incertidumbre sobre su futuro

El viraje de Sánchez con ERC desactiva España Global, azote del independentismo

Durante meses, España Global ha encabezado una lucha para combatir la propaganda independentista en el extranjero. Ahora se ve abocada a cambiar de rumbo para sobrevivir

Foto: Irene Lozano y Pedro Sánchez. (EFE)
Irene Lozano y Pedro Sánchez. (EFE)
Adelantado en

España Global, la secretaría de Estado ideada para defender la imagen de España de la propaganda independentista, ha tenido que modificar de la noche a la mañana su rumbo para adaptarse a los nuevos vientos que soplan en Moncloa. El deshielo en las relaciones con ERC y el relevo de Josep Borrell como ministro de Exteriores han dejado obsoleto el relato con el que el organismo que dirige Irene Lozano ha venido interpelando a los observadores extranjeros.

"En este tiempo se han centrado casi exclusivamente en Cataluña, se les ha identificado con eso y ahora representan a un Gobierno que hasta modifica el Código Penal […] Obviamente, su discurso se queda fuera de juego y superado", resume un alto diplomático. "Lo que está haciendo y diciendo el Gobierno, sobre todo en el frente judicial" —asegura otro— "contradice muchas de las cosas con las que han trabajado y produce una sensación muy extraña con nuestros interlocutores".

Tiran por tierra el trabajo que han venido haciendo y que con tanto esfuerzo estábamos consiguiendo trasladar

Declaraciones como las pronunciadas por Carmen Calvo cuando dijo que algunos tipos penales en España "acompasan mal" con Europa, "tiran por tierra el trabajo que han venido haciendo y que con tanto esfuerzo estábamos consiguiendo trasladar", insisten en las embajadas consultadas. "España Global ha estado absolutamente centrada en el 'procés' porque la situación lo requería. Hubo dos picos en los que su actividad fue frenética. En febrero, al inicio del juicio. Y en octubre, cuando acabó y se recrudeció el conflicto en las calles. Ahora no tienen mucho que hacer".

Atrás quedan las semanas en las que orquestaban campañas en redes sociales, ofrecían entrevistas con corresponsales y coordinaban campañas de información para convencer al mundo de que la propaganda independentista estaba plagada de trampas. El viernes, España Global estuvo en Fitur apoyando la iniciativa de "los pueblos más bonitos de España", algo que también hizo en 2019. La propia Lozano admitió en declaraciones para Europa Press que habrá "una orientación importante hacia la diplomacia económica". Acotó, después, que nunca va a "hacer dejación de la defensa de la reputación democrática" de España.

En el ministerio opinan que el trabajo de la secretaría de Estado deberá reorientarse hacia actividades de este estilo: promoción turística, búsqueda de inversiones… "Por ejemplo, hay margen de acción en cosas como tranquilizar a los inversores preocupados por el Gobierno de coalición, en la apuesta por la economía verde, en explicar el potencial de las empresas españolas. El perfil económico del Gobierno, incluida nuestra nueva ministra (Arancha González Laya), hace pensar que los tiros van a ir por ahí", según fuentes de Exteriores.

Escuchar mucho, decir poco

Por ahora, González Laya se ha limitado a "escuchar mucho y decir poco". Se espera que a principios de la semana que viene, quizá el martes, defina ya cómo va a reestructurar el ministerio. Se da por hecho que habrá cambios de poltronas y una de las que más especulaciones está motivando es la de la propia Irene Lozano, una persona del círculo de confianza de Pedro Sánchez, con quien escribió a medias el polémico 'Manual de resistencia'. "Te diría que (Lozano) está al 50% fuera de España Global, pero mi sensación es que le va a ir bien", aseguran en el ministerio. Otra fuente cercana a Lozano explica que en los próximos días se reuniría con Sánchez para definir su futuro en la Administración.

Lozano y España Global tienen también detractores en Exteriores. En algunas embajadas han criticado desde el principio cómo su acción creaba "duplicidades" en la labor de comunicación. “Ellos trabajan directamente con un diplomático asignado, que a veces es el consejero político, a veces el número dos… El caso es que a los consejeros de información los dejan a menudo fuera y eso ha creado un caos brutal. Ha entrado como un elefante en una cacharrería y nos ha dificultado mucho el trabajo, actuando por su cuenta y sin coordinarse con la Secretaría de Estado de Comunicación", se quejan.

Creo que la última vez que me convocaron a algo fue a la cumbre del clima de Madrid

El organismo, argumentan sus defensores, se creó precisamente para solucionar la falta de reflejos en imagen exterior del Gobierno de Mariano Rajoy, una circunstancia aprovechada por el independentismo para avanzar en la batalla del relato, una de las más importantes del conflicto catalán. Borrell, quien se encontró con la oficina ya montada, asumió desde el principio su rol como ariete contra el independentismo y respaldó a España Global. "El tono beligerante encajó perfectamente. La cosa es que no parece que vaya a encajar igual de bien con la nueva ministra", asegura una fuente de Exteriores.

Corresponsales extranjeros consultados aseguran que España Global prácticamente ha desaparecido del mapa en los últimos meses. "Creo que la última vez que me convocaron a algo fue a la cumbre del clima de Madrid, donde nos pusieron un vídeo. No tenía nada que ver con Cataluña, claro. También es verdad que el tema catalán cada vez interesa menos fuera de España".

Desde Exteriores comparten la sensación. "En los resúmenes de prensa que recibimos, Cataluña prácticamente ha desaparecido de un tiempo a esta parte, de manera que España Global tampoco tiene mucho que hacer por ahora en ese frente. Y en el frente independentista están más calmados. Muy calmados en la trinchera de ERC y algo menos en el entorno de Puigdemont".

Pedro Sánchez junto a Irene Lozano en FITUR. (EFE)
Pedro Sánchez junto a Irene Lozano en FITUR. (EFE)

Toca defender el diálogo

Desde España Global insisten en que el trabajo de defensa de la reputación de España se va a seguir haciendo. "Que no quepa la menor duda". Y se seguirá haciendo "en todos los frentes". Su agenda, dicen, pasa por la "defensa de nuestra democracia (...) de gran modernidad, como país pionero en derechos civiles, mujer, LGTBI o compromiso contra el cambio climático; y en materia de gobernanza global, como país preparado para jugar un papel relevante en el mundo en cuanto a ciencia, digitalización, transición ecológica o migraciones".

Algunas voces van más allá y apuntan a que no es incompatible la mano dura contra la propaganda independentista con la promoción del diálogo. "Se puede defender la reputación de España y el diálogo en Cataluña". En definitiva, apuntan a darle al proyecto "un enfoque menos combativo", un discurso "más moderado" y "apropiado para un escenario distinto en el que la propaganda ha bajado muchísimo".

"La inquietud es unánime", asegura un cercano colaborador de España Global

Sin embargo, muchos de los que han apoyado la iniciativa comandada por Irene Lozano lamentan que después de haber bajado al barro para debatir cara a cara con el independentismo ahora el Gobierno se desentienda. "La inquietud es unánime", asegura un cercano colaborador de España Global. La salida de Borrell, coinciden varios de los entrevistados, deja muy tocada a la secretaría de Estado. "Va a notarse mucho", agrega la fuente, recalcando el férreo apoyo del ahora jefe de la diplomacia europea al proyecto.

La nueva ministra de Exteriores, cuyo nombramiento fue una sorpresa en los círculos políticos y diplomáticos, se ha referido con pinzas a la situación. González Laya dijo en un reciente encuentro con periodistas que es pronto para dar detalles sobre sus planes. Sin embargo, la ministra calificó de "bastante reduccionista" el enfoque de España Global como una oficina para simplemente contrarrestar la estrategia secesionista en el exterior.

Para los independentistas, España Global simboliza la "desinformación" del Estado y ya se la dan por finiquitada. "Se ha intentado borrar esta imagen (de deterioro democrático en España) con aquel desgraciado invento de Josep Borrell llamado España Global y dirigido por la exdiputada de UPyD, Irene Lozano (...) Mucho dinero gastado para nada, muchas mentiras propagadas que no han sido compradas por la opinión pública internacional", escribió José Antich, director de elNacional.cat, en una columna esta semana.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
49 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios