Es noticia
"No negamos que Villarejo sea espía. Lo que interesa es que lo aproveche para lucrarse"
  1. España
POR SUS SUPUESTOS CORREOS CON EL CNI

"No negamos que Villarejo sea espía. Lo que interesa es que lo aproveche para lucrarse"

La Fiscalía Anticorrupción tomó este miércoles la palabra en el primer juicio del caso Tándem y, frente a las alegaciones del comisario, quiso explicar cuál es "la esencia de la acusación"

Foto: El fiscal Miguel Serrano durante el primer juicio del caso Tándem.
El fiscal Miguel Serrano durante el primer juicio del caso Tándem.

José Manuel Villarejo solicitó este miércoles en el primer juicio del caso Tándem que la Audiencia Nacional acepte nuevas pruebas para su defensa. En concreto, unos correos que, según defiende, intercambió con el CNI en el marco de una de las piezas investigadas: la bautizada como King, un proyecto centrado en Guinea Ecuatorial que dio origen a la macrocausa contra el comisario jubilado. Su abogado alegó para ello que estos correos demostrarían que seguía instrucciones como policía y que no perseguía enriquecerse. Frente a este razonamiento, la Fiscalía Anticorrupción puso negro sobre blanco la tesis que fundamenta su postura en la investigación.

"Esta es la esencia de la acusación del Ministerio Fiscal: nosotros no negamos que el señor Villarejo sea espía o exespía, o que colabore externamente, aleatoriamente o estructuralmente con los servicios secretos españoles... Lo que nos interesa es que, si lo hace, y parece ser que aquí lo haría, aprovecha esa función naturalmente autorizada y conocida por sus mandos, incluida su colaboración con el CNI, para lucrarse. Eso es lo que es absolutamente intolerable, eso es lo que es reprochable y eso es lo que parecen evidenciar, lejos de la pretensión exculpatoria de estos correos, la actuación delictiva del señor Villarejo", argumentó el fiscal Miguel Serrano ante el tribunal.

Foto: El comisario jubilado José Villarejo. (EFE/Moya)

El representante del Ministerio Público salió así al paso del principal argumento al que se agarra el comisario jubilado para defender su inocencia: que es un patriota, que seguía instrucciones de sus superiores, que todo lo hizo por el bien de España. Su abogado, Antonio José García Cabrera, incidió una y otra vez en esta idea durante la presentación de sus cuestiones previas: "Quién era el señor Villarejo, qué funciones realizaba, por qué las realizaba y por qué todos los gobiernos confiaban en él". "Una persona que ha servido al sistema, a su país, a la patria". Con los mencionados correos que supuestamente le envió el CNI, ese es el razonamiento que buscan reforzar.

Pero sin cuestionar siquiera la autenticidad de los mensajes, el fiscal Serrano quiso insistir en cuál es el pilar de su acusación: "Ese rol de policía, expolicía, espía o no espía no es un rol que el fiscal niegue en ningún caso, pero hay que centrarse. Hay que centrarse", advirtió. "Las brujas no existen. Si, como dicen los gallegos, 'haberlas haylas', búsquenlas fuera de este procedimiento... Exclusivamente fuera de este procedimiento".

Los correos con el CNI

La investigación sobre el proyecto King dio lugar a la apertura del caso Tándem y se centra en la supuesta organización criminal que pusieron en marcha Villarejo y el comisario jefe del Aeropuerto de Barajas, Carlos Salamanca, para facilitar la entrada ilegal de ciudadanos guineanos a cambio de comisiones y dádivas. La Fiscalía sostiene que el grueso de estos sobornos procedía a su vez del empresario Francisco Menéndez Rubio, directivo de la empresa nacional de petróleo de Guinea Ecuatorial.

Foto: Fotografía de archivo (17/07/2005) del comisario Carlos Salamanca. (EFE)

Según su escrito de acusación, Salamanca sobrepasó sus funciones hasta el punto de recoger a estas personas en vehículos policiales en la escalerilla del avión a su llegada a Madrid procedentes de Guinea Ecuatorial o de Dubái, trasladándoles a continuación a la salida del aeropuerto con el fin de sustraerles de la preceptiva vigilancia. De esta manera, allanaba "la introducción de elevadas cantidades de dinero en efectivo sin efectuar la preceptiva declaración de movimientos de medios de pago".

En el marco de estos hechos, Villarejo ha presentado ahora unos correos que supuestamente se cruzó con el CNI sobre el proyecto King. Los mensajes, adelantados por 'El Mundo', advertían al comisario de que en la operación que tenían en marcha en Guinea Ecuatorial no debía usar ciertas sociedades: "No podemos usar ninguna sociedad que ya te señalé que operan en la zona. Ni TCR Fornaciari LTD o Tecsystem LTD, que propones para recibir los pagos del Gobierno de Guinea, pueden usarse y no debías ni mencionarlas, ya que las conoces por haber participado en otros proyectos que no deben mezclarse y estaban en la relación que te enviamos", sostiene uno de ellos.

La Fiscalía no cuestiona su autenticidad

"Sin perjuicio de que evidentemente se pueden suscitar dudas sobre la naturaleza de estos documentos, nosotros no ponemos en tela de juicio que sean documentos auténticos", argumentó este miércoles el fiscal en el juicio. "Y sin perjuicio de las incertidumbres que se derivan de cómo ha podido en este momento procesal el señor Villarejo conseguir estos documentos, porque lo cierto es que los tiene ahora y, si tienen toda esta fuerza exculpante, los podría haber aportado en otro momento anterior del procedimiento, (...) entendemos que son importantes para su derecho de defensa porque él sigue insistiendo en defenderse diciendo que es un policía autorizado".

Foto: El comisario jubilado José Manuel Villarejo frente a la Audiencia Nacional el pasado marzo. (EFE)

Pero, una vez expuesta esta idea, Serrano quiso profundizar en el valor que tienen estos correos: "¿Que el señor Villarejo participa directamente, contratado o subcontratado, en esa actuación de los servicios de inteligencia? Aceptado. ¿Incluso que recibiera los fondos reservados? Aceptado". Según argumentó este miércoles el fiscal, las preguntas que marcan el caso Tándem no son esas, sino que tenía como cliente a Menéndez Rubio y "le factura millones de euros que luego hace transitar hacia el extranjero para introducirlos después en España bien oscurecidos". En otras palabras: "Abusa de su condición [de posible espía al servicio del CNI] para facturarle".

Audiencia Nacional Comisario Villarejo Centro Nacional de Inteligencia (CNI)
El redactor recomienda