Juan Carlos I cobró 4,6 M en Suiza por un resort en Riviera Maya de Sanginés-Krause
  1. España
también pagó gastos del rey en 2017

Juan Carlos I cobró 4,6 M en Suiza por un resort en Riviera Maya de Sanginés-Krause

El empresario Sanginés-Krause compró en 2016 a OHL un resort de lujo en México del que siete años antes salieron 4,6 millones de dólares rumbo a la cuenta en Suiza de la Fundación Zagatka

Foto: Imagen: Learte.
Imagen: Learte.

Las diferentes piezas sobre la presunta fortuna oculta de Juan Carlos I empiezan a encajar y están componiendo un puzle de dimensiones colosales. Las últimas diligencias abiertas por la Fiscalía Anticorrupción sobre los vínculos del monarca con el empresario mexicano Allen de Jesús Sanginés-Krause remiten directamente a la Fundación Zagatka, la mercantil de Liechtenstein que supuestamente utilizó el Rey emérito desde 2003 para canalizar el cobro de comisiones ilegales astronómicas.

Las pesquisas de Anticorrupción, asumidas este martes por la Fiscalía del Tribunal Supremo por orden de la Fiscalía General del Estado, se centran en gastos de Juan Carlos I y otros miembros de la familia real que fueron sufragados de forma irregular durante años por Sanginés-Krause, un antiguo directivo de Goldman Sachs que posee una de las mayores fortunas de México. Es propietario de un castillo en Irlanda y hasta el pasado diciembre fue socio destacado de RLH Properties, un hólding que durante su etapa adquirió el Hotel Villa Magna de Madrid y un edificio rehabilitado de viviendas de lujo en el barrio de Salamanca, entre otros activos.

placeholder Pinche para ampliar el documento.
Pinche para ampliar el documento.

Según el Ministerio Público, el industrial mexicano abonó decenas de facturas de Juan Carlos I y personas de su círculo más próximo correspondientes a viajes, estancias en hoteles, tratamientos médicos, clases, restaurantes y otras partidas de carácter ordinario. Entre los pagos que se investigan, figura un viaje a Irlanda del antiguo jefe del Estado junto a su pareja Marta Gayá en el verano de 2017 para asistir, precisamente, a la fiesta del 60 cumpleaños de Sanginés-Krause, confirman a El Confidencial fuentes próximas al procedimiento. El monarca y Gayá también acompañaron semanas después al empresario y a la mujer de este en un 'tour' por las islas griegas.

La lista de gastos de Juan Carlos I y su entorno presuntamente financiados por Sanginés-Krause es mucho más larga. También incluye vuelos a Londres. Las hijas del mexicano estudiaron en el elitista internado inglés St Mary’s School Ascot, a una hora en coche de la capital británica. Es el mismo centro en el que casualmente estuvo matriculada durante años la hija menor de la infanta Elena, Victoria Federica.

Foto: Ayala 63. (E. S.)

En esta nueva trama habría intervenido un testaferro, el coronel del Ejército del Aire y asesor de Zarzuela, Nicolás Murga, que teóricamente se encargaba de recibir las facturas del monarca y pagarlas con dinero proporcionado por el millonario. Juan Carlos I se estuvo beneficiando de esta operativa durante los años posteriores a su abdicación al trono en junio de 2014, por lo que podría ser acusado de los delitos de blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública.

Pero esta causa solo sería una parte de una constelación de sociedades, cuentas y empresarios que habría girado durante décadas en torno al rey emérito y empieza ahora a ver la luz. La Fundación Zagatka, una entidad dirigida por uno de sus primos, Álvaro de Orleans-Borbón, recibió el 9 de junio de 2009 en una cuenta del banco Credit Suisse de Ginebra una comisión de 4.689.930 dólares (unos 3,3 millones de euros al cambio de la época) por una supuesta labor de asesoría en el desarrollo de un resort en Playa del Carmen, en plena Riviera Maya mexicana, según documentos sobre la fortuna opaca del monarca a los que ha tenido acceso El Confidencial.

placeholder Pinche para ampliar el documento.
Pinche para ampliar el documento.

Orleans-Borbón aseguró entonces a Credit Suisse que había recibido los 4,6 millones de la mercantil Huaribe SA, la filial del Grupo OHL que era propietaria del suelo, por supuestos trabajos para su proyecto. “La cantidad ha sido pagada por servicios de intervención e intermediación y corresponde a prácticas habituales dentro del sector inmobiliario en México”, alegó el primo del monarca, como recoge el fichero interno de la cuenta número 798208-92-2 en la que terminaron los fondos. La explicación no fue demasiado exhaustiva, pero el banco no hizo más preguntas. A los dos días de entrar en el depósito, el dinero fue invertido en divisas.

Orleans-Borbón siempre ha mantenido que es el único propietario de Zagatka, pero no fue capaz de detallar en qué consistió exactamente su participación en el desarrollo del complejo turístico cuando fue interrogado en octubre de 2018 por el fiscal de Ginebra que persigue el rastro de la fortuna de Juan Carlos I en territorio helvético, Yves Bertossa. Los representantes de Zagatka ante Credit Suisse eran Arturo Fassana y Dante Canonica, los mismos que montaron la Fundación Lucum, a la que llegó en 2008 una supuesta donación al monarca de Arabia Saudí de 64,8 millones de euros, como ya ha admitido Zarzuela.

placeholder Resort Mayakobá.
Resort Mayakobá.

En realidad, los terrenos en Playa del Carmen habían sido adquiridos en 1998 por el 'holding' de Juan Miguel Villar Mir, otro de los empresarios históricos de la corte de Juan Carlos I. En torno a 2005, OHL inició las gestiones para urbanizar el suelo y, en 2009, el año en el que se abonó la comisión de 4,6 millones a la fundación tapadera del rey emérito, se cerró finalmente la ejecución de un resort de lujo en esos terrenos que fue bautizado con el nombre de Mayakobá y pasó a engrosar los activos de la constructora española.

Sin embargo, Villar Mir se deshizo del resort en 2016. La operación se cerró en 470 millones de euros. El comprador no fue otro que RHL Properties, el holding de Sanginés-Krause, el mismo empresario que en esos mismos años estaba pagando presuntamente decenas de facturas de Juan Carlos I y Marta Gayá. El caso pone bajo sospecha otras adquisiciones del industrial mexicano en España. La sombra del Rey emérito gravita sobre estos negocios y conecta ya los diferentes frentes judiciales que hay abiertos en Suiza y el Tribunal Supremo en torno a su figura. La visión de conjunto es cada vez más sólida y no favorece a Zarzuela.

Rey Don Juan Carlos Fiscalía General del Estado Reino Unido Irlanda Arabia Saudí Credit Suisse Juan Miguel Villar Mir Tribunal Supremo Fiscalía Anticorrupción Marta Gayá Salamanca
El redactor recomienda