Los Albertos (Ence), pendientes del éxito de la mediación del Rey en el conflicto papelero entre Argentina y Uruguay
  1. Mercados

Los Albertos (Ence), pendientes del éxito de la mediación del Rey en el conflicto papelero entre Argentina y Uruguay

El éxito de la mediación del Rey de España en el conflicto que enfrenta a Uruagay y Argentina a propósito de la construcción de dos plantas

placeholder Foto: Los Albertos (Ence), pendientes del éxito de la mediación del Rey en el conflicto papelero entre Argentina y Uruguay
Los Albertos (Ence), pendientes del éxito de la mediación del Rey en el conflicto papelero entre Argentina y Uruguay

El éxito de la mediación del Rey de España en el conflicto que enfrenta a Uruagay y Argentina a propósito de la construcción de dos plantas de celulosa en el río Uruguay que separa ambos países, resultaría de vital importancia para el futuro de la papelera española Ence, cuyos primeros accionistas son Alberto Cortina y Alberto Alcocer, los Albertos, y cuya acción podría dispararse en Bolsa de confirmarse el acuerdo.

La fotonoticia de apertura del diario ABC de ayer, dando cuenta de que “don Juan Carlos ha aceptado la petición del presidente argentino, Néstor Kirchner, de utilizar sus buenos oficios en el conflicto de las papeleras que enfrenta a Buenos Aires y Montevideo”, provocó una avalancha de comentarios en amplios sectores de la sociedad española, teniendo en cuenta la presencia en el accionariado de Ence de Alberto Alcocer, el mejor amigo y compañero de cacerías del Monarca de la última década.

Es la primera vez que, de manera oficial, el Rey de España intermedia en un conflicto internacional en el que está involucrada una empresa española, si bien es ampliamente conocida su capacidad para, siempre a nivel privado, ayudar a las empresas españolas en el exterior. En este caso, el Gobierno de Néstor Kirchner se manifestó ayer “a disposición del Rey”.

En la ciudad uruguaya de Fray Bentos, ubicada sobre la margen oriental del Río Uruguay, y unida a la provincia argentina de Entre Ríos por el puente “Libertador General San Martín", el Gobierno uruguayo del presidente Jorge Batlle autorizó a la empresa finlandesa Botnia y a la española Ence la construcción de dos plantas de producción de celulosa. El hecho que ha generado un auténtico conflicto diplomático entre Argentina y Uruguay a cuenta de la negativa radical de los residentes en la otra orilla del río -las localidades argentinas de Gualeguaychú y Colón-, a aceptar las consecuencias de la degradación medioambiental que ello acarrearía.

Ocurre, sin embargo, que la construcción de la planta de la finlandesa Botnia se encuentra ya en fase avanzada, mientras que Ence apenas había realizado las labores de explanación de los terrenos, motivo por el cual Juan Luis Arregui, su presidente, anunció hace escasas fechas la decisión de no construir la planta en Fray Bentos, para buscar otra localización menos problemática.

Destino estratégico

“La construcción de esta planta es para Ence una cuestión de vida o muerte”, aseguró anoche a este diario un experto conocedor de la industria, “hasta el punto de que la acción podría dispararse al alza en cuanto se haga público un acuerdo entre Argentina y Uruguay. En España, Ence tiene totalmente agotada la posibilidad de expandirse. La celulosa del Río Uruguay sería la más grande de Sudamérica, y haría que más del 50% de la producción de la compañía se hiciera en el exterior”.

El diario argentino Página 12 aseguraba ayer que el sitio elegido como nuevo destino para la fábrica de Ence sería la ciudad de Nueva Palmira, situada algo más de cincuenta kilómetros al sur de Fray Bentos. El lugar ya había sido mencionado dentro de las opciones cuando Ence desistió de instalarse en Fray Bentos. La ventaja de Nueva Palmira es que posee un puerto, situado en la confluencia de los ríos Uruguay, Paraná y el Río de la Plata, al que pueden entrar barcos de ultramar.