ERC y Bildu consuman su estrategia unitaria con los presupuestos y comen terreno al PNV
  1. España
SOCIOS PRIORITARIOS DEL GOBIERNO

ERC y Bildu consuman su estrategia unitaria con los presupuestos y comen terreno al PNV

Fuentes de Moncloa admiten no haber tenido excesivos problemas para poder aprobar las cuentas que garantizarán a Sánchez una segunda mitad de legislatura tranquila

Foto: El portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, y la portavoz de Bildu, Mertxe Aizpurua. (EFE)
El portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, y la portavoz de Bildu, Mertxe Aizpurua. (EFE)

ERC y EH Bildu han sellado su papel como socios prioritarios del Gobierno con el apoyo a los presupuestos de 2022. Ambas formaciones vienen desplegando una estrategia coordinada desde el inicio de la legislatura, cuando facilitaron la investidura de Pedro Sánchez. Este martes, se encargaron de escenificarlo en el Congreso con una rueda de prensa conjunta para anunciar su voto favorable a la ley más importante del curso. "Nos felicitamos porque el camino conjunto que hace tiempo comenzamos con el acuerdo estratégico suscrito entre EH Bildu y ERC sigue dando frutos convirtiéndonos en instrumentos realmente útiles para mejorar la vida de vascos y catalanes", argumentaba la portavoz de los soberanistas vascos, Mertxe Aizpurua, durante su intervención. Si para los republicanos el parapeto de Bildu legitima su opción pragmática frente a la estrategia rupturista de JxCAT, para los 'abertzales' supone ganar terreno en su competición con el PNV por mostrarse útiles en Madrid y avanzar hacia su normalización institucional.

El peso de ambas formaciones triplica el de los nacionalistas vascos, y para un Ejecutivo en minoría como el de PSOE y Unidas Podemos la prioridad es la aritmética. Con Bildu y ERC, el Gobierno suma 173 apoyos, a tres de la mayoría absoluta. En el caso de los presupuestos, los seis diputados del PNV ni siquiera serían necesarios para sacar el proyecto adelante.

Gobierno y ERC cierran el acuerdo sobre los presupuestos

Los 'jeltzales' seguían este martes sin haber cerrado un acuerdo con el Gobierno, aunque fueron pactando diversas enmiendas y votando a favor de las diferentes secciones del dictamen del proyecto de presupuestos elaborado por la comisión del ramo. Compromisos en inversiones y otras materias que tanto cualitativa como cuantitativamente superan con creces a los arrancados por Bildu. Sin embargo, estos últimos se han apoyado en ERC para intentar demostrar que "las izquierdas independentistas vasca y catalana juntas, uniendo nuestras fuerzas, podemos conseguir grandes avances para nuestras sociedades". Entre las exigencias que lograron de la mano de ERC destaca la equiparación de las condiciones del personal de la Policía Foral de Navarra a los coeficientes reductores de la edad de jubilación de otros colectivos policiales.

El Gobierno logrará aprobar los presupuestos no solo "en tiempo y forma", sino que lo hará con una amplia mayoría. A falta de oficializarse el apoyo de los nacionalistas vascos, que el Gobierno preveía amarrar antes que el de ERC y Bildu, las cuentas suman ya 182 votos a favor. Desde el Ejecutivo, reconocen que, pese a sobresaltos puntuales, la negociación para estas cuentas ha sido un camino sin apenas baches. Los fondos europeos y el elevado gasto social lo han allanado, pero también la competición entre algunos grupos que formaron parte del bloque de investidura por situarse como socios prioritarios. El caso de la izquierda 'abertzale' es paradigmático, al igual que el de otras formaciones, como el PDeCAT, que prioriza visibilizar la utilidad de sus cuatro diputados frente a los posconvergentes desde que rompieron su alianza electoral.

Foto: Rufián, Sánchez y Díaz en el Congreso. (EFE/Mariscal)

En Moncloa, admiten no haber tenido excesivos problemas para poder aprobar los presupuestos que garantizarán a Sánchez una segunda mitad de legislatura tranquila. Ahora, la convocatoria de las próximas elecciones está solo en su mano. En el grupo parlamentario socialista, existe la misma sensación. Atrás quedan los apuros del año pasado, los problemas en el independentismo que pudieron originar la detención de Puigdemont en Italia o el gran cisma de 2019, cuando ERC no apoyó las cuentas públicas del PSOE y forzó a Sánchez a una convocatoria electoral anticipada.

El Gobierno ya tiene comprometidos 182 a favor de los Presupuestos

Los negociadores de estos PGE han sido Félix Bolaños y María Jesús Montero, esencialmente. El ministro de Presidencia, el hombre para todo del presidente, fue quien interlocutó directamente con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, a lo largo de las últimas horas. Fue a través del teléfono móvil. Fue una noche intensa, reconoció el diputado independentista, en la que durmieron poco. Sánchez, por tanto, no tuvo que intervenir en la negociación final, como sí tuvo que hacer en las conversaciones con sus socios de Unidas Podemos para alcanzar un acuerdo sobre los PGE acompañado del desbloqueo de la Ley de Vivienda. Ese pacto se cerró en el despacho de trabajo del presidente.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez durante su intervención en el acto 'Vacunación solidaria: cumpliendo compromisos' celebrado en el Palacio de La Moncloa en Madrid este lunes. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

El coste para el Ejecutivo de apoyarse en la formación heredera de Batasuna se mide en función de las críticas internas en el PSOE y los esfuerzos por justificarlo. Los reproches arreciaron entre los barones socialistas cuando el pasado año se abrieron negociaciones con la coalición 'abertzale' para los presupuestos. Ahora, estas voces han desaparecido prácticamente, después de haber alertado de que esos acuerdos suponían un "fracaso como país por no ser capaces de que sean irrelevantes" o del "dolor" que les producía esta alianza.

Ni siquiera supuso un punto de inflexión en las negociaciones que Arnaldo Otegi afirmase públicamente el pasado 18 de octubre que el objetivo último de su apoyo al Gobierno es facilitar la excarcelación de los presos de ETA. "Si para que salgan los 200 presos hay que votar los presupuestos, los votaremos", dijo en un encuentro con simpatizantes, según publicó 'El Correo'. Por el contrario, desde Ferraz se aplaudió como "un paso importante" y un “punto de inflexión” el comunicado de la izquierda 'abertzale', enunciado por su máximo dirigente, en que solemnizaba el "dolor" causado por la actividad terrorista de ETA, que "nunca debería haberse producido", coincidiendo con el décimo aniversario del fin de la violencia. Una posición que suavizaron desde Moncloa, al calificarlo como un gesto "insuficiente", exhortando a los herederos de Batasuna a "pedir perdón" y "pasar de las palabras a los hechos".

Foto: Una mujer tiende un ramo de claveles a un agente de policía en la sede de la Jefatura Superior de Policía de Barcelona. (EFE/Alejandro García)

El Gobierno ya priorizó en esta ocasión la negociación con los grupos parlamentarios que dieron su apoyo a las actuales cuentas, dejando de lado la geometría variable con Ciudadanos, tanto por autodescartarse estos como por su reducido peso parlamentario. Una inercia que, por otra parte, ha permitido al Ejecutivo acelerar los tiempos para sacar adelante las cuentas al desaparecer los vetos cruzados.

Yolanda Díaz también ha participado en la negociación final de los presupuestos, informan fuentes de su entorno. La vicepresidenta segunda ha intentado mantener en todo momento esa “dirección de Estado” en la que insistió su predecesor, Pablo Iglesias. Tanto ella como su jefe de gabinete, Josep Vendrell, y el secretario de Estado de Derecho Sociales, Nacho Álvarez, dialogaron durante las últimas horas tanto con Rufián como con Mertxe Aizpurua, portavoz de EH Bildu, para mantener cohesionado el grupo.

Foto: El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi. (EFE/Javier Etxezarreta) Opinión

Unidas Podemos aplaude la vía con la que se han sacado adelante las cuentas públicas del próximo año. Nada más escenificarse el acuerdo con ERC y EH Bildu en el Congreso, de la mano de Rufián y Aizpurua, que comparecieron de manera conjunta, la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, publicó un mensaje en Twitter afirmando que “el acuerdo alcanzado con ERC, EH Bildu y el resto de fuerzas políticas progresistas asegura la mayoría necesaria para aprobar los presupuestos generales del Estado de 2022. España tendrá unos presupuestos al servicio de la mayoría social y que impulsarán una reconstrucción justa”.

Presupuestos Generales del Estado Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Bildu PNV
El redactor recomienda