Moreno usó una empresa de su amante para enviar dinero a Alemania y República Checa
  1. España
El juez ratifica su liderazgo en la trama

Moreno usó una empresa de su amante para enviar dinero a Alemania y República Checa

La actividad delictiva del grupo se diversifica en diferentes especialidades "desde el fraude y estafa a entidades bancarias e inversores privados, a la falsificación de cheques y pagarés y el blanqueo"

Foto: José Luis Moreno (c-i), a su salida de la sede de la Audiencia Nacional. (EFE)
José Luis Moreno (c-i), a su salida de la sede de la Audiencia Nacional. (EFE)

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno desvela en los autos sobre la trama de José Luis Moreno que el productor empleó una empresa a nombre de su amante, el actor checo Martin Czehmester, para enviar elevadas cantidades a Alemania y la República Checa. Según precisan los escritos en los que el magistrado ha acordado elevadas fianzas, la operativa de la organización —que tenía al ventrílocuo como uno de sus líderes— consistía en parte en la recepción y lavado de fondos opacos. Señala que recibía transferencias a través del Banco de España procedentes de miembros del entramado y posteriormente los enviaba al paraíso fiscal de las islas Maldivas o a estos dos destinos europeos. Czehmester actuaba como pantalla.

Foto: José Luis Moreno. (EFE)

Los autos, a los que ha tenido acceso El Confidencial, ratifican la posición predominante de Moreno en la organización que fue desmantelada este martes a través de la operación Titella. El magistrado detalla que la actividad delictiva del grupo se diversifica en diferentes especialidades "desde el fraude y estafa a entidades bancarias e inversores privados, a la falsificación de cheques y pagarés y el blanqueo, mediante una estructura dividida en células operativas".

El escrito del magistrado describe la operativa de un grupo "jerarquizado" en cuya cúspide se encontraba el productor y ventrílocuo junto a otras dos personas: Antonio Aguilera y Antonio José Salazar. La actividad delictiva, que arrancó en 2017, se dividía en células independientes. Moreno, "como persona pública muy reconocida", prestaba su nombre como "tarjeta de visita" para obtener financiación mientras los otros dos acusados se especializaban en la construcción del entramado societario de más de 700 empresas que "carecían de actividad real". Todas las compañías estaban administradas por testaferros.

Foto: José Luis Moreno y Martin Czehmester. (YouTube)

En el otro extremo de la organización y ligado a la trama, se encuentra otro grupo dedicado al narcotráfico que empleaba la estructura para blanquear fondos. Como correa de transmisión, el auto coloca a un intermediario, Gerardo Mauricio Aguilera. Gran parte de la actividad consistía en mover "grandes cantidades de dinero" y simular que procedían de una actividad mercantil falsa. Los empleados bancarios insertados en la trama ingresaban el dinero en cuentas legales para introducirlas de nuevo en el circuito.

El juez de la Audiencia Nacional especifica que, por lo que se refiere a Moreno, "su operativa actual va más dirigida a los inversores privados". Como ha adelantado este diario, sustrajo más de 30 millones de euros al argentino Alejandro Roemmers para la creación ficticia de una serie sobre San Francisco de Asís. El productor español utilizaba empresas falsas, con sede principalmente en Madrid y Marbella, y justificaba posteriormente estos movimientos "con facturas de alquileres, gastos y prestación de servicios".

Movían un millón cada 15 días

Los investigadores han podido constatar que, cada 15 o 20 días, movían cantidades cercanas al millón de euros. Como ejemplo, el auto destaca el pasado 13 de noviembre cuando dos de los detenidos recogieron una maleta de grandes dimensiones transportada hasta Barcelona por una tercera persona procedente del extranjero. Dentro se encontraron 1,3 millones "empaquetados en bolsas de plástico y con distintos valores nominales".

José Luis Moreno: una paliza, dos robos y dos juicios.

"De igual forma queda más que demostrado el enriquecimiento personal del productor", prosigue el auto. Agrega que, una vez conseguidos los créditos, ocasionaban un saldo negativo y una posterior deuda que nunca era saldada. "Las sociedades actuaban como cuentas puente" que en ocasiones se empleaban para el retorno de los fondos y también llevaban a cabo operaciones de compra-venta de inmuebles, naves industriales y vehículos de alta gama.

"A la vista de lo narrado se puede concluir que Moreno dirige un entramado empresarial con ramificaciones fuera del territorio nacional cuya operativa se presenta a todas luces fraudulenta, con el único objetivo de obtener financiación que le permita continuar con su elevado tren de vida, valiéndose para ello de diferentes actores con grandes conocimientos en operativa bancaria y fiscal", dice el juez.

José Luis Moreno Audiencia Nacional Corrupción Policía Nacional Guardia Civil
El redactor recomienda