Sánchez releva a Illa con récord de contagios, las CCAA en rebeldía y las vacunas en el aire
  1. España
PARA CENTRARSE EN LA CAMPAÑA DEL 14-f

Sánchez releva a Illa con récord de contagios, las CCAA en rebeldía y las vacunas en el aire

La remodelación en el ministerio se dará a conocer hoy. Fuentes de Moncloa aseguran que Carolina Darias no seguirá en Política Territorial, pero evitan confirmar si relevará a Illa

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (c), el ministro de Sanidad, Salvador Illa (i), y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (c), el ministro de Sanidad, Salvador Illa (i), y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias. (EFE)

Salvador Illa participará este martes en su último Consejo de Ministros, centrándose a partir de ese momento en la campaña de las catalanas, a las que concurre como candidato del PSC. Una vez rematada la reunión del Consejo de Ministros, se dará a conocer su relevo al frente del Ministerio de Sanidad. Carolina Darias, ministra de Política Territorial y Función Pública, aparece en todas las quinielas como relevo natural, al haber trabajado codo con codo con Illa en la gestión de la pandemia, tanto en el comité de seguimiento del coronavirus desde su creación como en la comisión interterritorial de sanidad desde el pasado mes de octubre, para llevar las relaciones con las comunidades autónomas, y en la estrategia del plan de vacunación.

Fuentes de Moncloa confirman que Darias dejará de ocupar su puesto al frente del Ministerio de Política Territorial, pero evitan confirmar que relevará a Illa. De producirse este relevo, todas las quinielas coinciden en apuntar que el líder del PSC, Miquel Iceta, es quien tiene más posibilidades de cubrir la vacante de Darias. Su predecesora en el cargo también fue una integrante del PSC, la ahora presidenta del Congreso, Meritxell Batet.

Últimas horas de Salvador Illa como ministro de Sanidad

La decisión sobre la remodelación compete únicamente al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien como secretario general ya avaló la candidatura de Illa el pasado sábado durante el comité federal de su partido que, precisamente, se celebró en Barcelona. Este mismo lunes, aprovechó para despedirse durante una visita a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, adonde también acudió Darias, donde halagó su liderazgo y su labor al frente del ministerio, además de apuntar, como si de un acto de campaña se tratase, que su candidatura suponía un "desafío apasionante y complejo, pero muy necesario para Cataluña en la labor de reencuentro que necesita".

La marcha de Illa ha generado una fuerte polémica entre todos los grupos políticos, al producirse en plena tercera ola. La decisión trasladada ayer por Moncloa de que este lunes cumpliese "sus últimas 24 horas al frente del ministerio" ha generado también una crítica unánime, incluida la de sus socios de gobierno, Unidas Podemos, por abandonar su cargo sin antes rendir cuentas en el Congreso de los Diputados. Estaba previsto que este jueves acudiese a la comisión de Sanidad para abordar la situación epidemiológica, que este lunes batió un récord de contagios al acercarse a una incidencia acumulada cercana a los 900 casos por cada 100.000 habitantes y haberse notificado 767 muertes más por coronavirus —1.369 en los últimos siete días— durante el fin de semana.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

Su salida se produce también después de que una buena parte de las comunidades autónomas demandase más medidas restrictivas para frenar la tercera ola, como ampliar el toque de queda más allá de las horquillas permitidas en el decreto del estado de alarma, y en algunos casos incluso se demandaron confinamientos domiciliarios. Castilla y León ya se ha declarado en rebeldía y sigue manteniendo el toque de queda a las 20:00, pese al recurso del Gobierno central, mientras que en otros territorios han pedido a sus ciudadanos autoconfinarse. A todo ello hay que sumar que la Unión Europea también ha puesto contra las cuerdas a España al pintar de rojo oscuro la mayoría del país, su nuevo código de color señalando las zonas donde el virus está más extendido y pidiendo que no se viaje.

Sus propios socios de Unidas Podemos reclamaron a Illa que no dimitiese antes de "dar la cara y responder en sede parlamentaria". A través del presidente del grupo parlamentario y portavoz de En Comú Podem, Jaume Asens, los morados explicaron que de no acudir a la comisión de Sanidad para explicar la situación de la tercera ola, "podría parecer que sale por la puerta de atrás". “La situación sanitaria y la salud democrática en un estado de alarma hacen necesarias estas comparecencias”, aseguró la portavoz del PP, Cuca Gamarra, señalando que las cifras reales de muertos “alcanzan las 85.000, con 1.400 fallecidos en la última semana”. “No cabe desaparecer y desentenderse”, zanjó.

Foto: El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)
Todos contra Illa en Cataluña
Antonio Fernández. Barcelona

Los reproches se sucedieron a izquierda y derecha por no haber comparecido en el último mes, lo cual establece el propio decreto de alarma. "Es prueba de que el Gobierno tiene las prioridades invertidas: primero el partido y luego el país", apostillaron desde Más País, socios de investidura de Sánchez.

La comparecencia, solicitada por el Gobierno, en la comisión de Sanidad del Congreso se mantendrá, pero será su sustituto, recién estrenado en el cargo al estar prevista la toma de posesión este miércoles en el Palacio de la Zarzuela, quien tenga que dar explicaciones ante los grupos. La última comparecencia de Illa se produjo en diciembre, cuando todavía no se habían disparado los contagios. Su marcha del ministerio queda así teñida por reproches transversales, además de sus propios socios de coalición, en plena tercera ola y con incertidumbres en un plan de vacunación que amenaza con alargarse más de lo previsto por los incumplimientos de suministros que ya han reconocido algunas farmacéuticas.

Foto: El vicepresidente del Govern en funciones de presidente, Pere Aragonès (d), y el ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)

La remodelación del Gobierno se pretende quirúrgica, si bien ha sobrevolado la necesidad de readaptar la estructura del gabinete, al menos en segundos escalafones, al plan de recuperación económica, que guiará la gestión y ejecución de 72.000 millones de euros de fondos europeos hasta 2023. Un plan que se centra en una decena de políticas palanca y que lleva aparejada una serie de reformas estructurales comprometidas con Bruselas.

Cuando se formó el Ejecutivo hace un año, se hizo con unas previsiones que apenas dos meses después se voltearon por la pandemia y la situación económica derivada de ella. En octubre, Pedro Sánchez presentó el denominado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, definiéndolo como el inicio de "la segunda gran modernización de la economía española". De realizarse cambios que vayan más allá de la remodelación puntual para cubrir la vacante que deja Illa, estos no afectarían en todo caso a los ministerios de Unidas Podemos, según fuentes del partido morado en el Gobierno.

Salvador Illa Ministerio de Sanidad Carolina Darias Miquel Iceta Pedro Sánchez Vacunación
El redactor recomienda