escrito junto a irene lozano

Un contrato secreto para un libro reciclado: así se gestó la obra de Sánchez para Planeta

Pedro Sánchez e Irene Lozano ofrecieron un libro similar antes de llegar a Moncloa, pero las editoriales lo rechazaron. Sánchez no lo mencionó en su declaración al tomar posesión

Foto: Irene Lozano y Pedro Sánchez. EFE
Irene Lozano y Pedro Sánchez. EFE

Desde hace unos meses, el mundo editorial auguraba un inminente libro bomba, el texto de un político que iba a dar que hablar. Visto ahora, solo un puñado de personas en Planeta y Moncloa debían de saber lo que se estaba fraguando. Aun así, el rumor prendió y editores y políticos empezaron a especular. ¿Sería Mariano Rajoy? ¿O acaso Soraya Sáenz de Santamaría iba a ajustar cuentas? Pero el expresidente no está de momento para esas cosas y la exvicepresidenta había rechazado la oferta de escribir sus memorias y está centrada en un libro jurídico. Nadie se atrevió a apuntar tan alto: el político secreto era Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno, el primero que estando en Moncloa publica un libro, y lo hace con la mayor editorial en español, con múltiples intereses económicos.

Planeta anunció el martes el lanzamiento de 'Manual de resistencia', el libro de Sánchez. El secreto había resistido y cuando a media mañana llegó el comunicado nadie que no tuviera que saberlo estaba informado. Como resaltó la editorial en su nota, "por primera vez en la historia de la democracia española, un presidente publica un libro durante su mandato, solo medio año después de haber accedido al cargo". El editor es Ramón Perelló, que ha sido durante años el hombre de Planeta para estos temas. Él sondeó por ejemplo a Sáenz de Santamaría. Aunque Perelló se jubiló en Navidad, "un libro así no cae de la noche a la mañana", como resumen fuentes conocedoras de cómo se ha preparado. La editorial de Sánchez, Península, es la misma en la que han publicado en los últimos tiemos José María Aznar (PP) o Luis Garicano (Ciudadanos).

'Manual de resistencia', el libro firmado por Pedro Sánchez y editado por Península.
'Manual de resistencia', el libro firmado por Pedro Sánchez y editado por Península.

Cuando Planeta hizo pública la noticia, hubo quien tuvo un 'déjà vu'. Un libro muy parecido —o la propuesta de un libro parecido— circuló hace un par de años por numerosas editoriales. Entonces lo ofrecían escrito a medias entre Pedro Sánchez e Irene Lozano. El primero había sido defenestrado en aquel comité federal del PSOE y la segunda estaba sin acta de diputada porque no repitió en las elecciones de 2016. Lozano, periodista y hoy embajadora de la Marca España con rango y sueldo de secretaria de Estado, ha escrito varios libros, alguno de ellos a medias, como el que publicó junto a Zaida Cantera. Además, es muy próxima a Pedro Sánchez, que la colocó en el PSOE pese a los recelos del partido por proceder de UPYD y luego la rescató para su Gobierno. Hoy, Irene Lozano no aparece en la portada del libro ni en el 'copyright'. Según Servimedia, en el prólogo, Sánchez le agradece que dé "forma literaria" al texto. Ni Moncloa, ni Planeta ni la propia Irene Lozano contestaron a las preguntas de este diario sobre el nuevo libro y sobre si ella también ha cobrado de Planeta por su labor.

El libro no interesó a ninguna editorial de las que lo analizaron. Entonces, Pedro Sánchez no era secretario general del PSOE y no se vislumbraba su posibilidad de acceder al Gobierno. Además, según fuentes del sector, pedían un anticipo demasiado elevado. Con la llegada a Moncloa, Planeta recobró el interés. Entre su infinito catálogo, la editorial lanza también libros de políticos: Albert Rivera ('El cambio sensato', 2015), Mariano Rajoy ('En confianza', 2011), José Bono (una trilogía de la que falta el tercer ejemplar), José María Aznar, José Manuel García-Margallo, Luis de Guindos... Un presidente del Gobierno en activo es una muesca en el revólver que no podía dejar pasar. Los anteriores publicaron o justo antes de una campaña electoral, o al dejar el Gobierno o siendo ministros.

El libro tiene mucho morbo y mucha gente esperando a leerlo y a pasarle el turnitín después de la polémica de la tesis doctoral de Sánchez. Aunque desde el Gobierno se asegura que no trata temas del Ejecutivo sino de su etapa anterior. "Ese recorrido vital lo narra el autor en este libro —verdadero 'Manual de resistencia'— como parte de un proceso personal de resiliencia. Ha sido un cuatrienio de aceleración en la política, donde todo se ha vuelto imprevisible", destaca la editorial en su comunicado.

La Abogacía del Estado concluyó que los ministros no se tienen que inhibir en las leyes porque las aprueba el Parlamento

Moncloa y Planeta cerraron filas y se remitieron a la nota de prensa. El Gobierno no aclaró lo que cobrará Sánchez ni si había pedido permiso a la oficina de conflicto de intereses. Cuando Luis de Guindos publicó un libro con Península siendo ministro ('La España amenazada', 2016), tampoco desveló la cantidad percibida. La Secretaría de Estado de Comunicación solo aclaró a los periodistas que "es un libro que fue escrito en su mayor parte antes de llegar a Moncloa y que, simplemente, ha sido actualizado en algunas partes". Después, ni descolgaron el teléfono.

La ley reguladora del alto cargo establece que los cargos públicos no pueden tener otra actividad salvo "las de producción y creación literaria, artística, científica o técnica y las publicaciones derivadas de aquellas". Sánchez sí puede escribir un libro pero a la vez está obligado por la misma ley a inhibirse en todo lo relacionado con el grupo Planeta, que no es solo la mayor editorial en castellano sino el principal accionista de Atresmedia (La Sexta y Antena 3).

Las leyes de televisión, de propiedad intelectual y de libros de texto, por ejemplo, afectan a Planeta. Pero eso no implica necesariamente que el presidente se vaya a tener que abstener en las leyes. Durante el Gobierno del PP, la Abogacía del Estado concluyó que los ministros no tenían que inhibirse en las leyes porque al fin y al cabo las aprueba el Parlamento aunque procedan del Gobierno. En sus dictámenes (aquí uno de ellos), la Abogacía destacaba "el carácter soberano de las Cortes Generales". Pedro Sánchez no es diputado.

El Gobierno no aclaró lo que cobrará Sánchez ni si había pedido permiso a la oficina de conflicto de intereses

La "declaración de actividades a la toma de posesión" que Pedro Sánchez entregó al llegar a Moncloa no incluye ninguna mención al libro. Màxim Huerta, por ejemplo, sí incluyó en el apartado de "percepción por actividad privada" las "correspondientes por periodista y escritor de libros", informa Jesús Escudero. Tampoco hay rastro del libro en su declaración de bienes del Congreso.

Fuentes del sector explican que los políticos suelen contar con 'negros' en sus libros. Aunque en los países anglosajones sí es habitual el uso y la mención del 'ghostwriter', en España rara vez salen a la luz. Los editores justifican que, entre otras cosas, si aparecen en el libro la ley les otorga unos derechos morales e intelectuales a los que legalmente es muy complicado renunciar. Los 'negros' cobran un fijo por redactar las ideas o conferencias del político pero no derechos de autor.

José María Aznar y Pedro Sánchez comparten editorial. (EFE)
José María Aznar y Pedro Sánchez comparten editorial. (EFE)

Una de las pocas excepciones es el último libro de Antonio Garrigues Walker. En 'Manual para vivir', de Deusto (otra de las editoriales de Planeta), agradece y cita desde la portada que está hecho con Antonio García Maldonado. García Maldonado es hoy asesor político en Moncloa. Garrigues Walker justificó la rareza en una entrevista en 'El Mundo': "Sin él, este libro no existiría, así que qué menos que reconocerlo en el prólogo y firmar el libro a medias con él en la cubierta. Es algo absolutamente lógico. Yo le entregué una montaña de artículos y de escritos míos y él lo ordenó todo y me presentó un borrador. ¿Sabe el trabajo que es eso? Como para no citarle. No hacerlo me parecería una ofensa a la verdad".

Los libros de políticos son muy apreciados por las editoriales, pero no tanto por los lectores, según las cifras de ventas. En sus primeros dos meses en las librerías, el último libro de Aznar había vendido menos de 3.000 ejemplares, algo menos de los que alcanzó Josep Piqué con 'El mundo que nos viene' y los mismos que Guindos con su libro sobre el rescate. 'La falsa bonanza', de Miguel Sebastián, se quedó en un millar.

La oposición hizo burla de Sánchez por la publicación del libro. "Ocho meses de presidente y ya saca libro. Lo normal para recibir la morterada es esperar a abandonar el cargo, firmar contrato y publicar un año después", ironizó en Twitter Juan Carlos Girauta, de Ciudadanos. La portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, defendió que el presidente es experto en resistir: "Si algo ha demostrado el presidente del Gobierno, es que resistencia nos sobra".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
81 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios