Juan Carlos I ocultó 7,9 millones de euros en Suiza hasta agosto de 2018
  1. España
CUATRO AÑOS DESPUÉS DE LA ABDICACIÓN

Juan Carlos I ocultó 7,9 millones de euros en Suiza hasta agosto de 2018

Nuevos documentos refuerzan los indicios contra el Rey emérito por su actuación tras perder la inviolabilidad en 2014. Usó una instrumental para esconder una fortuna hasta hace solo dos años

Foto: Juan Carlos I ocultó 7,9 millones de euros en Suiza hasta agosto de 2018
Juan Carlos I ocultó 7,9 millones de euros en Suiza hasta agosto de 2018

Nuevos documentos revelan que Juan Carlos I ocultó 7,9 millones de euros en una cuenta de Suiza hasta agosto de 2018, más de cuatro años después de renunciar al trono y perder, por tanto, su condición de inviolable. La fortuna estuvo escondida hasta fechas extremadamente recientes tras la Fundación Zagatka, una sociedad instrumental constituida en Liechtenstein en 2003 por un primo del monarca, Álvaro de Orleans-Borbón, y dirigida por este desde entonces. Los últimos datos disponibles del depósito revelan que el grueso del dinero se encontraba invertido en acciones, bonos y productos alternativos, según la información a la que ha tenido acceso El Confidencial.

El hallazgo aporta pruebas adicionales contra Juan Carlos I por presuntas actuaciones delictivas después de su abdicación en junio de 2014. De hecho, las pesquisas que instruye desde hace dos años la Fiscalía del cantón de Ginebra en torno a su riqueza apuntan a que las salidas de fondos de Zagatka se intensificaron tras la proclamación de Felipe VI y coexistieron con otros productos opacos que también están siendo investigados por la Justicia española, como las presuntas transferencias opacas del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause para comprar hasta una yegua y la utilización de un trust en las islas del Canal que ocultaba otros 10 millones de euros.

Los documentos de la cuenta de Zagatka en el banco suizo Lombard Odier (número 52549500) confirman que los movimientos de la sociedad continuaron hasta hace solo dos años. El depósito registró el 1 de enero de 2018 un saldo de 8.729.172 euros. El 2 de agosto de ese mismo ejercicio, el valor de los activos había bajado hasta los 7.881.167 euros. Solo en esos siete meses se esfumaron 917.320 euros "mediante retiradas" y transferencias para el pago de bienes y servicios, una media de 131.045 euros al mes.

Documento de la cuenta de la Fundación Zagatka en el banco Lombard Odier al que ha tenido acceso El Confidencial. Recoge el saldo con fecha del 2 de agosto de 2018. (EC)
Documento de la cuenta de la Fundación Zagatka en el banco Lombard Odier al que ha tenido acceso El Confidencial. Recoge el saldo con fecha del 2 de agosto de 2018. (EC)

Apenas un 3% del dinero permanecía almacenado en efectivo. Los balances de Lombard Odier precisan que el 18% del patrimonio de la fundación estaba invertido en bonos; un 6%, en bonos convertibles; un 59%, en acciones de compañías cotizadas, y el 14% restante, en diferentes productos alternativos (fondos de inversión, sicavs…). En cuanto a la rentabilidad, durante los primeros siete meses de 2018, el rey Juan Carlos obtuvo una plusvalía del 0,84%, una cifra muy inferior al 5,32% que cosechó durante todo 2017. Asimismo, el 33% del capital estaba en euros (2.584.684), el 8% en francos suizos (668.835), había cantidades marginales en dólares estadounidenses y canadienses, y el resto, el 57% de la fortuna, estaba referenciado a otras monedas o invertido en activos no clasificables.

Sobre el papel, Zagatka siempre ha tenido como único administrador a Álvaro de Orleans, que se ha declarado propietario de los fondos y ha negado ser el testaferro de Juan Carlos I, aunque ha admitido que montó la instrumental para ayudar económicamente a la monarquía española y otras casas reales europeas. Sin embargo, los investigadores sospechan que la fundación fue un vehículo diseñado para canalizar recursos hacia el Rey emérito y su familia, que habrían sido los verdaderos y únicos beneficiarios del dinero.

Foto: La Fiscalía del Supremo abre unas terceras diligencias sobre el Rey emérito

Zagatka funcionaba de un modo similar a la Fundación Lucum, una segunda mercantil que estuvo activa entre 2008 y 2012 y con la que compartió gestores, los suizos Arturo Fasana y Dante Canonica, investigados por blanqueo en el caso Gürtel. En el caso de Lucum, su estructura fue empleada para canalizar el cobro de 64,8 millones de euros de Arabia Saudí por motivos que también son objeto de las diligencias en Suiza y España.

El origen de los activos de Zagatka se encuentra igualmente bajo sospecha. Como reveló este diario, 4,6 millones de dólares (3,3 millones al cambio de la época) llegaron a la fundación el 9 de junio de 2009 mediante un cheque de Huaribe, una filial del Grupo OHL. Álvaro de Orleans alegó ante la entidad financiera que se trataba de sus honorarios por una intermediación en el desarrollo urbanístico de Mayakobá, un resort de lujo en plena Riviera Maya mexicana. Sin embargo, cuando en octubre de 2018 fue interrogado por el fiscal de Ginebra sobre esa operación, el primo del Rey no pudo concretar en qué habían consistido exactamente sus servicios para la constructora de Juan Miguel Villar Mir.

Foto: El millonario mexicano Sanginés-Krause pagó decenas de gastos de Juan Carlos I

Las pesquisas apuntan a que el cheque fue en realidad una comisión ilegal pagada por OHL a Juan Carlos I. A los dos días de entrar los 4,6 millones de dólares en la cuenta, todo el dinero fue invertido en una operación de divisas. Movimientos idénticos se produjeron en esas mismas fechas. Los últimos cinco ejercicios no habrían prescrito para Hacienda. Al tratarse de un patrimonio que nunca ha sido declarado, el monarca podría ser perseguido por varios delitos de fraude a la Agencia Tributaria. Sin embargo, en lo que respecta a esta investigación, el Ministerio Público se inclina por solicitar el archivo, al considerar que los hechos habrían comenzado antes de 2014, cuando aún era inviolable.

Fuentes próximas a Álvaro de Orleans reconocen que la Fundación Zagatka sigue operativa, aunque no ha trascendido si sigue gestionando algún capital ni el valor de este. Canonica y Fasana están imputados en el procedimiento de la Fiscalía de Ginebra, pero el primo del antiguo jefe del Estado ha logrado por ahora quedarse al margen.

Rey Don Juan Carlos Fondos de Inversión Bono convertible Rey Felipe VI Suiza Tribunal Supremo Zarzuela
El redactor recomienda