La Audiencia deja en libertad provisional a Villarejo al no llegar a tiempo a enjuiciarle
  1. España
ATIENDE LA PETICiÓN DE ANTICORRUPCIÓN

La Audiencia deja en libertad provisional a Villarejo al no llegar a tiempo a enjuiciarle

El primero de los juicios en su contra no tendrá lugar antes de diciembre y en noviembre cumplía el plazo máximo en el que un investigado puede estar en prisión provisional

Foto: El comisario Villarejo en el juicio que afrontó en enero. (EFE)
El comisario Villarejo en el juicio que afrontó en enero. (EFE)

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha acordado dejar en libertad provisional a José Manuel Villarejo. El plazo máximo que un investigado puede permanecer en prisión sin una condena previa es de cuatro años, y el comisario fue detenido el 3 de noviembre de 2017. A la vista de esta fecha, el magistrado podía mantener al policía en la cárcel ocho meses más, pero ha decidido adelantar su salida: el primer juicio contra él no arrancará hasta el 13 de diciembre, por lo que como tarde iba a quedar en libertad un mes antes. Al ordenar ahora su excarcelamiento, los investigadores se guardan estos ocho meses de prisión provisional en la reserva, lo que les permitiría volver a pedir su ingreso en la cárcel en cuanto consideren que el riesgo de fuga ha aumentado.

García-Castellón atiende así los argumentos de la Fiscalía Anticorrupción, que este mismo miércoles pidió el excarcelamiento provisional del comisario. El Ministerio Público reconoce "la permanencia de elevados riesgos de fuga y de reiteración delictiva", pero considera que estos peligros pueden ser aún mayores justo antes del juicio o nada más finalizar el mismo, explican fuentes jurídicas. Horas después, el magistrado ha seguido la misma línea, con lo que el comisario saldrá de la cárcel de Estremera a lo largo de este miércoles.

Foto: El excomisario Villarejo en 'Salvados'.

Pese a ello, al no haber desaparecido el riesgo de fuga, el juez le impone a Villarejo una serie de medidas cautelares: comparecencias diarias ante el juzgado más cercano a su domicilio, la retirada del pasaporte con requerimiento expreso de prohibición de obtener uno nuevo, la prohibición de salida del territorio y la obligación de comunicar a la Audiencia Nacional cualquier cambio de domicilio o residencia. En el caso de que incumpliera cualquiera de estas medidas de control, García-Castellón advierte en su auto de que valorará su vuelta a la cárcel. Por mucho que no haya condena previa, este margen de maniobra es posible gracias a los ocho meses de prisión provisional que se deja como 'colchón'.

El juicio de diciembre

El primer juicio contra Villarejo en la Audiencia Nacional no se espera hasta el próximo 13 de diciembre. En el mismo se abordarán de forma conjunta tres piezas distintas: la de Iron, que se centra en el espionaje en un bufete de abogados; la de Land, que aborda la contratación de Villarejo por parte de los herederos del creador de la urbanización La Finca, y la Pintor, que indaga en el encargo de los empresarios Juan y Fernando Muñoz al mismo. En febrero, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional decidió agruparlas con el objetivo "de agilizar la celebración de la vista oral", pero no ha llegado a tiempo.

De forma paralela, la Audiencia Nacional acordó la libertad provisional para Villarejo en estas tres piezas el pasado 10 de febrero. La decisión fue recurrida por la Fiscalía, que entre otras cuestiones apuntó que "la modificación de la situación personal del único acusado en situación de prisión provisional elude de modo arbitrario la condición de causa preferente para señalamiento del juicio oral". En otras palabras: al otorgarle la libertad provisional en las primeras piezas que van a enjuiciarse, no corría tanta prisa a la hora de fijar el arranque de la vista oral.

Foto: Declaración del excomisario José Villarejo el pasado 15 de enero. (EFE)

Sus argumentos, sin embargo, cayeron en saco roto este martes: “Lo que no puede pretender es marcar la agenda de señalamientos de la Sala. Primero, porque desconoce por completo la relación de causas pendientes. Y segundo, porque desconoce las disponibilidades materiales de las salas de enjuiciamiento hábiles, capaces de soportar un juicio oral de las características como el que nos ocupa”, advirtieron los magistrados frente a las alegaciones del Ministerio Público.

García-Castellón recoge esta negativa a la hora de justificar la excarcelación."Al acordar esta medida [la libertad provisional] debe tenerse en cuenta, además de la fecha prevista para el enjuiciamiento de las piezas 2, 3, y 6, el hecho de haberse completado las medidas acordadas hasta el momento en orden al aseguramiento de las responsabilidades civiles del investigado, disminuyendo el riesgo de ocultación de activos, y muy especialmente la posibilidad de que puedan acordarse otras medidas menos gravosas e igualmente efectivas para garantizar su presencia en el proceso", argumenta a su vez.

La absolución en el último juicio

Hasta hace apenas dos meses, la Fiscalía confiaba en que a estas alturas Villarejo contara ya con una condena: el pasado 15 de enero, afrontó su primer juicio como acusado. No se trataba de ninguna de las piezas que tiene entre manos la Audiencia Nacional, sino de una vista que se celebró en el Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid a raíz de una denuncia presentada por la Fiscalía a instancia del exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, por los presuntos delitos de calumnias y denuncia falsa contra él.

Foto: Captura de video de la señal institucional del TSJ.

La acusación se basaba en la afirmación que lanzó Villarejo en el programa 'Salvados' de que el entonces responsable de los servicios de inteligencia había amenazado de muerte a Corinna Larsen, examante del rey Juan Carlos I. También le atribuían otro delito por denuncia falsa, al considerar que querelló sin base contra Sanz Roldán por haber filtrado supuestamente una fotografía suya al diario 'El País'.

Pero conforme se fue tomando declaración a los protagonistas de esta investigación, la tesis de la Fiscalía, que en un primer momento pedía dos años de cárcel para él, se fue deshinchando. En el último momento, el representante del Ministerio Público trató de reconducir la situación y retiró el delito de calumnias, rebajando así la petición de cárcel a un año, pero ya era demasiado tarde: el 25 de enero, el Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid absolvió al comisario al considerar que no se había acreditado que hubiera cometido ninguno de los tipos penales que se le atribuían. 37 días después, Villarejo queda en libertad provisional.

Audiencia Nacional Fiscalía Anticorrupción
El redactor recomienda