Bruselas pinta de 'rojo oscuro' la mayoría de España y pide no viajar
  1. Mundo
  2. Europa
PCR Y CUARENTENA TRAS EL VIAJE

Bruselas pinta de 'rojo oscuro' la mayoría de España y pide no viajar

La Comisión Europea estrena su nuevo código de color señalando de rojo oscuro las zonas en las que el virus está más extendido, pidiendo que no se viaje. La mayoría de España está en esa categoría

Foto: Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. (EFE)
Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. (EFE)

Las Navidades y las nuevas variantes del coronavirus han vuelto a poner a la Unión Europea contra las cuerdas. En Bruselas ya no se habla de la tercera ola como una hipótesis: desde hace días es una realidad. Los líderes europeos, que celebraron una videollamada el pasado jueves, acordaron endurecer las condiciones para viajar como una forma de evitar el cierre total de fronteras. Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, anunció que habría más medidas pronto.

Este lunes el Ejecutivo comunitario ha anunciado las medidas, que no han sorprendido a nadie porque ya se acordaron entre los líderes el pasado jueves. Bruselas añade un nuevo color “rojo oscuro” a la escala del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) para las regiones con más de 500 casos por cada 100.000 habitantes, con lo que prácticamente toda España y una buena parte de Europa se encuentran en esta zona de alto riesgo.

Foto: La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen (izq.), y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. (Reuters)

Ese nuevo color rojo va acompañado de nuevas recomendaciones en el marco del intento por coordinar medidas. Así, ahora, la Comisión Europea recomienda que se evite siempre que sea posible realizar cualquier tipo de viaje que no sea considerado esencial. Desde Bruselas explican que, incluso si es esencial, si puede evitarse el desplazamiento, se evite. “La primera recomendación es no viajar”, ha explicado Ylva Johansson, comisaria de Interior. “La situación en Europa, con las nuevas variantes, nos lleva a tomar decisiones difíciles pero necesarias”, ha escrito en redes sociales Von der Leyen.

Bruselas pide que se tenga especial cuidado con aquellos países que, como Reino Unido o Sudáfrica, son origen de variantes del coronavirus que están complicando la situación epidemiológica en la Unión Europea. Muchos países ya han tomado esas medidas. La semana pasada Portugal canceló todos los viajes con el territorio británico.

placeholder Una doctora realiza una prueba PCR en Galicia. (EFE)
Una doctora realiza una prueba PCR en Galicia. (EFE)

PCR previo y cuarentena

Para aquellos que tengan que viajar y puedan justificar su viaje desde una zona “rojo oscuro”, Bruselas recomienda que los Estados miembros soliciten un PCR previo al desplazamiento y después una cuarentena. Este es un mecanismo que en realidad no es nuevo: de hecho ya es utilizado por algunos países, como por ejemplo Bélgica, para aquellos viajeros que provenían de la antigua zona roja, a la que ahora se ha añadido la roja oscura. Bélgica, de hecho, ha sido el primer país que ha decidido ir todavía más lejos: el pasado viernes prohibió los viajes desde y hacia el país salvo en caso de viaje esencial.

La Comisión Europea también señala que el aumento de la capacidad para hacer pruebas por parte de los Estados miembros puede abrir la puerta a hacer “un mayor uso de las pruebas previas a la salida también para áreas actualmente señaladas en naranja, rojo o gris”, es decir, con menor riesgo.

Foto: Foto: iStock.

El Ejecutivo comunitario no puede prohibir ni aislar a ninguna zona a pesar de que esté señalada por la ECDC en el color de máxima alerta. Son los Estados miembros los que tienen competencias para tomar medidas. Esta misma tarde la reunión de respuesta política integrada a las crisis (IPCR) del Consejo tendrá que adoptar la propuesta de la Comisión, pero, incluso adoptada, dependerá de las capitales aplicar o no estas medidas.

El objetivo de este movimiento por parte de Bruselas es aumentar la atención de las capitales para que desincentiven, en la medida de lo posible, cualquier viaje e intenten tener medidas más o menos similares dependiendo de la situación epidemiológica, un esfuerzo de coordinación que la Comisión Europea lleva intentando desde la primera ola de la pandemia. El objetivo final es evitar que cada país haga la guerra por su lado y eso se traduzca en un cierre de fronteras.

Pero las peticiones de la Comisión Europea durante esta crisis sanitaria no siempre han sido escuchadas por parte de los Estados miembros que en muchas ocasiones han decidido seguir sus propias estrategias. Desde Bruselas, donde consideran que la comunicación ha mejorado, esperan que esta vez sea distinto. “Hemos visto que los Estados miembros están pidiendo esta coordinación, así que esperamos que lo apliquen”, explica una fuente comunitaria.

placeholder Una viajera muestra su PCR negativa en el aeropuerto de Madrid. (EFE)
Una viajera muestra su PCR negativa en el aeropuerto de Madrid. (EFE)

Estas medidas son un intento por evitar un cierre total de fronteras que dañaría el espacio Schengen y el mercado interior. Angela Merkel, canciller alemana, llegó a la videoconferencia del pasado jueves masticando la idea de cerrar fronteras con República Checa, uno de los países con mayor ratio de infectados del mundo. Solamente había una forma de evitar ese cierre, explicó Merkel: tomar medidas conjuntas. Didier Reynders, comisario de Justicia, ha mantenido la que ha sido la posición de la Comisión Europea en todo momento: oponerse al cierre de fronteras. En la rueda de prensa de presentación de propuestas, el comisario belga ha señalado que lo que se necesita “ahora en vista de las nuevas variantes es aún más coordinación y un esfuerzo europeo conjunto para desalentar los viajes no esenciales”. “Los cierres de fronteras no ayudarán, las medidas comunes sí”, ha asegurado.

La Comisión Europea también ha hecho referencia a las orientaciones publicadas la semana pasada por el ECDC ante la presencia de las nuevas variantes de coronavirus, por lo que ha pedido que los Estados miembros “adopten, mantengan o refuercen intervenciones no farmacéuticas, como las medidas para permanecer en los domicilios, el cierre de ciertas actividades económicas, especialmente en las zonas calificadas como rojo oscuro” con el objetivo de aumentar “la vigilancia y la secuenciación de los casos de covid-19 para recopilar información sobre la propagación de nuevas variantes de coronavirus más infecciosas”.

Comisión Europea Unión Europea Coronavirus Ursula von der Leyen Bélgica Recomendaciones Bruselas Reino Unido Angela Merkel República Checa
El redactor recomienda