria desde el pasado mes de diciembre en sustitución de Francisco Hernández, que dejó su puesto por motivos de salud. Hernández había sustituido en el cargo a Alberto Herrera, que fue quien empezó la legislatura con Illa. Otra que pasó de un ministerio a otro es Mónica Fernández, secretaria general técnica desde febrero de 2021. Durante 2020, ese puesto lo había ocupado Ignacio de Loyola.

Sí se mantiene en su cargo la directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio, encargada de coordinar las reuniones de la Comisión de Salud Pública. Aparicio está en el cargo desde 2018, cuando fue nombrada por la entonces ministra Carmen Montón tras la llegada al Gobierno del PSOE. Sustituyó en el puesto a Elena Andradas, que desde mayo de 2020 ocupa ese mismo asiento en la Comunidad de Madrid. Lo mismo sucede con María Jesús Lamas, directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. También aguanta desde antes de la pandemia Patricia Lacruz, directora general de Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia. Y sigue Fernando Simón al frente del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, que dirige desde 2012.

Baile de nombres en ocho comunidades

De las 17 comunidades autónomas, ocho han cambiado de consejero de Sanidad. La primera en hacerlo fue Canarias. Pasaron poco más de 10 días desde la declaración del primer estado de alarma cuando, el 25 de marzo de 2020, el presidente de las islas, Ángel Víctor Torres, prescindió de Teresa Cruz. Las desavenencias entre ambos sobre cómo afrontar la crisis fueron el motivo de la destitución. A esta la sustituyó en un primer momento Julio Pérez, y a este, Blas Trujillo.

También aquella primavera, en mayo, Aragón cesó a su consejera de Sanidad, Pilar Ventura. La razón: unas polémicas declaraciones sobre el “estímulo” que supuso para los sanitarios fabricarse sus propios equipos de protección. Desde entonces, Sira Repollés ocupa el puesto. Saltarse el orden de preferencia de los grupos de vacunación fue el motivo por el que el murciano Manuel Villegas tuvo que abandonar su cargo. Le sustituyó Juan José Pedreño.

Foto: La investigadora Helena Legido-Quigley. (Cedida)

Las elecciones autonómicas que se han celebrado desde marzo de 2020 han supuesto la salida de tres consejeros. Tras los comicios del verano de 2020, Alberto Núñez Feijóo e Iñigo Urkullu decidieron remodelar sus respectivos departamentos de Sanidad. Así, en Galicia, la consejería pasó a estar en manos de Julio García Comesaña, quien dio el relevo a Jesús Vázquez Almuíña. Mientras que en Euskadi, Gotzone Sagardui sustituyó a Nekane Murga. Por su parte, el catalán Pere Aragonès designó para el cargo a Josep Maria Argimon. El sillón hasta entonces lo había ocupado Alba Vergés.

Tras las elecciones del 4-M, la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, sin embargo, no optó por remodelar su Consejería de Sanidad. Enrique Ruiz Escudero volvió a ser nombrado responsable del área. De hecho, lleva ejerciendo el cargo desde 2017. No es el único que suma más de una legislatura a sus espaldas. En este listado también figuran los titulares de Baleares, Castilla-La Mancha y Extremadura.

Foto: El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. (EFE)

Los dos últimos cambios se han registrado en Castilla y León y La Rioja. En la primera comunidad, la convocatoria anticipada de elecciones ha supuesto la salida de los consejeros de Cs del Gobierno regional, entre ellos, la que hasta ahora ostentaba la cartera de Sanidad, Verónica Casado. El cargo ha pasado a ocuparlo Alejandro Vázquez Ramos. Y en la segunda, la presidenta, Concha Andreu, anunciaba la víspera de Reyes la destitución de Sara Alba por “falta de confianza”. La ha reemplazado María Somalo.

Más de la mitad de los directores no siguen

A comienzos de 2020, cuando el SARS-CoV-2 ya se extendía por todo el mundo, en España casi nadie conocía la Comisión de Salud Pública. A diferencia del pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), del que depende la comisión y que antes de la pandemia ni siquiera se reunía el número de veces mínimo que marca su reglamento, la comisión sí mantenía una actividad regular. Y fue en ella donde empezó la coordinación entre el Gobierno y las comunidades para tomar las primeras medidas para hacer frente al virus.

Foto: Fuentes en una imagen de archivo. (EFE)
Dimite la directora de Salud Pública de Madrid en plena gestión del covid
J. Bocanegra J. Romero P. Esteban A. Pérez Giménez

En sus reuniones estaban presentes, además de representantes del Ministerio de Sanidad, los directores generales de Salud Pública regionales, que pasaron de ser desconocidos a tener que dar la cara casi a diario. Esos puestos son de libre designación que suelen estar ocupados por profesionales expertos en medicina preventiva. Es una posición a medio camino entre la política y la medicina, quizá la más delicada en la gestión de la pandemia por lo difícil que a veces es encontrar el equilibrio entre esos dos mundos.

Que no ha sido un puesto fácil de ocupar en los dos últimos años lo demuestra que 11, más de la mitad de los que ocupaban ese cargo en febrero de 2020, ya no están. Los motivos son variados, desde dimisiones por discrepancias con la gestión (como la de Yolanda Fuentes en la Comunidad de Madrid) a dimisiones por motivos personales (como la reciente de Rafael Cofiño en Asturias), pasando por destituciones o cambios de gobierno. De los 19 que acudían a las reuniones hace casi dos años, solo siguen nueve.

Foto: La 'consellera' de Sanidad, Alba Vergés. (EFE)

La primera en dejar su cargo fue Concepción Gil, destituida junto al consejero de Sanidad canario en marzo de 2020. Yolanda Fuentes dimitió en mayo por no compartir la estrategia de desescalada del Gobierno madrileño. Ese mismo mes dejó su cargo por motivos de salud Joan Guix, que era el secretario de Salud Pública de la Generalitat.

En agosto de ese año dimitieron por motivos personales Celia Bueno, directora general de Salud Pública de Melilla, y Enrique Ramalle, de La Rioja. En septiembre fue destituido el gallego Andrés Paz-Ares. Y sus homólogos del País Vasco y Cantabria, Juanjo Aurrekoetxea y Paloma Navas, le siguieron en noviembre de 2020 y enero de 2021.

En abril de 2021, José Carlos Vicente López dejó el cargo tras la fallida moción de censura en Murcia y los cambios en el Gobierno regional. Los dos últimos en dejar ese puesto han sido María Carmen Pacheco Martínez, que dimitió por la destitución de la consejera de Sanidad de Castilla y León ante la convocatoria anticipada de elecciones, y Rafael Cofiño.

La crisis sanitaria derivada del covid va camino de cumplir dos años y, en este tiempo, la mitad de los consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas, así como la misma proporción de los directores generales de Salud Pública, han dejado su cargo. La última en hacerlo, el pasado 5 de enero, ha sido la titular de La Rioja, Sara Alba. Las razones de los ceses son múltiples, desde polémicas declaraciones o decisiones al desgaste de enfrentarse a una pandemia que en España ya suma 7.164.906 contagios y 89.934 fallecimientos, según las cifras oficiales. Tampoco sigue Salvador Illa: el exministro abandonó su puesto para encabezar la lista del PSC a la Generalitat en las elecciones del pasado febrero. Siempre en el ojo del huracán, especialmente aquellos primeros meses, cuando las críticas de la oposición arreciaban por la falta de previsión del Gobierno. Se mantiene, sin embargo, Fernando Simón, uno de los gestores más cuestionados.

Carolina Darias Pandemia Salvador Illa Ministerio de Sanidad
El redactor recomienda