Pesimismo y alerta entre los líderes de la UE ante las nuevas variantes de covid
  1. Mundo
  2. Europa
primera videoconferencia del año 2021

Pesimismo y alerta entre los líderes de la UE ante las nuevas variantes de covid

Los Veintisiete celebran el primer encuentro del año para coordinar la respuesta a la pandemia destacando la gravedad de las nuevas variantes de coronavirus

placeholder Foto: La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen (izq.), y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. (Reuters)
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen (izq.), y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. (Reuters)

Los jefes de Estado y de Gobierno han celebrado este jueves la primera videoconferencia del año 2021 con el objetivo de coordinarse ante la pandemia de coronavirus tras unas Navidades que han hecho dispararse los datos de contagios, especialmente por la nueva variante británica. Pocos minutos después de que los líderes de los Veintisiete encendieran sus cámaras y comenzaran a debatir, el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) ha avisado de que hay un riesgo “alto” o “muy alto” de expansión comunitaria de la variante británica de coronavirus, pidiendo que se evite realizar viajes no esenciales y que se refuercen las medidas restrictivas y cuarentenas.

Precisamente la cuestión de la variante británica y su rápida expansión por Europa ha sido uno de los principales puntos de discusión de los líderes europeos. El primer ministro irlandés, donde primero golpeó esta nueva variante del virus tras semanas de un confinamiento estricto al estilo del de la primavera de 2020, ha explicado al resto de jefes de Estado y de Gobierno las dificultades que pueden afrontar gestionando esta nueva variante.

Foto: El director del CCAES, Fernando Simón, durante una rueda de prensa en el Miisterio de Sanidad. (EFE)

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, también ha pedido redoblar esfuerzos y atención: la nueva variante puede acabar con todos los esfuerzos hechos en los últimos meses. Angela Merkel, canciller alemana, también ha insistido en un mensaje muy pesimista respecto a la situación.

Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, ha explicado por su parte que la discusión ha sido una oportunidad para comprobar “hasta qué punto” los líderes son “conscientes de lo seria que es esta situación”. El belga ha explicado que esa gravedad se traduce en que los Estados miembros deben estar listos para establecer medidas restrictivas o endurecer las que ya se están aplicando.

Relacionado con la gestión de la pandemia y el aumento exponencial de casos, los jefes de Estado y de Gobierno han regresado de alguna forma a las charlas de los primeros momentos de la pandemia, con el fantasma del cierre de fronteras presente en la habitación. Entonces se hizo realidad y el objetivo es que eso no ocurra una segunda vez, a pesar de que la idea ha ido cogiendo fuerza en Berlín.

Charles Michel: “Debemos mantener las fronteras abiertas para garantizar el buen funcionamiento del mercado interior”

“Debemos mantener las fronteras abiertas para garantizar el buen funcionamiento del mercado interior”, ha subrayado Michel, que en todo caso ha admitido que “deberían considerarse restricciones” para los viajes no esenciales. Von der Leyen también ha subrayado la necesidad de evitar cualquier viaje no esencial tanto dentro de los Estados miembros como entre países de la Unión Europea.

Además, los jefes de Estado y de Gobierno han discutido la posibilidad de establecer un nuevo color en la paleta de colores con que ECDC clasifica las regiones según su riesgo: un nuevo rojo oscuro en el que el virus circularía todavía más que en el resto de zonas y sobre cuya población debería recomendarse de forma especial que evitara desplazarse.

Vacunación

Respecto a la vacunación, otro de los asuntos clave, fuentes europeas han explicado que los jefes de Estado y de Gobierno han apoyado “una mayor solidaridad con terceros países”. En algunas semanas, “tendremos más vacunas de las que vamos a poder utilizar”, ha asegurado Von der Leyen, que ha señalado que habría que utilizar parte de las vacunas contratadas por la Comisión Europea para poder poner en marcha la campaña de vacunación en países terceros que no han tenido capacidad de adquirir vacunas por adelantado.

Según fuentes europeas, también se han hecho “muchas preguntas sobre transparencia y calendario de entrega de las diferentes vacunas” por parte de los Veintisiete. La presidenta de la Comisión Europea ha explicado a los líderes el calendario previsto para la luz verde de las próximas vacunas por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Los Estados miembros también han acordado que una de las prioridades es acelerar la producción de las vacunas

Los Estados miembros también han acordado que una de las prioridades es acelerar la producción de las vacunas, algo que, sí, está en manos de las farmacéuticas, pero algo a lo que los Veintisiete piensan que pueden imprimir velocidad: “Que lo pidan 27 países tiene su efecto, evidentemente”, explica una fuente europea.

Los líderes han abordado también la idea del llamado 'pasaporte de inmunidad' o de vacunación, una idea que puso sobre la mesa Kyriakos Mitsotakis, primer ministro griego, que envió una carta a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, solicitando que se trabajara en esa dirección. Sin embargo, es una idea que no ha sido del todo bien recibida por algunos Estados miembros, a los que les preocupa poner cortapisas a la libertad de movimiento.

Foto: Ilustración: EC.

Pero países como Grecia, España e Italia lo necesitan: será una pieza importante para reactivar el turismo, y su economía depende en gran medida de que lleguen turistas desde el resto de Europa y no afronten restricciones ni a su entrada ni a su regreso a su país de origen. Pero parte de la clave para desbloquear el asunto es eliminar la idea de 'pasaporte'. Ya en los últimos días, desde el Ejecutivo comunitario señalaban que no se trataba de un pasaporte, sino de un certificado.

Y es justo la idea que han discutido los jefes de Estado y de Gobierno. Según explicaba una fuente europea, los líderes están de acuerdo respecto al establecimiento de “un certificado de prueba de vacunación” que “debe ser un documento médico y no un documento de viaje en esta etapa”. Pero los países dependientes del turismo necesitan que el sector vuelva a echar a rodar, y todo esfuerzo es poco. Se llame 'pasaporte' o 'certificado'.

Foto: Reino Unido es el primer país emisor de turistas a España.

Sin embargo, la discusión de los jefes de Estado y de Gobierno no ha apoyado finalmente que este documento pueda utilizarse para viajes. “Más adelante, podemos ver de qué forma y hasta qué punto este certificado puede ser utilizado” para viajes, ha señalado Michel. Pero era una idea apoyada por Atenas o Madrid, que consideran que sería un instrumento útil. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha señalado en un comunicado que encontrar formas de promover los viajes internacionales de forma segura debe seguir siendo nuestra prioridad.

Por eso, España, Italia o Grecia también apoyan los objetivos marcados por la Comisión Europea, que esta semana ha pedido que el 80% del personal sanitario y mayores de 80 años estén vacunados en marzo, y que el 70% de la población adulta haya recibido sus dos dosis en verano. Aunque en los días previos al encuentro algunas fuentes explicaban que no era una meta sencilla de alcanzar, los Veintisiete han apoyado finalmente los objetivos propuestos por el Ejecutivo comunitario.

Comisión Europea Coronavirus Unión Europea Pandemia Ursula von der Leyen Angela Merkel Consejo Europeo
El redactor recomienda