La cara B de Moreno: vídeos de sus invitados, una sala acorazada y el amante-testaferro
  1. España
las deudas del productor de televisión

La cara B de Moreno: vídeos de sus invitados, una sala acorazada y el amante-testaferro

José Luis Moreno colocó al frente de sus negocios a su pareja y escolta, Martin Czehmester, un actor checo que vivía en su mansión de Boadilla y aparece en muchas de sus producciones

placeholder Foto: José Luis Moreno y Martin Czehmester. (YouTube)
José Luis Moreno y Martin Czehmester. (YouTube)

Los agentes de la Guardia Civil y Policía Nacional que registraron este martes la mansión de José Luis Moreno en Boadilla del Monte se encontraron en el sótano una habitación acorazada. No era una caja fuerte. Al lado de un gimnasio, una piscina climatizada y una sauna había una puerta de seguridad que se abría con un código numérico y que daba acceso a una estancia blindada, con doble hoja de entrada, por la que era posible caminar sin agacharse. Ahí guardaba Moreno dinero, documentos y otros secretos, aseguran a El Confidencial fuentes de su entorno.

El productor había contado a su círculo de confianza que en esa habitación del sótano escondía decenas de grabaciones de las fiestas privadas que había organizado durante décadas. Cenas y bailes en el interior del número 15 de la calle de Retama que se prolongaban hasta altas horas de la madrugada y que a veces terminaban en la piscina climatizada. Fuera, en el jardín, tenía otra con forma de lágrima. “Decía continuamente que tenía acceso a gente muy poderosa, y que tenía grabaciones de gente muy importante que había pasado por su casa en las que se les veía en situaciones comprometidas”, asegura a este diario una persona que estuvo vinculada a sus negocios. “Uno de los que hablaba continuamente era Silvio Berlusconi, con el que afirmaba tener una estrecha amistad de su época en la televisión italiana”.

Detenido José Luis Moreno, acusado de liderar un entramado para estafar y blanquear capitales.

Este testigo, que estuvo varias veces en su mansión, explica que Moreno siempre recibía en chándal y que en las distancias cortas era una persona que contagiaba su ilusión por los proyectos que tenía entre manos. “Tenía una enorme capacidad de trabajo, pero su faceta artística parecía solo una excusa para conseguir más y más dinero. Estaba obsesionado con el dinero y con mantener su altísimo tren de vida. Luego, tras esas primeras conversaciones, descubrías que era en realidad un déspota sin escrúpulos. No tenía ningún problema en dejar de pagarte. Te pagaba hasta que ya no le eras útil”, cuenta esta fuente.

La propia mansión de Boadilla, valorada en unos cuatro millones de euros, era una metáfora de la doble vida del 'showman'. El terreno ocupa una superficie de 11.114 metros cuadrados. La zona de vivienda se divide en dos áreas que suman 1.150 metros construidos. Además de las piscinas climatizada y exterior, en la zona de atrás de la finca hay una pista de tenis de tierra batida. A Moreno le encantaba practicar ese deporte. En la planta principal había un piano, dos despachos y una sala de audición de películas. Pero todo era fachada. La vivienda tenía pendiente una hipoteca que el presunto cerebro de la operación Titella llevaba tiempo sin pagar. Y Hacienda había embargado la propiedad.

Foto: El productor José Luis Moreno. (Mediaset)

Incluso cuando sus empresas acumulaban deudas con Hacienda superiores a los cinco millones de euros, Moreno siguió viajando por todo el mundo en aviones privados, se iba de vacaciones a destinos de lujo y tenía en su casa mayordomo, chófer, cocinera y personal de limpieza. Llegó a deberles varias nóminas, pero no se marcharon porque confiaban en que algún día les pagaría los atrasos. Decenas de actores, presentadores y profesionales del mundo audiovisual se encontraban atrapados en esa misma rueda.

Uno de los más fieles escuderos del ventrílocuo era Martin Czehmester, un modelo checo que vivía con Moreno aunque tenía su propio apartamento dentro de la mansión. Era su pareja, su escolta, su actor fetiche (aparece en decenas de producciones de Moreno, desde ‘Noche de fiesta’ a ‘Escenas de matrimonio’, pasando por ‘Planta 25’y ‘Sábado sensacional’) y también uno de sus principales testaferros, según explican a este diario fuentes próximas a la investigación. Czehmester aparece como apoderado y administrador en varias de las mercantiles presuntamente utilizadas por el empresario para estafar dinero a inversores a los que seducía con la promesa de salir en los créditos y participar en los beneficios de series y programas de televisión que alcanzarían prestigio internacional.

Foto: José Luis Moreno, en 2016. (EFE)

El nombre de Czehmester figura tras uno de sus últimos proyectos, Dreamlight International Productions SL, una productora creada en el verano de 2018 tras asociarse con el industrial argentino Alejandro Roemmers, hijo de una de las mayores fortunas de ese país. Los presentó el periodista Luis María Ansón, con quien Moreno hablaba a diario. Aunque tenía la vida resuelta, Roemmers soñaba con convertirse en un escritor y poeta de éxito, y Ansón le convenció de que Moreno podía ayudarle a ganar hasta el Premio Nobel de Literatura.

Roemmers cayó seducido por esa idea y el resto de proyectos de Moreno. Al inversor argentino le fascinaba la figura de Francisco de Asís, así que el productor de TV montó un musical en Bilbao centrado en la vida del santo católico que llamó 'Franciscus'. Fue su gran tarjeta de presentación ante el nuevo inversor. Para terminar de convencerle, Moreno montó una rueda de prensa falsa para su nuevo socio. El ahora detenido fletó un autobús y trasladó a 54 trabajadores de sus empresas hasta la capital vizcaína para que se hicieran pasar por periodistas. Abarrotó la sala de prensa con falsos redactores e invitó a decenas de conocidos para que llenaran las primeras sesiones del musical en el teatro Euskalduna. El inversor volvió a Argentina decidido a apostar por Moreno aunque, poco después del estreno, la asistencia empezó a caer y la obra ya no viajó a otras ciudades.

placeholder Andoni Aldekoa; el autor y creador de la obra 'Franciscus', Alejandro Guillermo Roemmers, y José Luis Moreno (i a d), en una imagen de 2018. (EFE)
Andoni Aldekoa; el autor y creador de la obra 'Franciscus', Alejandro Guillermo Roemmers, y José Luis Moreno (i a d), en una imagen de 2018. (EFE)

Para empezar, Roemmers puso 12 millones de euros en Dreamlight. Debían servir para costear la primera serie que tenía Moreno entre manos. Se llamaba 'Resplandor y tinieblas' ('Glow and Darkness') e iba a rodarse plenamente en inglés. El creador de personajes como Rockefeller, Monchito y Macario anunció la producción por todo lo alto en enero de 2020. Dijo que contaría con un presupuesto de 270 millones de euros, seis por capítulo, más que 'Juego de tronos' en su primera temporada.

Moreno empezó a grabar. Cuando se terminaba el dinero pedía más. El inversor argentino entregaba otra remesa y volvía a sonar la claqueta. Hasta que volvía a acabarse el presupuesto y Moreno pedía más. La dinámica siguió hasta que Roemmers soltó casi 50 millones de euros. La relación marchaba bien por entonces. Eran íntimos amigos. La participación del industrial en Dreamlight aumentó hasta el 70% de las acciones. Compartían proyectos e incluso se iban juntos de viaje a las Maldivas con otros acompañantes. Pero la situación empezó a torcerse el pasado diciembre.

Fuentes próximas a Roemmers explican a El Confidencial que Moreno se comprometió a entregar en esa fecha los 10 primeros capítulos de 'Resplandor y tinieblas'. Después, dijo que tendría listos tres. Luego, que uno. Y finalmente, llegó diciembre y no facilitó ni un solo episodio. En ese momento, el industrial latinoamericano empezó a sospechar y estableció un control más estricto de su dinero. La serie debía haberse estrenado en marzo, pero en estos momentos no hay ni un solo minuto listo para su emisión. Tampoco hay ningún acuerdo firmado con cadenas o plataformas para su venta. Entre los detenidos en la operación Titella se encuentran dos sobrinos de Moreno que le representaban en Dreamlight, además del propio Czehmester.

José Luis Moreno: una paliza, dos robos y dos juicios.

No era la primera vez que Moreno recurría a personas de su confianza para iniciar nuevos proyectos. En 2017 empezó a grabar una serie para TVE. Se llamaba ‘Aquí mando yo… y punto com’. Montó un enorme escenario en sus naves de grabación de Moraleja de Enmedio (Madrid), también embargadas por Hacienda. Pero el ventrílocuo no podía trabajar directamente para el ente público por sus problemas con el fisco. “Afirmaba que tenía un contacto en RTVE con el que había pactado la serie, pero que le exigía producirla a través de otra empresa para evitar un escándalo”, relata el contacto que conocía sus negocios. Lo cierto es que, en 2016, la corporación pública ya había provocado una polémica por contratar con Moreno la emisión de la serie 'Reinas' a pesar de que no estaba al corriente con la Agencia Tributaria.

Para evitar un nuevo problema, Moreno ideó otro sistema. RTVE adjudicó la emisión de ‘Aquí mando yo… y punto com’ a Amiguetes Entertainment SL, una empresa del director Santiago Segura, que había colaborado con el productor en varias entregas de 'Torrente'. Posteriormente, Amiguetes Entertainment SL cedió los derechos de emisión a una sociedad pantalla de Moreno, Integral Mundox Producciones SL, que se encargó de ejecutar el rodaje. El nombre del 'showman' no aparecía por ninguna parte, “aunque tenía tanto ego que no pudo aguantarse las ganas de anunciar que era un proyecto suyo”, cuenta a El Confidencial la fuente de su entorno.

placeholder Santiago Segura durante la presentación de la cuarta entrega de 'Torrente'. (EFE)
Santiago Segura durante la presentación de la cuarta entrega de 'Torrente'. (EFE)

No obstante, Santiago Segura y Amiguetes Entertainment S.L. mantienen en una comunicación remitida a este diario que “en dicho proyecto en ningún caso se ocultó al ente público la presencia de la sociedad Integral Mundox”. "Antes al contrario", añaden, "desde el primer momento, RTVE conoció y aceptó que la producción de dicho proyecto sería llevada a cabo entre Amiguetes Entertainment S.L. e Integral Mundox, S.L.” y que de hecho en el “Contrato de Encargo de Producción entre RTVE, Integral Mundox Participaciones SL y Amiguetes Entertrainment S.L., se da una mayor relevancia a la participación de Integral Mundox en la producción de la serie que a Amiguetes Entertrainment”.

Como en otras ocasiones, Moreno pedía anticipos a RTVE para elaborar capítulos. Cuando se terminaba el dinero, reclamaba más y empezaba a grabar de nuevo. Así sucesivamente. Sin embargo, su plan se vino abajo con la moción de censura de Pedro Sánchez. Los responsables del ente público de la etapa de Mariano Rajoy fueron destituidos y el productor se quedó sin el contacto con el que había acordado la serie. Nunca se emitió ningún episodio.

Roemmers fue la siguiente tabla que encontró en pleno naufragio. Las escuchas telefónicas efectuadas por el Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional revelan que seguía manteniendo un elevado nivel de interlocución con directivos del mundo audiovisual, periodistas, empresarios y políticos. Los investigadores tendrán que reconstruir ahora todas esas operaciones. La existencia de posibles grabaciones furtivas de los asistentes a sus fiestas llevaría el caso a otra dimensión. En su entorno, están convencidos de que los albanokosovares que entraron en su casa en 2007 y le dieron una paliza no iban buscando dinero, sino esas supuestas imágenes.

José Luis Moreno Santiago Segura Argentina Juego de Tronos Mariano Rajoy Pedro Sánchez Luis María Anson Silvio Berlusconi Guardia Civil RTVE Boadilla del Monte Audiencia Nacional Gimnasio
El redactor recomienda