se celebrará el próximo 14 de septiembre

Rajoy arropa a Guindos en el lanzamiento de su libro mientras el PP pide su cabeza

El presidente en funciones será el invitado de honor en la presentación del libro escrito por Guindos. Una obra que puede inflamar la tensiones contra el ministro dentro del PP

Foto: El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, junto al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. (EFE)
El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, junto al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. (EFE)

Luis de Guindos deberá comparecer en el Congreso de los Diputados para rendir cuentas sobre el caso Soria, pero antes tiene una cita con los medios el próximo miércoles 14 de septiembre. El ministro en funciones prepara sus mejores galas para el lanzamiento de su libro, una obra que recibe el título de 'España amenazada: de cómo evitamos el rescate y la economía recuperó el crecimiento'. Lo hará en la Fundación Rafael del Pino y contará con un invitado de honor que promete generar revuelo en la sala en un momento tan delicado como el actual.

Mariano Rajoy será el encargado de dar la palabra a quien nombró a José Manuel Soria como director ejecutivo del Banco Mundial en representación de España, un nombramiento y posterior renuncia forzada que se complica con cada nuevo capítulo que sale a la luz. El libro del ministro puede terminar de inflamar la tensión interna que se vive en el PP sobre lo que ya empieza a ser el 'caso Guindos'. El ministro de Economía no se recata en su trabajo editorial a la hora de insinuar las presiones que tuvo que sufrir del propio partido en el Gobierno en la gestión llevada a cabo con la nacionalización de Bankia y la consiguiente caída en desgracia de Rodrigo Rato.

El responsable de la política económica, que a lo largo de la pasada legislatura ya se las ha tenido tiesas con su colega de Hacienda, Cristóbal Montoro, va a tener que hacer frente en las próximas semanas a lo que en términos políticos se conoce como el 'fuego amigo' procedente de distintos flancos del Gobierno y del grupo político que todavía sustenta al Ejecutivo en funciones. Además, Guindos empieza a estar acorrado por la oposición, que ha visto en el titular de Economía una presa fácil sobre la que construir buena parte de sus reproches contra el PP en esta campaña electoral anticipada.

El ministro deja caer en el libro su malestar por las presiones internas que ya tuvo que sufrir con motivo de la nacionalización de Bankia y la caída de Rato

Todos los grupos parlamentarios sin excepción quieren comprobar cómo se las ingenia el ministro para explicar los motivos que indujeron el nombramiento original de Soria para el Banco Mundial tras su implicación en los papeles de Panamá. Por lo pronto, Ana Pastor se vio obligada ayer a convocar para la próxima semana un pleno en el Congreso de los Diputados que algunos observadores interpretan como un cadalso Guindos.

El titular de Economía ha salido salpicado por partida doble después de que este periódico adelantase los pormenores del caso, destacando el hecho de que suspendiera la asignación de la plaza en el Banco Mundial en enero para terminar dándosela a Soria tras su dimisión o que el cargo de director ejecutivo no se eligiera mediante concurso de funcionarios, tal y como defendió Rajoy en un primer momento. Razón de más para que en el PP empiecen dar al ministro por amortizado y pongan todo el empeño en salvar al presidente.

Dentro del Partido Popular empiezan a presentar a Guindos como culpable de todos los males en un intento por salvar a Rajoy en el segundo 'caso Soria'

Es más, en el PP ya presentan a De Guindos como culpable de todos los males en un intento por cubrir al 'jefe'. "Ha abandonado la política, ha vuelto a su actividad y ha participado en un concurso como todos los funcionarios", insistió Rajoy en relación a José Manuel Soria cuando no le quedó más remedio que explicar la polémica designación inicial del ex ministro de Industria como director ejecutivo del Banco Mundial. Miembros de su propio partido dejan caer que al presidente le faltaban datos en ese momento, un fallo que habría dejado al líder del PP en evidencia y que atribuyen al propio Luis de Guindos, como responsable de no haber informado de manera adecuada al jefe sobre un asunto de extraordinaria sensiblidad pública.

Fue el propio presidente quien tuvo que llamar dos veces al exministro Soria para pedirle, una vez hecha pública su elección, que diese un paso atrás, si bien ya era demasiado tarde para apagar el fuego. La renuncia de Soria previa petición del Gobierno estuvo seguida por el nombramiento de Fernando Jiménez Latorre para el puesto en el Banco Mundial en representación de España, una decisión que también tomó De Guindos, saliéndose así con la suya tras designar a su excolaborador y candidato favorito.

El exministro de Industria Juan Manuel Soria. (EFE)
El exministro de Industria Juan Manuel Soria. (EFE)

De esta forma, el antiguo secretario de Estado de Economía podrá seguir disfrutando de su experiencia profesional en Washington, donde lleva ya dos años gracias a la promoción directa del ministro de Economía. Jiménez Latorre fue nombrado en noviembre de 2014 director ejecutivo del FMI y además consiguió que su mujer, Carmen Argumosa, hasta entonces en la Dirección General del Tesoro, pudiera también trasladarse a la capital federal de Estados Unidos con un puesto de trabajo bien remunerado.

En apariencia, el daño ya está hecho. Los argumentos para disculpar las explicaciones erráticas de Rajoy no convencen a los partidos de la oposición, quienes piden cuentas tanto al ministro de Economía como al presidente en funciones. Así es como el caso Soria se ha transformado en el caso Guindos y podría llegar a convertirse en el caso Rajoy. Con la investidura en el alero y el posible impacto en una tercera convocatoria electoral como principal inquietud. Para echarse a temblar.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios