Villarejo dice en el Congreso que se vio con Rajoy en plena operación Kitchen
  1. España
ASEGURA QUE MANTUVO "UN PAR" DE ENCUENTROS

Villarejo dice en el Congreso que se vio con Rajoy en plena operación Kitchen

"En la medida en que yo no tenía la garantía de que quien me estaba dando las órdenes por parte del señor Rajoy fuera él, yo quería saber que este señor era el que estaba detrás"

Foto: José Villarejo comparece ante la comisión parlamentaria. (EFE)
José Villarejo comparece ante la comisión parlamentaria. (EFE)

El comisario José Manuel Villarejo compareció este miércoles ante la comisión del Congreso que investiga Kitchen, la operación parapolicial que se llevó a cabo en 2013 para espiar al extesorero del PP Luis Bárcenas. Al igual que en mayo, cuando ya declaró ante la cámara baja e implicó a Mariano Rajoy en el operativo, en este segundo asaltó volvió a disparar contra el expresidente y añadió un nuevo matiz: ya no solo mantiene que se mensajeaba con él sobre el espionaje a Bárcenas, sino que también apunta a que se vieron en marzo de 2014 en la sede del PP de la calle Génova. Según explicó ante los diputados, quería cerciorarse de que Rajoy estaba al tanto de la operación.

"Creo recordar que, en la medida en que yo no tenía la garantía de que quien me estaba dando las órdenes por parte del señor Rajoy fuera él, quería saber que efectivamente era el que estaba detrás y no era una invención de los enlaces que me mandaban información", sostuvo ante las preguntas del PSOE sobre una información de 'Público'. "Creo recordar que fue en el despacho de Cospedal y que estaba esta señora y una señora más que no recuerdo su nombre". También apuntó a la presencia de una tercera persona, "un letrado", pero sin identificarle: "Este señor era abogado defensor del CNI". "Creo recordar que era el abogado defensor de algún miembro del PP".

Foto: El comisario jubilado José Manuel Villarejo durante su comparecencia ante la comisión parlamentaria Kitchen. (EFE)

Tras implicar a Rajoy el pasado mayo, el instructor del caso Villlarejo, Manuel García-Castellón, le citó a declarar en la Audiencia Nacional, pero esta línea de investigación quedó en papel mojado poco después. Según expuso el magistrado en el auto con el que dio por finalizada la pieza sobre la operación Kitchen el pasado julio, "ninguna diligencia que se ha practicado hasta el momento permite sostener que el señor Villarejo tuviera comunicación directa con ningún presidente o primer ministro".

Villarejo, sin embargo, insistió este miércoles en la misma idea. "Con Rajoy tuve un par de encuentros. No es lo mismo que esté hablando con Cospedal y baje el presidente y me diga qué tal 'a trabajar' y se vaya. No es una reunión", matizó ante las preguntas del PSOE. "Me he visto en tres o cuatro ocasiones más con Rajoy, pero no he mantenido una conversación con él sobre ese tema". En cualquier caso, mientras por un lado reconoce no haber mantenido una "conservación con él" sobre Kitchen, por otro asegura que el propio expresidente le hacía preguntas "concretas" por SMS sobre el espionaje a Bárcenas. "Sí" o "no", le contestaba él, según su versión.

Villarejo asegura que se reunió con Rajoy para cerciorarse de que él daba las órdenes en Kitchen

Para Villarejo, este relato no contiene ambigüedad alguna, en todo caso falta de concreción: los investigadores le han incautado sus agendas personales y a veces no puede ir más allá del "creo recordar". Pero este miércoles, conforme avanzaba la comparecencia, quedó claro que estas lagunas solo se extienden a determinadas cuestiones y, una vez más, insistió en presentarse como una víctima: "Yo no soy el cáncer, yo soy el aprendiz del ayudante del cirujano que quería extirpar el cáncer".

El dardo contra Juan Carlos I

Aunque la mayor parte de los diputados centró sus preguntas en la operación Kitchen, Villarejo terminó por irse por las ramas llegado el turno de Gabriel Rufián, de ERC. El parlamentario se lo puso en bandeja al recordar cómo en ocasiones anteriores ha llegado a decir que se plantearon "inyectar hormonas a según quién y para según qué". El comisario entró al trapo: "Al Rey emérito, al Rey emérito". "Lo hicieron... Hormonas femeninas e inhibidores de testosterona para bajarle la líbido porque se consideraba un problema de Estado el que este señor fuera tan, digamos, ardiente".

Tampoco dudó en insinuar que en España existe una organización que asesina por motivos políticos o económicos: "Hay una seccción Pi, que se llama, que determina que las personas de pronto desaparecen". Sorprendido por sus palabras, Rufían respondió que "esto parece una película de James Bond", pero el comisario no cedió terreno: "Mire, milagrosamente, le puedo decir que la gente se muere...".

Foto: El comisario jubilado José Manuel Villarejo se sienta en el banquillo desde este miércoles. (EFE)

Que a Villarejo le gustan las grabadoras está fuera de toda duda, pero desde su puesta en libertad en marzo, también ha dejado claro que le gustan las cámaras. Este miércoles, ante el Congreso, lo demostró una vez más. Si sus palabras tienen algún efecto o se las lleva el viento queda ahora en manos de la Audiencia Nacional.

Por el momento, el magistrado Manuel García-Castellón ha dado su investigación por finalizada y ha descartado procesar a Cospedal o citar a Rajoy para escuchar su versión. La pieza número 7 del caso Villarejo pone así rumbo a la Sala de lo Penal con un banquillo en el que Jorge Fernández Díaz se erige como principal representante del PP y del Gobierno de Rajoy. Mientras tanto, el Congreso sigue con su comisión.

Mariano Rajoy Comisario Villarejo
El redactor recomienda