Tú al PP y yo al PSOE: réquiem por la regeneración centrista en España
  1. España
La jungla política

Tú al PP y yo al PSOE: réquiem por la regeneración centrista en España

Una cosa es cambiar de partido y otra hacerlo con nocturnidad. Cuando la opinión pública ve antes al arribista que al político y tus nuevos compañeros de bancada te miran desconfiados

placeholder Foto: Cantó y Lozano en el Congreso. (EFE)
Cantó y Lozano en el Congreso. (EFE)

Acabar con el bipartidismo no es lo mismo que acabar en el bipartidismo.

12 de julio de 2015: Toni Cantó deja UPyD: "La única carrera que me planteo es volver al teatro". 16 de julio de 2015. Toni Cantó ficha por Ciudadanos.

15 de Marzo de 2021: Toni Cantó deja Ciudadanos: "Voy a llamar a mi representante para volver a trabajar en lo mío". 24 de marzo de 2021: Toni Cantó ficha por el PP.

Cambiar de partido en pocos días tras negarlo con vehemencia. Dos veces.

Foto: El exdiputado de Ciudadanos, Toni Cantó. (EFE)

Aunque en la era Twitter tendemos a olvidar lo que pasó hace cinco minutos, nadie se olvidó de que Toni Cantó anunció el 15 de marzo que volvía a la interpretación. Porque lo hizo con gran sobreactuación emocional: "Estoy en un estado un poquito lamentable, estoy cabreado, triste, jodido… Permitidme que no hable porque me voy a arrepentir de lo que diga", aseguró con lágrimas en los ojos. Casi nadie creyó que iba a dejar la política. Casi todos pensaron que iba a cambiarse de chaqueta. Quizá Cantó sabía que se iba al PP cuando dijo que no se iba al PP. Pudo haber dado perfil bajo a su salida pero no lo hizo, quizá porque el ruido es un elemento clave de la fuga de miembros de Cs al PP.

Pero no sería la primera vez que una carrera política se tuerce, no por cambiar de chaqueta sino por hacerlo precipitadamente. La política es también el arte de las apariencias; y aunque ser ambicioso se da por descontado, quedar como un oportunista ante toda España quizá no sea buen negocio a medio plazo.

Medir mal

"Yo abandoné UPyD y volví al teatro". "Entiendo que la definición de transfuguismo es otra cosa". "Demostré que no soy un político que necesite la política para vivir", alegó Cantó en 'Carne cruda' en 2016 . Pero su fuga de UPyD no fue exactamente así. Cantó dejó su escaño en el Congreso de los Diputados y dijo que volvía al teatro, pero regresó de número 2 de Irene Lozano en las primarias para liderar el partido. Lozano perdió las primarias contra Andrés Herzog un 12 de julio de 2015. Cuatro días después, Cantó fichó por Ciudadanos. Tres meses después, Lozano saltó al PSOE.

Lozano, ensayista y exjefa de opinión de 'El Mundo', llegó a la política con cierto prestigio cultural. Pronto comprobó que la nueva política se parecía bastante a la nueva en las luchas de poder sectarias. Media España descubrió el lado oscuro de la sonriente Lozano cuando escribió una carta al eurodiputado de UPyD Sosa Wagner por criticar la línea del partido de no aliarse con Cs: "Va a resultar difícil que alguien te iguale en mezquindad", escribió a Wagner. Lozano se disculpó luego, pero esto solo era el principio de su descenso a los vicios de la vieja política.

"Se extiende la creencia de que todo político requiere de arribismo para medrar"

En efecto, en octubre de 2015, siendo diputada de una UPyD moribunda, Lozano fichó por sorpresa por Pedro Sánchez. Pero no midió bien ni los tiempos ni el impacto de la noticia: fue recibida con uñas por el PSOE y el malestar se hizo público. Desde entonces, Lozano ha ido saltando de cargo en cargo, sin dejar huella, con el estigma del oportunista.

Tras ganar Pedro Sánchez las elecciones, Lozano fue nombrada Secretaria de Estado de la España Global, puesto cuyo cometido nunca estuvo claro, aunque también escribió parte del libro de Pedro Sánchez ('Manual de resistencia') sobre su ascenso al poder y primeros meses en la Moncloa. Luego fue nombrada presidenta del CSD/ Secretaria de Estado para el Deporte, para saltar ahora a las listas de Ángel Gabilondo a la CAM. ¿Cómo es posible que deje el CSD a medio año de los Juegos Olímpicos? Resumen corto: entró en el CSD porque era el hueco que quedó libre tras el reparto de ministerios entre PSOE y Podemos y su paso ha generado numerosas críticas en el deporte español. Es extraño cuando uno quiere poder pero no ese poder.

Foto: Irene Lozano, el pasado mes de julio, cuando se conmemoró el décimo aniversario del Mundial de Fútbol de 2010. (EFE)

Cantó y Lozano comparten más cosas: saltaron a sus nuevos partidos como "independientes" y tras escribir textos sobre regenerar la vida política y acabar con la lacra corrupta del bipartidismo, lo que quizá no les haga ahora las personas más populares de la oficina (a Toni Cantó ya le han recibido con la escopeta cargada sus 'compañeros' del PP). Ahora irán los dos de 5º en las listas a la CAM de PSOE y PP.

El descrédito

Julio Lleonart sustituyó a Toni Cantó en el Congreso cuando dejó el escaño por UPyD. Hablamos con él.

PREGUNTA. ¿Qué le parece el nuevo cambio de partido de Cantó?

RESPUESTA. Cantó reproduce paso por paso sus actuaciones pasadas en partidos pasados. Su traición a Cs y paso al PP es igual, paso a paso, que la previa de UPyD a Cs. Sigue un libro de jugadas, declaraciones y actuaciones. Era previsible en su día, es previsible ahora. No sorprende. Lo que sorprende es que en el PP encuentren cabida a ese tipo de soluciones. Aunque habiendo dicho el PP hace unos días (a raíz de Murcia) que el transfuguismo es libertad, no me extraña nada. Eso sí, que se preparen, Cantó llega sumiso, aceptándolo todo, luego quiere controlar la estructura orgánica, luego querrá que le manden a Valencia, otra vez, como candidato, allí generará conflictos con aquella estructura, hasta que crea que no se le escucha internamente lo suficiente y empiece otra vez la destrucción.

"Cada día más la gente considera que todos los políticos son iguales, no sólo es Cantó con sus cambios de chaqueta"

P. ¿Cómo afecta al sistema político estos cambios constantes de partido?

R. Descrédito absoluto. Cada día más la gente considera que todos los políticos son iguales, no solo es Cantó con sus cambios de chaqueta, previamente fue Girauta, pero lo es Vestrynge, lo es Iglesias o Errejón optando a salir elegidos en unas circunscripciones y al poco tiempo utilizar sus escaños para saltar a otra institución, otro nivel (arriba o abajo), como si todo fuese un cambio de cromos. También es Irene Lozano, quien un día por la mañana estaba en el Congreso por UPyD y por la tarde no apareció en las votaciones y saltó la noticia de su incorporación al PSOE, pese a haber intentado liderar una candidatura a la dirección de UPyD escasas semanas antes. Luego escribió un libro a Sánchez, después dirigió la España Global, posteriormente fue Secretaria de Estado para el Deporte y ahora está en las listas de Gabilondo.

La sensación general es la utilización de los partidos y el sistema político en su beneficio. Cambio de cromos. Eso es malo para la política porque genera desencantados y azuza a la antipolítica, con cada día más representación en las filas de VOX.

P. Las salidas de Cantó (de UPyD y Cs) e Irene Lozano (de UPyD) tienen algo en común por bruscas: generaron suspicacias hasta en sus nuevos partidos. ¿Se los ve más como arribistas que como políticos?

R. Generaron resquemor en sus nuevos partidos, más Lozano que Cantó; a Cantó se le abrieron las puertas de Cs como hijo pródigo, porque Cs creció a base de fomentar transfuguismo y desmontar otros partidos, son palabras de Fran Hervías [ex secretario de Organización de Cs], el fontanero de todo aquello, no mías. Y quien a hierro mata, a hierro muere.

En el caso de Lozano es algo distinto, si hubo resquemor al desplazar en las listas a gente que llevaba tiempo en cuadros y currándoselo no sentó bien en el PSOE, de ahí su recolocación en la España Global y en la Secretaría de Estado para el Deporte. Al no ser tampoco muy aceptada ahí, vuelven a recolocarla en listas madrileñas, y como mala oradora no es, igual consigue más visibilidad en el PSOE de la CAM que el propio Gabilondo, en un mundo más basado en la oratoria que en otras cuestiones. El problema no es que se los vea más como arribistas que como políticos, el problema es que se extiende la creencia de que todo político requiere de arribismo para medrar, y (repito) eso daña a la política y a la democracia.

Eso no va a pasar

En el Parlamento madrileño estaba hasta hace poco Tania Sánchez, pero quizá no coincida con Lozano y Cantó la próxima legislatura: los equilibrios internos/luchas de poder en Más Madrid la han dejado enterrada en la lista (según las encuestas, no repetirá como parlamentaria).

"La sensación general es la utilización de los partidos y el sistema político en su beneficio"

Hace pocos años, Tania Sánchez protagonizó otro rocambolesco cambio de partido, de IU a Podemos, tras haber dicho varias veces que tal cosa no ocurriría. Pero ocurrió, y se dejó parte de su credibilidad por el camino. Para colmo, IU se acabó integrando en Podemos sin grandes dramas, pero al saltar del barco antes de tiempo a Tania Sánchez se le puso cara de oportunista.

Uno puede seguir ganándose la vida como político tras cambiar de partido, puede incluso que Cantó y compañía lo hagan bien en sus nuevas casas, pero cuando la opinión pública ve más arribistas que políticos, malo.

La veleta

En su fase más exaltada de regenerador de la política española y apóstol de la nueva política, Cantó no se privó de nada: improperios al bipartidismo ("Madrid, a la ruina en manos del PP", escribió en Twitter), críticas al transfuguismo y libros ('Movilízate', 2013) donde pedía la nacionalización de todo lo imaginable (cuando el 15-M todavía estaba de moda). Extractos del libro:

1) "Existen competencias como la sanidad, la educación, el ejército, la policía, las pensiones, etc., que el Estado nunca debería dejar en manos de empresas privadas. Habitualmente se usa un argumento para defender esto: privatizar es bueno porque se gestiona más barato. En primer lugar, eso es falso". 2) "Otro gran obstáculo que presenta el proceso de privatización... opacidad en las cuentas, gastos excesivos, corrupción y connivencia entre los políticos y las empresas... Además, los contratos que se firman con esas empresas suelen tener fines ocultos, como los de financiar megaproyectos hospitalarios —de nuevo, la burbuja inmobiliaria— que ayuden a algunos partidos a ganar elecciones y a financiarlos ilegalmente". 3) "Hemos dado miles y miles de millones a los bancos y cajas de ahorros para salvarlos. Muchas veces injustamente, pues a algunos de ellos los deberíamos haber dejado caer". 4) "La deuda debería ser perdonada. En otros países sucede así... El ciudadano ya no podría ser perseguido de por vida para embargarle otros bienes... ¿Por qué a las empresas les damos esa ventaja y no a los ciudadanos". 5) "Esas viviendas que se entregan , en vez de pasar a engrasar el gigantesco número de viviendas vacías, deberían poder ser ocupadas por aquellos que se quedaron sin ellas".

Toni Cantó, nuevo fichaje estrella del PP.

Réquiem por la regeneración centrista en España.

Acabar con el bipartidismo no es lo mismo que acabar en el bipartidismo.

Toni Cantó Partido Popular (PP) Ciudadanos Andrés Herzog Irene Lozano
El redactor recomienda