La carambola de Génova con Cantó: la fuga desactiva al principal rival del PP valenciano
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
CIUDADANOS, DESARBOLADO

La carambola de Génova con Cantó: la fuga desactiva al principal rival del PP valenciano

La marcha del actor a Madrid desarbola a Cs, despeja el camino para la reabsorción de votantes de centroderecha y pone otra alfombra al delfín de García Egea para quitar a Bonig

placeholder Foto: Isabel Bonig, con Pablo Casado y Carlos Mazón.
Isabel Bonig, con Pablo Casado y Carlos Mazón.

Tras varias reuniones y conversaciones cruzadas y tensas, la dirección nacional de Ciudadanos optó finalmente el viernes por designar a Ruth Merino como nueva portavoz del grupo parlamentario en las Cortes Valencianas en sustitución de Toni Cantó. Fue una designación no exenta de resistencias por parte de los parlamentarios afines al que fue secretario de organización naranja en la Comunidad Valenciana, Emilio Argüeso, hoy en el grupo mixto del Senado y hombre de confianza de Fran Hervías, ahora en el Partido Popular.

Que el partido de Inés Arrimadas haya optado por entregar el liderazgo político a Merino, una técnico de Hacienda de la confianza de Cantó, que acaba de fugarse al PP, revela hasta qué punto ha quedado descabezado Ciudadanos en un territorio en el que en las autonómicas de 2019 estuvo a punto de sobrepasar a los populares. La candidatura de la conservadora Isabel Bonig obtuvo 19 parlamentarios frente a los 18 de los liberales. La suma de ambos, incluso con las diez actas de Vox, fue insuficiente para rebasar a los partidos de izquierda. PSPV-PSOE, Compromís y Podemos repitieron el experimento del Botánic.

Foto: Toni Cantó. (EFE).

La marcha de Cantó a la Comunidad de Madrid como número cinco de la lista de Isabel Díaz Ayuso hará más complicado que pueda volver a producirse un resultado tan estrecho entre populares y naranjas si estos últimos no logran consolidar en el plazo máximo de dos años un nuevo liderazgo territorial capaz de aglutinar a sus electores y frenar además el impacto nacional que está sufriendo la marca de Arrimadas.

Esta es la carambola de la operación fraguada por el secretario general del PP, Teodoro García Egea. A la vez que ha dado un golpe a Ciudadanos al atraer bajo las alas de la gaviota al mediático Cantó a Madrid, con no pocas resistencias en sus propias filas, el número dos de Casado ha desarbolado a su principal rival en Valencia en la batalla por el electorado del centroderecha. Ciudadanos queda ahora mucho más debilitado, tanto si pretende concurrir en solitario a una nueva cita con las urnas por la Generalitat como si intenta explorar negociaciones con el PP con vistas a algún tipo de coalición. Esta circunstancia dificultará además que cuadros naranjas afines a Argüeso o Cantó dispuestos a fugarse también a la casa popular puedan encontrar acomodo. Son menos necesarios en una formación con sus propios problemas de espacio.

Génova prepara la toma de control del PP de Castellón y estrecha el cerco sobre Isabel Bonig

La operación valenciana se enmarca en la OPA hostil que Pablo Casado y García Egea han lanzado contra Ciudadanos usando como detonante la moción de censura de Murcia, pero que ya venían pergeñando desde hace meses. Se produce, además, en un contexto de movimientos orgánicos internos en la Comunidad Valenciana. El acontecimiento más inmediato es el congreso provincial de Castellón. Miguel Barrachina, afín a la presidenta regional Isabel Bonig, quería repetir, pero se ha echado a un lado por indicación de Génova y ha convocado el cónclave para el 8 de mayo, en principio con la alcaldesa de Vall d'Alba, Marta Barrachina, como única y oficialista aspirante al puesto. No obstante, algunas fuentes populares no descartan que Carmina Ballester, alcaldesa de Onda, pueda preparar una candidatura alternativa, pese al deseo de García Egea de que no haya confrontación.

Foto: Carlos Mazón, cuando fue designado presidente de la Diputación de Alicante. (EFE)

A nivel provincial, Génova ya tomó el control del PP de Alicante, con la designación del presidente de la Diputación, Carlos Mazón, como líder orgánico. En Valencia situó a Vicente Mompó como presidente provincial pese a las reticencias iniciales de Bonig y algunas de las familias valencianas del PP. Si prospera el relevo de Castellón, la dirección nacional habrá tomado el control de las tres provincias, en una estrategia que también está ejecutando en otras autonomías como Andalucía.

¿Es el relevo de Bonig al frente del PPCV el siguiente paso? La actual lideresa territorial quiere seguir y explica a todo el que quiere oírla que concurrirá a las primarias para repetir en un congreso regional todavía sin fecha, pero que tendrá que celebrarse antes de la primavera de 2022, quizás en este mismo verano de 2021. Bonig considera que se merece una segunda oportunidad. Sin embargo, el favorito de García Egea es otra persona: Carlos Mazón. El popular alicantino, que no quiere dar un paso en falso, insiste en que por ahora su sitio está en Alicante. Habrá que ver si la nueva alfombra que el fontanero mayor del PP le ha puesto a su amigo Mazón con el cambio de escenario de Toni Cantó es suficiente como para que este dé el salto a la política autonómica. Hay quien sostiene que la decisión ya está tomada. Hace tiempo.

Partido Popular (PP) Toni Cantó Teodoro García Egea Ciudadanos Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda