La ampliación del ingreso mínimo se atasca entre los ministerios de Escrivá y Belarra
  1. España
NEGOCIACIÓN DE PRESUPUESTOS

La ampliación del ingreso mínimo se atasca entre los ministerios de Escrivá y Belarra

Seguridad Social y Derechos Sociales siguen sin acercar posturas, como se constató en la última reunión para desbloquear el IMV, una de las principales carpetas en la negociación de los Presupuestos

Foto: El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. (EFE)
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. (EFE)

La mejora del ingreso mínimo vital para que llegue a un mayor número de beneficiarios es una de las carpetas prioritarias para Unidas Podemos en la negociación del borrador de Presupuestos de 2022 con el PSOE. El objetivo es triplicar su cobertura, que según los últimos datos disponibles se sitúa en 260.206 hogares y en un total de 682.808 beneficiarios. Para ello, se están tratando de consensuar una serie de enmiendas que faciliten el acceso a la prestación, pero, a menos de dos semanas de que se cumpla el plazo marcado para presentar las cuentas públicas en el Congreso, las conversaciones entre PSOE y Unidas Podemos están atascadas.

La última reunión, celebrada el pasado miércoles, entre el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social, que dirige José Luis Escrivá, y el de Derechos Sociales, liderado por Ione Belarra, para tratar de desbloquear este asunto acabó sin avances. Las posiciones siguen muy alejadas, como ya se constató el pasado mes de junio. Entonces, se acordó la tramitación del ingreso mínimo como proyecto de ley, tras acumular 33 prórrogas y cuando se cumplía un año de la aprobación del decreto, pero finalmente socialistas y morados presentaron cada uno sus propias enmiendas.

Foto: La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. (Efe)

El desacuerdo tiene que ver con las principales correcciones planteadas desde Derechos Sociales, entre las que destacan la ampliación de los supuestos de vulneración o que se utilicen como referente los ingresos del último trimestre y no los del último año. Entre los colectivos, en lo que se pone el foco para facilitar el acceso se encuentran los menores de 30 años, aquellos que comparten vivienda por una situación de pobreza sobrevenida o las personas con discapacidad.

Se demanda asimismo crear una pasarela automática entre las rentas de inserción autonómicas y el ingreso mínimo vital. De manera que, si un solicitante tiene concedido el primer derecho, también accedería al segundo sin tener que realizar toda la burocracia adicional. De hecho, toda la madeja burocrática que rodea a esta prestación se está revelando como una de las principales causas de que no haya alcanzado a la población potencial que se puso como objetivo tras aprobarlo durante la primera fase de la pandemia.

Foto: Imagen de una fábrica siderúrgica. (EFE)

Fuentes parlamentarias del grupo confederal de Unidas Podemos reconocen que la mejora del ingreso mínimo vital es una de las cuestiones en las que más están focalizando su esfuerzo en la ventana de negociación de los Presupuestos. Con todo, la pelota ha saltado de los grupos parlamentarios al Gobierno, sin que de momento haya servido para encarrillar un acuerdo.

Hacienda tiene el objetivo de aprobar los Presupuestos "en tiempo y forma", lo que pasa en primer lugar por presentar el proyecto antes de que finalice septiembre. Un calendario con el que se ha comprometido Pedro Sánchez. Durante la primera reunión interparlamentaria de este periodo de sesiones, el presidente del Gobierno aprovechó su intervención para comprometerse en aprobar las cuentas y avanzar que se presentarán “a finales de septiembre o principios de octubre”.

Foto: El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. (EFE)

Las medidas de choque aprobadas en el Consejo de Ministros de este martes para frenar la escalada de los precios de la luz eliminan uno de los puntos de discrepancia con sus socios. Sin embargo, todavía quedan por resolver, además del ingreso mínimo vital, la ley de vivienda y modificaciones en el capítulo de impuestos para avanzar hacia una fiscalidad progresiva.

En lo que respecta a la ley de vivienda, se trata de un principio de acuerdo comprometido ya en la negociación de las actuales cuentas y está todavía sin ejecutar. De ahí que reclamen que se concrete "como condición previa" antes de llevar el proyecto de los Presupuestos de 2022 al Congreso. La futura norma está recogida en el plan anual normativo del Gobierno para este año, y Unidas Podemos mantiene su exigencia de que se establezcan mecanismos para limitar y facilitar eventuales bajadas de precios en los alquileres. En materia fiscal, los morados proponen subir el impuesto de sociedades con un tipo fijo del 15% para grandes empresas, reducir bonificaciones del de patrimonio y recuperar la reivindicación de reducir el IVA veterinario y de los productos de higiene femenina.

"Es crucial que estos Presupuestos aborden de una vez por todas una reforma fiscal justa que nos permita acercarnos en recaudación a la media europea", aseguraba Ione Belarra en su intervención durante la última reunión de la dirección de Podemos, celebrada el pasado viernes. Entonces, asoció a la estabilidad del Ejecutivo el cumplimiento de la lista de prioridades con las que los morados abordan este proceso de negociación con los socialistas. Su receta para ampliar el escudo social porque, según advirtió, "en los próximos meses el Gobierno se juega su reelección".

Presupuestos Generales del Estado PSOE Unidas Podemos Seguridad Social Ione Belarra José Luis Escrivá
El redactor recomienda