Villarejo aporta la factura de un pago de 2001 al despacho de una diputada de Podemos
  1. España
Por "asesoramiento laboral"

Villarejo aporta la factura de un pago de 2001 al despacho de una diputada de Podemos

Remite al tribunal un documento por valor de 244 euros y una tarjeta con su nombre y el membrete del bufete. Gloria Elizo insiste en que ella no tuvo ninguna relación con el mando

Foto: Documento aportado por Villarejo al tribunal que le juzga por corrupción.
Documento aportado por Villarejo al tribunal que le juzga por corrupción.

El polémico comisario José Manuel Villarejo ha aportado al tribunal que le juzga por varios delitos de corrupción una factura de 2001 y una tarjeta de visita para acreditar que en el pasado tuvo relación profesional con la diputada de Podemos Gloria Elizo, o al menos con el despacho de abogados en el que trabajaba, según varias fuentes jurídicas conocedoras del procedimiento. Elizo, vicepresidenta tercera del Congreso, dice que desconocía esos documentos e insiste en que ella nunca tuvo relación con el comisario, más allá de las causas en las que ha ejercido la acusación contra él en representación de la formación morada.

Villarejo hizo referencia a esta relación antes del inicio del juicio que la Audiencia Nacional celebra en su contra. Aseguró, en concreto, que trabajó "en otro tiempo" con Elizo y empleó su despacho de abogados, que compartía con otros dos letrados, como "buzón" para recibir notificaciones. A cambio, abonaba al bufete unos honorarios, agregó. "Además, eso ella lo sabe", dijo. Unidas Podemos está personado como acusación popular en la vista oral que se sigue desde el pasado octubre contra el policía por tres piezas de la macrocausa sobre sus trabajos, Iron, Land y Pintor.

Foto: El comisario jubilado José Manuel Villarejo se sienta en el banquillo desde este miércoles. (EFE)

La factura a la que ha tenido acceso El Confidencial data del 31 de mayo de 2001, 13 años antes de la fundación de Podemos. Refleja el pago de 244,01 euros por "asesoramiento en materia laboral". Se trata de un acuerdo entre el despacho Luna-Elizo-Riaza y la sociedad Antrax TDL SL, una de las muchas firmas del conglomerado empresarial de Villarejo, con sede en la calle Mártires, de Boadilla del Monte. En la documentación, figuran el número de factura y una firma.

Consultada a este respecto, Gloria Elizo, actual vicepresidenta tercera del Congreso de los Diputados, explica a este periódico que en los 25 años que tuvo despacho de abogados "jamás" llevó un asunto laboral. "Reto a quien quiera a que demuestre que yo he llevado un tema laboral", insiste en conversación telefónica desde Uruguay, donde estos días se encuentra de visita oficial. Añade que la firma que figura en el documento no es la suya e insiste en que, si bien no tiene la capacidad para decir que sea un documento falso, cree que no tiene consistencia como para acreditar una relación en el pasado entre ella y el comisario.

"Está enfangando"

placeholder El segundo documento aportado por Villarejo al tribunal.
El segundo documento aportado por Villarejo al tribunal.

"¿Qué pretende demostrar con eso? Jamás he cruzado una palabra con ese señor ni he coincidido con ese señor. Desconozco si esa factura es cierta, entiendo que por medio de Hacienda se podría verificar si es cierta. No lo sé. Si tuviera alguna vinculación con Villarejo, ya habría salido alguna agenda, alguna anotación, alguna grabación, y no ha salido nada. Esa factura no tiene ningún sello. Le piden muchos años de cárcel y está tratando de defenderse enfangando, como ha hecho siempre", sostiene. Recuerda Elizo que en ese tiempo Villarejo ya tenía su entramado empresarial, con el que se defiende, diciendo que se empleaba para dar cobertura a sus acciones como presunto policía encubierto.

El polémico comisario construyó un entramado de empresas durante la década que permaneció de excedencia alejado de la Policía, entre 1983 y 1993. Luego regresó y permaneció en el cuerpo hasta que se jubiló en 2016. Entre las muchas cosas de las que se le acusa, está la de hacer valer presuntamente su condición de policía para hacer investigaciones privadas a clientes adinerados que nada tenían que ver con su actividad profesional.

"José V. Pérez"

El segundo documento que ha aportado Villarejo a los jueces de la Audiencia Nacional es una tarjeta de visita a su nombre, José V. Pérez (su nombre completo es José Manuel Villarejo Pérez), con el membrete de Luna-Elizo-Riaza. En la tarjeta figuran dos direcciones: la del propio despacho de abogados y otra con una calle de la localidad madrileña de Boadilla del Monte en la que tiene fijada su residencia.

Foto: El comisario jubilado José Manuel Villarejo, en el banquillo de los acusados. (EFE)

Elizo fue la encargada del Área Legal de la formación morada que coordinaba el equipo de abogados personados en las diferentes piezas del caso Tándem sobre las actividades del comisario Villarejo. Ejercían la acusación popular y suyas fueron las peticiones de penas más altas para el mando policial y el resto de investigados. Posteriormente, Elizo fue apartada de esas funciones en el marco de un enfrentamiento interno con la cúpula del partido que dirigía Pablo Iglesias. Tras su salida, Elizo ha criticado algunas decisiones posteriores de estrategia legal de la formación.

Desde el entorno del comisario, confirman que se han aportado estos documentos al tribunal y aseguran que hay más porque esa relación se prolongó en el tiempo y servía a modo de buzón, un recurso empleado en ámbitos de inteligencia cuando se quiere encubrir una actuación. Explican que en esa época pagaba una cantidad periódica al despacho a cambio de que se le permitiese dar su número de fax para recoger documentos y que por ese motivo acudía al despacho en ocasiones. No obstante, por el momento solo constan estos dos documentos aportados.

Tras difundirse estas afirmaciones, la diputada las desmintió tajantemente y acusó al comisario de usarla como parte de su estrategia procesal. Negó haber conocido a Villarejo "en ningún espacio, lugar o tiempo" y destacó que el objetivo es "embarrar" el proceso. "No tengo el dudoso gusto de haber conocido al señor Villarejo en mi vida, JAMÁS he trabajado con él y NO sé muy bien lo que significa usar tu despacho como 'un buzón', pero supongo que se trata de un mensaje dedicado. Pues un honor", indicó en un tuit.

Comisario Villarejo Audiencia Nacional
El redactor recomienda