El rey Juan Carlos escondió en Suiza millones de euros en acciones de compañías del Ibex
  1. España
IBERDROLA, BBVA, SANTANDER, ACS, ACCIONA...

El rey Juan Carlos escondió en Suiza millones de euros en acciones de compañías del Ibex

Los movimientos de la Fundación Zagatka en Credit Suisse y Lombard Odier revelan que el Rey emérito obtuvo continuas plusvalías con la compraventa de títulos de empresas españolas

placeholder Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.

El rey Juan Carlos fue accionista durante casi dos décadas de una decena de compañías del Ibex 35. La firma instrumental que presuntamente empleó para ocultar el cobro de comisiones opacas, pagar vuelos privados y disponer de efectivo para otros gastos, Fundación Zagatka, fue titular de miles de participaciones de bancos y empresas nacionales como BBVA, Santander, Iberdrola, ACS, Ence, Abertis, Endesa, Acciona y Repsol, entre otras. La identidad de Juan Carlos I se escondía tras un complejo entramado societario que tenía ramificaciones en Liechtenstein y supuestos testaferros, según nuevos documentos sobre la presunta fortuna del Rey emérito a los que ha tenido acceso El Confidencial.

El histórico de las cuentas de la Fundación Zagatka en los bancos Credit Suisse y Lombard Odier revela que la entidad ejecutó compras y ventas de acciones por importes millonarios. La documentación de la sociedad, constituida en 2003 por el primo del monarca Álvaro de Orleans-Borbón y dirigida por este desde entonces, indica que el dinero que llegaba a su balance por comisiones en presuntas operaciones de intermediación era automáticamente invertido en bolsa y otros productos financieros para tratar de obtener nuevos rendimientos. Después, cuando Juan Carlos I necesitaba fondos para pagar un avión chárter, abonar una estancia en un hotel o sencillamente disponer de efectivo, Zagatka efectuaba ventas parciales de los activos y elevaba inmediatamente el saldo disponible en los depósitos.

placeholder Pinche para leer el documento.
Pinche para leer el documento.

Estas continuas operaciones de 'trading' se produjeron al menos desde el momento de la creación de la mercantil hasta el 2 de agosto de 2018, cuando comenzó la investigación de la Fiscalía del cantón de Ginebra en torno al presunto blanqueo de dinero vinculado al rey Juan Carlos en territorio suizo. Las diligencias también están en manos de la Fiscalía del Tribunal Supremo desde el pasado julio. Aunque la mayoría de las empresas en que invirtió la fundación eran nacionales, la información bancaria de la sociedad también refleja adquisiciones en compañías francesas, alemanas, británicas y suizas, así como compras de bonos y de participaciones de fondos.

El 6 de enero de 2009, en plena crisis económica en España, Zagatka usó su cuenta en Credit Suisse con numeración 798208-92 para adquirir 35.000 acciones de Iberdrola por un importe de 235.136 euros. Seis días después, recibió en el mismo depósito 1.519 euros por el dividendo generado por 15.000 participaciones del Banco Popular y otros 5.203 euros por la bonificación correspondiente a 38.000 títulos en BBVA. El 2 de febrero, fue el turno de la prima del Santander, 6.300 euros por 62.500 acciones de la entidad. Y dos semanas después, la fundación decidió deshacerse de 1.000 títulos de la constructora ACS tenía más de 30.000 en ese momento— por un valor de 33.188 euros.

Ence y los Albertos

El ritmo de transacciones fue frenético. Los datos corresponden a un único mes de solo una de las ocho cuentas que llegó a tener Zagatka en Credit Suisse, pero no son una excepción. En enero de 2011, en apenas una semana, la fundación del Rey emérito recibió un dividendo de 3.377 euros por 46.334 títulos de BBVA; traspasó 5.000 acciones de Repsol por 103.907 euros y otras 50.714 del banco Popular por 189.247 euros, y se deshizo de 7.300 títulos de Abertis con unos ingresos de 99.005 euros.

En las siguientes semanas, vendió más de 200.000 participaciones de Ence, en la que tenían una posición de referencia Alberto Cortina y Alberto Alcocer, dos industriales próximos al monarca, aunque este mantuvo durante su reinado una intensa agenda económica que le llevó a estar en contacto permanente con los máximos responsables de las principales cotizadas de España y pudo, por tanto, manejar información confidencial. Lo que no se sabía hasta ahora era que el entonces jefe del Estado tenía intereses en algunas de esas compañías.

placeholder Pinche para leer el documento.
Pinche para leer el documento.

En 2009, una operación con Ence reportó a Zagatka importantes plusvalías. Compró 85.000 acciones de la papelera por 223.000 euros en diciembre de 2008. Nueve meses después, vendió las participaciones por 254.938 euros, cosechando una rentabilidad del 14%. Otras inversiones reportaron a Juan Carlos I incluso mayores beneficios. El 11 de agosto de 2009, la fundación tomó el control de 13.600 acciones de Endesa con una tasación de 262.744 euros. El 30 de septiembre de 2011, siete semanas después, transfirió la totalidad de las participaciones de la eléctrica por 308.103 euros, logrando un rendimiento del 17%, equivalente a un 126% en 12 meses.

Algo parecido pasó en 2011 con Acciona, según los documentos bancarios en poder de El Confidencial. El 20 de enero de ese año, la mercantil se hizo con 8.000 títulos de la compañía de obra pública y servicios con un coste de 484.677 euros. El 2 de febrero siguiente, 13 días después, Zagatka vendió su paquete de Acciona por 534.242 euros con una plusvalía del 10,2%, que en términos anuales supondría en torno a un 286%.

Foto: Montaje: EC.

En 2012, se produjo otra compraventa exprés. De la cuenta de Credit Suisse salieron el 25 de julio de ese ejercicio 192.850 euros para adquirir 70.000 participaciones de Iberdrola. Zagatka apenas las tuvo en su balance hasta el siguiente 10 de agosto, cuando las vendió por 213.268 euros tras cosechar otro rendimiento del 10,5%. No hay ningún movimiento en el histórico de la firma dirigida por Álvaro de Orleans que aparentemente se saldara con pérdidas. Además, las ganancias eran netas. La entidad instrumental nunca declaró las plusvalías a la Agencia Tributaria, no tuvo que restar ninguna cantidad para impuestos.

Total, Danone y Eon

Los registros de Zagatka también evidencian operaciones con gigantes extranjeros y fondos de inversión internacionales. El 13 de febrero de 2009, la sociedad usó 267.000 euros de su cuenta número 798208-91 para incorporar a su patrimonio 11.800 títulos de la aseguradora suiza Swiss Re. Vendió todo ese paquete en abril de ese mismo año por 328.000 euros. Semanas antes, la fundación aprovechó la entrada de 5,5 millones de euros de origen desconocido para salir de compras a las bolsas europeas. Invirtió 500.000 euros en la petrolera Total, la misma cantidad en Danone y en la energética alemana Eon, y dedicó dos millones a comprar bonos emitidos por el Banco Europeo de Inversiones.

placeholder Pinche para ampliar.
Pinche para ampliar.

En los años siguientes, la fundación tuvo en su cartera porcentajes de Alstom, Henkel, Carlsberg, Carrefour, Telecom, Sanofi, Bayer, Allianz, Veolia y BHP Billiton, entre otras multinacionales. También invirtió en productos alternativos. El 13 de noviembre de 2014, Zagatka inyectó 760.000 euros en un fondo Global Health de JP Morgan; en abril de 2015, metió otros 808.618 euros en un vehículo de Lombard Odier, y, en octubre de ese último año, año y medio después de que Juan Carlos I renunciara al trono, dedicó 684.043 euros adicionales a un fondo de Pictet.

El valor total de estas transacciones es casi imposible de estimar. Hacia finales de 2015, con el endurecimiento de las normas antiblanqueo, Credit Suisse invitó a la presunta mercantil instrumental del Rey emérito a buscarse otra entidad. Zagatka optó por transferir sus fondos a Lombard Odier. La documentación de este segundo banco desvela que, en el momento de la mudanza, Zagatka administraba activos que sumaban 13.111.503 euros, pero la cifra fue bajando en los meses siguientes por las continuas retiradas que hizo el monarca para pagar vuelos en aviones privados por medio mundo y otras partidas personales. Pese al cambio de entidad, la fundación siguió controlando una abultada cartera de cotizadas. En 2015, el 44% de su patrimonio eran participaciones en empresas. En agosto de 2018, último dato disponible, el peso de las acciones había subido al 59%, aunque la valoración de la mercantil había bajado hasta los 7.881.167 euros.

Rey Don Juan Carlos Suiza Santander Total Banco Europeo de Inversiones JP Morgan Ginebra Alberto Cortina Alberto Alcocer Danone Repsol Endesa Ence Fondos de Inversión Credit Suisse
El redactor recomienda