Moreno usó a Anson de mediador y negoció con Berlusconi: "Recibí camiones de dinero"
  1. España
el sumario de la operación titella

Moreno usó a Anson de mediador y negoció con Berlusconi: "Recibí camiones de dinero"

Las conversaciones interceptadas por los investigadores revelan que José Luis Moreno planeaba fugarse a Maldivas tras apropiarse de unos 40 millones de euros del empresario argentino Alejandro Guillermo Roemmers

placeholder Foto: José Luis Moreno (i), el pasado 1 de julio, tras quedar en libertad.
José Luis Moreno (i), el pasado 1 de julio, tras quedar en libertad.

El sumario de la operación Titella es el relato de una enorme estafa narrada a cámara lenta. José Luis Moreno engañó presuntamente durante tres años al empresario argentino Alejandro Guillermo Roemmers para sustraerle unos 40 millones de euros utilizando como excusa la producción de una supuesta serie de televisión que sería emitida por las principales plataformas de 'streaming' del mundo. Apoyándose en más de una decena de testaferros y colaboradores, Moreno habría desviado el dinero de su socio a cuentas privadas y sociedades en el extranjero para mantener su elevado tren de vida.

Según el sumario del caso, al que ha tenido acceso El Confidencial, el creador de Rockefeller, Macario y Monchito conoció a Roemmers en 2018. En ese momento, necesitaba financiación para mantener a flote sus compañías audiovisuales y sufragar sus numerosos gastos personales. El pasado 6 de enero, en una conversación interceptada por la Guardia Civil y la Policía Nacional, Moreno relató a una persona de su confianza que, cuando emitía en Telecinco programas como ‘Escenas de matrimonio’, “en su empresa entraban palas de dinero”. “Camiones de dinero”, insistió, recordando sus buenos tiempos. “He volado 19 años en avión privado, mi vida ha sido siempre de muchísima entrada de dinero”.

placeholder El periodista y escritor Luis María Anson. (EFE)
El periodista y escritor Luis María Anson. (EFE)

La situación había cambiado. Ya no era un productor de éxito. Se le acumulaban los embargos y las deudas con Hacienda, Seguridad Social, bancos e inversores privados. Fue en ese contexto cuando su amigo el periodista Luis María Anson le presentó a Roemmers, heredero de una fortuna familiar que ronda los 1.500 millones de dólares. Moreno lo convenció para crear una sociedad a medias con la que poner en marcha una gran producción rodada en inglés que contaría con actores de prestigio internacional. El industrial argentino aceptó ilusionado. La sociedad se llamó Dreamlight International Productions SL y la serie tendría por título 'Resplandor y tinieblas'. Giraría en torno a la vida de san Francisco de Asís y constaría de cuatro temporadas de 13 capítulos cada una.

Moreno planeó un pacto desigual. Roemmers empezó poniendo 12 millones de euros para costear el proyecto, pero el presunto cabecilla de la trama únicamente puso los activos de sus sociedades, a pesar de que la mayoría se encontraban bloqueados por las deudas. En enero de 2020, Moreno presentó la serie en una rueda de prensa. La noticia empezó a circular en los medios. Sería una producción espectacular que reportaría beneficios millonarios. Pero, a finales del año pasado, su socio capitalista comenzó a impacientarse.

Foto: José Luis Moreno y Martin Czehmester. (YouTube)

Según el sumario, ante la falta de resultados concretos, Roemmers contrató al director franco-británico Roland Joffé para que hiciera una auditoría sobre los trabajos que supuestamente había realizado Moreno con su dinero. En ese momento, el inversor ya había puesto más de 32 millones de euros y había entregado a Moreno otros tres millones para que mitigara sus problemas con Hacienda. Sin embargo, el productor de TV impidió a Joffé acceder a la más mínima información sobre el rodaje para impedir que este pudiera dar la voz de alarma. A cambio, Moreno pidió a Roemmers que no se preocupara y le prometió que, en enero de 2021, estarían listos los 10 primeros episodios para que pudieran empezar a ofrecerlos a Disney, Amazon o Netflix y recuperar parte de la inversión.

En paralelo a sus conversaciones con Roemmers y al margen de los compromisos societarios que tenía con este, Moreno habría puesto en marcha sus propias negociaciones para intentar vender la serie. En las diligencias que instruye la Audiencia Nacional, aparece una llamada en la que el productor aseguró a un colaborador que había estado hablando con el expresidente italiano y magnate audiovisual Silvio Berlusconi sobre 'Resplandor y tinieblas'.

placeholder El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi. (EFE)
El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi. (EFE)

Según Moreno, Berlusconi le dijo: "Yo participo en esa serie, tú pones un director mejor, buscamos el que más te gusta y tú supervisas, y cuando termines los 10 primeros capítulos, para comercializar. Que no hace ninguna falta, porque te los puedo comprar yo". Moreno también relató que Berlusconi le había garantizado contactos con "dos plataformas" de 'streaming'.

Pero lo cierto es que, en ese momento, ni siquiera existía un solo capítulo de la serie. Los días transcurrieron y Moreno no cumplió con los plazos de entrega que había prometido a Roemmers. Este se encontraba cada vez más inquieto. El productor decidió entonces recurrir a Anson para tratar de calmarlo. El pasado 8 de enero, los investigadores interceptaron una llamada de Moreno al exdirector de 'ABC' y 'La Razón' en la que ambos hablaron del enfado del industrial argentino. “Le han dicho que le has estafado, que se ha quedado sin los 32 millones. Por eso reacciona así. (…) Eso ni Amancio Ortega, te afecta por mucho dinero que tengas”, aseguró Anson, según recoge el sumario. Moreno estaba en una situación de extrema necesidad, pero no quedó convencido por esa explicación. Se quejó de que Roemmers hubiera dejado de confiar en él y fuera por ahí diciendo que era un estafador.

"Le han dicho que le has estafado, que se ha quedado sin los 32 millones. Por eso reacciona así. (…)", aseguró Anson, según recoge el sumario

Ese mismo día, al filo de la medianoche, Moreno y Anson volvieron a hablar. Este último acababa de hablar una hora con Roemmers. “Quiere que su gente vea todo el material que hay. La parte negativa es que cree que una parte del dinero te la has gastado, no en lo suyo”, relató el columnista. Moreno reaccionó peor que en la primera conversación. “Acusarme de estafa no le va a salir gratis”, respondió. Pero Anson le advirtió de que, si no se arreglaba la situación, Roemmers acabaría yendo a ver a un juez.

Las llamadas intervenidas bajo la supervisión del juez Ismael Moreno revelan que las sospechas del inversor argentino eran fundadas. José Luis Moreno no tenía metraje suficiente para entregar a Roemmers ni un solo capítulo, porque había usado gran parte de su dinero para financiar otras empresas, desviar efectivo al extranjero y sufragar partidas sin relación con el proyecto.

Foto: José Luis Moreno (c-i), a su salida de la sede de la Audiencia Nacional. (EFE)

Los expertos en delitos económicos de Guardia Civil y Policía Nacional sostienen que, para mantener el engaño, Moreno inflaba las facturas de los supuestos gastos en que habían incurrido sus propias empresas por el rodaje de 'Resplandor y tinieblas'. Una de las mercantiles que usaba para vaciar Dreamlight International Productions SL era Youmore TV SL, una supuesta sociedad de servicios audiovisuales que estaba administrada por su pareja, el actor y modelo checo Martin Czehmester, como adelantó este diario.

En otra llamada que consta en las actuaciones, el cerebro del caso Titella exigió precisamente a una colaboradora que metiera más gastos en Youmore TV para simular ante Roemmers trabajos ficticios. “¿Qué más quieres que meta?”, le preguntó su empleada. “Los gastos normales hay que inflarlos, pero bien (…) Mete los estudios, los aparatos, las luces… Por un valor de 137.000 euros al mes, durante ocho o nueve meses, todo muy bien”, ordenó Moreno.

"Los gastos normales hay que inflarlos, pero bien (…) Mete los estudios, los aparatos, las luces… Por un valor de 137.000 € al mes", ordenó Moreno

No solo engañó a Roemmers. Las diligencias indican que Moreno impartía continuas instrucciones a sus empleados para alterar la contabilidad de sus mercantiles con la intención de eludir las reclamaciones de organismos públicos y otros inversores privados. En otra ocasión, pidió a una trabajadora que convirtiera unas pérdidas de un millón de la sociedad Kulteperalia SL, propietaria de sus estudios de grabación en Moraleja de Enmedio, en “ciento y pico mil” euros de beneficio. “El objetivo es ser más solvente de lo que realmente es”, sostienen los investigadores.

Pese a los continuos engaños, Moreno urdió una estrategia a principios de este año para tratar de sacarle a Roemmers unos últimos cuatro millones de euros. Le contó que era el único dinero que hacía falta para rematar definitivamente los 10 primeros episodios. Pero, como evidencia otra conversación, Moreno solo quería coger los fondos y marcharse de España. En esa misma llamada, aseguró que si Roemmers llegaba a denunciarle por estafa, estaba dispuesto a vengarse de él difundiendo información supuestamente comprometedora. “Hago una rueda de prensa en Londres, Argentina, Nueva York y en Madrid, con sus wasaps, con las fotos que me ha enviado, y no puede salir de casa en los próximos 30 años”, dijo Moreno a su interlocutor. Los investigadores apuntan a que los hechos serían constitutivos de un presunto delito de extorsión.

Foto: El director del Palacio Euskalduna de Bilbao, Andoni Aldekoa, Alejandro Guillermo Roemmers y José Luis Moreno (i a d). (EFE)

Las actuaciones también contienen detalles sobre sus supuestos planes para huir de España. Por un lado, trazó con un supuesto testaferro, Luis Enrique Dueñas, una estrategia para impedir que Roemmers pudiera quedarse con los activos que había aportado a Dreamlight International Productions SL, aunque la mayoría ya estaban embargados. Quería ponerlos a nombre de fiduciarios para evitar que fueran ejecutados cuando se descubriera la estafa.

El supuesto líder de la red también empezó a barajar posibles destinos para su fuga. La Guardia Civil y la Policía Nacional interceptaron una llamada el 25 de febrero en la que Moreno confesó su objetivo. “Tú eres un crío y tienes hijos”, contó a su interlocutor. “Yo ya he vivido una vida y fuera estoy muy organizado. Yo lo que me tengo que ir es fuera de España urgentemente. Todos los gastos se pagan fuera, yo es como si tuviera otra vida y es la que quiero”, siguió Moreno. “Pero ya, definitivamente, porque no tengo por qué contaminarme aquí de nada, porque además lo tengo todo muy ordenado y muy regulado”, afirmó, en referencia a su presunto patrimonio en el exterior.

Foto: Detienen a José Luis Moreno por estafa y blanqueo de capitales en Madrid. (EFE)

En ese punto de la conversación, su interlocutor le preguntó dónde pensaba residir cuando se marchara. “En Londres y Los Ángeles”, contestó Moreno, “buscando los buenos tiempos de cada una”. También dijo que en las Maldivas. “Para cerrar los negocios que tengo allí y donde ya he invertido un dinero”, terminó el productor. Uno de esos supuestos negocios sería un hotel al que le quedaban seis meses de obras.

No pudo marcharse. El pasado 29 de junio fue detenido en su mansión de Boadilla del Monte. Se le atribuyen delitos de estafa continuada, falsedad documental, blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal, contra la Hacienda Pública e insolvencia punible, entre otros. Prefirió no declarar ante los agentes ni ante el juez del caso. Aseguró al médico forense que el trato en los calabozos fue correcto, pero le contó que sufría claustrofobia. El doctor le recetó tranquilizantes. Tiene por delante otro guion. Uno que no esperaba y que ocupa miles de folios.

El sumario de la operación Titella es el relato de una enorme estafa narrada a cámara lenta. José Luis Moreno engañó presuntamente durante tres años al empresario argentino Alejandro Guillermo Roemmers para sustraerle unos 40 millones de euros utilizando como excusa la producción de una supuesta serie de televisión que sería emitida por las principales plataformas de 'streaming' del mundo. Apoyándose en más de una decena de testaferros y colaboradores, Moreno habría desviado el dinero de su socio a cuentas privadas y sociedades en el extranjero para mantener su elevado tren de vida.

José Luis Moreno Policía Nacional Guardia Civil Luis María Anson Seguridad Social Amancio Ortega Roland Joffe Deudas
El redactor recomienda