así funcionan las secretarías de exteriores

La Secretaría de Estado de Lozano para la Marca España: 110.000 euros y coche oficial

La retribución de los secretarios de Estado del Ministerio de Exteriores no baja de 110.000 euros. El Gobierno quiere relanzar la Marca España con una secretaría por la España Global

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la exdiputada socialista Irene Lozano, en 2016. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la exdiputada socialista Irene Lozano, en 2016. (EFE)

El Gobierno de Pedro Sánchez quiere darle una vuelta de tuerca a la Marca España. El pasado mes de septiembre, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ya avanzaba que pondría en marcha una remodelación y un aumento de presupuesto, recursos, capacidades y personal. Este lunes, el diario ‘El Mundo’ adelantó que la persona elegida por el presidente para encabezar el nuevo cometido era la exdiputada de UPYD y del PSOE en la pasada legislatura Irene Lozano. A falta de que las negociaciones entre Sánchez y Borrell concluyan, con toda seguridad el próximo Consejo de Ministros aprobará el nombramiento. Pero más allá del perfil elegido, sobre el que fuentes de organizaciones empresariales no esconden su sorpresa, el Ejecutivo quiere darle más cuerpo al organismo encargado de promocionar la imagen de España en el exterior, máxime tras unos meses en los que considera que la visión internacional se ha visto deteriorada por el proceso secesionista.

Eso supondrá, tal y como avanzó el citado diario, que Lozano estaría al frente de la Secretaría de Estado de España Global, dependiente de la cartera de Exteriores y que sustituirá el hasta ahora denominado Alto Comisionado de la Marca España. Borrell comunicó el mes pasado que el Gobierno relevaría a Carlos Espinosa de los Monteros, a quien alabó haber estado al frente de una "organización colgada del limbo que no cuenta ni con estructura, ni personal ni presupuesto". En efecto, Espinosa de los Monteros funcionaba como un secretario de Estado, pero sin retribución económica. Dependía funcionalmente de Presidencia del Gobierno y, orgánicamente, de Asuntos Exteriores.

Todo esto cambiará. El Gobierno quiere dotar de presupuesto propio al nuevo proyecto. Aunque no han trascendido detalles concretos, es probable que la nueva Secretaría de Estado pueda regirse como el resto que dependen de la misma cartera. Es decir, que la retribución de Lozano estaría por encima de los 110.000 euros anuales. Tal y como consta en la página web de Transparencia del Gobierno, las retribuciones para el año 2017 de los altos cargos al frente de las secretarías de Estado para la Unión Europea, Asuntos Exteriores y de Cooperación Internacional y para Iberoamérica fueron de 125.675, 110.062 y 126.901 euros respectivamente.

Además, la exdiputada socialista contará con el servicio de coche oficial. Así lo reflejó el propio BOE en 2012 cuando entonces publicó los cambios en el parque móvil del Estado: desde entonces, presta servicios a los altos cargos de la Administración y organismos públicos que tengan un nivel orgánico mínimo de subsecretario. Lozano estaría por encima como secretaria de Estado.

Aunque oficialmente las principales organizaciones empresariales, como el Círculo de Empresarios y CEOE, aseguran que “no se pronuncian sobre nombramientos”, fuentes de las principales entidades empresariales sí reconocen “sorpresa” ante el perfil que el Gobierno pretende elegir para defender la imagen internacional de España. “Llama mucho la atención las diferencias que presenta con Espinosa de los Monteros”, explican a este diario, destacando la formación de Lozano, diputada y escritora sin experiencia en las actividades que hasta ahora desarrollaba el alto comisionado creado por el Gobierno del PP en 2012 cuando José Manuel García-Margallo dirigía el ministerio.

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell (dcha), conversa con Carlos Espinosa de los Monteros. (EFE)
El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell (dcha), conversa con Carlos Espinosa de los Monteros. (EFE)

Desde su nacimiento, en un momento crítico por las consecuencias de la crisis económica, el Alto Comisionado nunca contó con presupuesto, ni desarrollo normativo ni tampoco control sobre sus actuaciones o convenios suscritos. Estas últimas circunstancias también han sido señaladas por el nuevo Ejecutivo, entendiendo que son “condiciones atípicas” que deben corregirse lo antes posible. En la misma línea, Borrell comentó el pasado septiembre que el organismo cambiaría de nombre con el objetivo de “presentar España como lo que es, una ‘full democracy”. Todo apunta a que España Global es la nomenclatura elegida.

En el ámbito estrictamente político, el ‘rescate’ de Lozano por Sánchez para este nuevo cometido también podría levantar nuevas ampollas. Ya ocurrió cuando el pasado 2015 el líder del PSOE y candidato a la presidencia del Gobierno la fichó para la lista por Madrid como número cuatro. Pese a que los socialistas cosecharon su peor resultado (seis), obtuvo su escaño sin problema. El malestar no se hizo esperar —prueba de ello fue el perfil bajo que mantuvo durante toda la campaña tras la furia desatada en el seno de la formación— y duró toda la (breve) legislatura. Hasta el punto de que en 2016 renunció a volver a presentarse para los comicios del 26-J. La incorporación de la periodista trascendió horas antes de que oficializase su baja como militante de UPYD y renunciase a su escaño en el Congreso.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
44 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios