Juan Carlos I recibió 6,5 millones en Suiza en 5 transferencias de origen anónimo
  1. España
el banco no identificó a los pagadores

Juan Carlos I recibió 6,5 millones en Suiza en 5 transferencias de origen anónimo

La Fundación Zagatka que dirigía Álvaro de Orleans-Borbón registró hasta cinco ingresos de procedencia desconocida en una de las ocho cuentas que llegó a tener en Credit Suisse

Foto: Documento de ingresos bancarios de la Fundación Zagatka. (El Confidencial)
Documento de ingresos bancarios de la Fundación Zagatka. (El Confidencial)

La Fundación Zagatka, la sociedad que presuntamente utilizó Juan Carlos I para ocultar el cobro de comisiones ilegales durante casi dos décadas, recibió en diciembre de 2008 una transferencia de origen desconocido de 5,5 millones de euros. Otros cuatro ingresos de 250.000 euros cada uno entraron semanas antes en la mercantil sin aclarar tampoco su procedencia. El dinero quedó depositado en una de las ocho cuentas que llegó a tener Zagatka en Credit Suisse y fue empleado en los años siguientes para pagar vuelos privados y otros gastos del Rey emérito, según recogen varios documentos de la entidad financiera a los que ha tenido acceso El Confidencial.

Pese al volumen de estas cinco entradas de capital, que no habían trascendido hasta ahora, Credit Suisse no efectuó indagaciones para identificar a sus autores ni dio la voz de alarma, aunque en 2015 terminó invitando a la supuesta firma instrumental de Juan Carlos I a cambiar de banco. A partir ese ejercicio, la sociedad, constituida en Liechtenstein en 2003 por un primo del monarca, Álvaro de Orleans-Borbón, y administrada por este desde entonces, pasó a trabajar exclusivamente con otra entidad con sede en Ginebra, Lombard Odier.

Consulte aquí el documento completo.
Consulte aquí el documento completo.

La primera transferencia anónima se produjo el 26 de marzo de 2008 y ascendió a 250.000 euros. Los movimientos de la cuenta a la que llegaron los fondos, la número 798208-92 de Credit Suisse, únicamente especifican que se trató de una “bonificación” como resultado de la “orden de un cliente”, nada más. El ingreso permitió elevar el saldo de Zagatka, que después de varias salidas estaba a punto de entrar en negativo.

La cantidad disponible en la fundación volvió a aumentar dos días después con una segunda transferencia de 250.000 euros, de nuevo mediante una “bonificación” por “orden de un cliente” completamente anónimo. Los activos líquidos del depósito subieron hasta los 505.039 euros, detallan los registros bancarios. Sin embargo, esa cantidad bajó otra vez en las horas siguientes, porque los 500.000 euros que acababan de entrar fueron invertidos en un fideicomiso del que solo consta su denominación interna (F-00004).

La operativa se repitió cuatro meses después. El 1 de julio de 2008, apenas quedaban 692,3 euros en la cuenta, pero ese día Zagatka recibió otras dos aportaciones de 250.000 euros cada una mediante el mismo sistema, “bonificación orden de un cliente”, sin detallar de nuevo el nombre de los individuos o sociedades que ordenaron los pagos. Con todo, el dinero volvió a salir rápidamente del depósito. El 2 de julio, solo un día después de la entrada de los fondos, los 500.000 euros fueron enviados al mismo fideicomiso (F-00004).

Consulte aquí el documento completo.
Consulte aquí el documento completo.

La mayor entrada de dinero opaco en la presunta sociedad pantalla de Juan Carlos I se produjo el 11 de diciembre de 2008, en pleno estallido de la crisis económica. En un solo movimiento, su patrimonio creció en 5,5 millones de euros. Ni el responsable del pago, ni Zagatka ni el banco declararon el lugar del que salió ese dinero. Como en las anteriores aportaciones, los 5,5 millones no duraron demasiado en el depósito. En los cinco días siguientes, fueron empleados para comprar acciones de grandes cotizadas en hasta seis operaciones distintas. El encargado de ejecutarlas fue Arturo Fasana, que al año siguiente fue investigado por blanqueo de capitales en el caso Gürtel.

El histórico de la cuenta 798208-92 revela que estos fondos de origen desconocido se mezclaron con otros que también están bajo sospecha. Destaca el ingreso de un cheque de 4,6 millones de dólares el 9 de junio de 2009, aunque en esa ocasión Credit Suisse anotó al menos el supuesto motivo de la transferencia. Según explicó Álvaro de Orleans al banco, una filial de la constructora OHL le pagó esa cantidad por un trabajo de asesoría en el desarrollo urbanístico de Mayakobá, un resort de lujo en plena Riviera Maya mexicana que el grupo de Juan Miguel Villar Mir vendió en 2016 por 470 millones de euros.

El dinero fue disfrutado durante años por Juan Carlos I, considerado por los investigadores el verdadero y único beneficiario de Zagatka. Desde las cuentas de la fundación en Credit Suisse y Lombard Odier, se pagaron facturas de vuelos privados del monarca, estancias en hoteles y regalos, entre otros gastos. La documentación a que ha tenido acceso este diario también refleja retiradas de efectivo por importe de 100.000 euros. Con todo, el 2 de agosto de 2018, aún quedaban 7,9 millones de euros en la sociedad.

Consulte el documento completo.
Consulte el documento completo.

El fiscal del cantón de Ginebra que investiga la presunta circulación de dinero irregular del Rey emérito por territorio suizo, Yves Bertossa, interrogó en octubre de 2018 a Álvaro de Orleans sobre la procedencia de las cuatro entradas de 250.000 euros y el ingreso de 5,5 millones. El primo del monarca ofreció respuestas vagas. Ni siquiera fue capaz de ofrecer una pista. “No lo recuerdo y necesitaré consultar mis documentos (…) No recuerdo el detalle”, afirmó Álvaro de Orleans, pese al volumen de las transacciones.

Fuentes de su entorno han asegurado esta semana a El Confidencial que ya ha hecho indagaciones para conocer "el detalle de todas las entradas en la cuenta de la Fundación Zagatka”, pero explican que prefiere no “compartir esos datos con la prensa”, aunque “puede asegurar que estas entradas no se derivan, bajo ningún concepto, de actividades ilícitas o no justificadas”. Las mismas fuentes recuerdan que Álvaro de Orleans no está investigado en estos momentos en Suiza ni tampoco ha sido imputado en las diligencias que instruye en España la Fiscalía del Tribunal Supremo en torno la fortuna del Rey emérito.

Rey Don Juan Carlos Credit Suisse Ginebra Arturo Fasana Juan Miguel Villar Mir Blanqueo
El redactor recomienda