El millonario mexicano Sanginés-Krause pagó decenas de gastos de Juan Carlos I
  1. España
nuevo escándalo en zarzuela

El millonario mexicano Sanginés-Krause pagó decenas de gastos de Juan Carlos I

El Rey emérito y otros miembros de Casa Real utilizaron presuntamente durante años dinero del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause para costear decenas de gastos ordinarios

Foto: Imagen: Pablo López Learte.
Imagen: Pablo López Learte.

El empresario mexicano Allen Sanginés-Krause sufragó presuntamente durante años decenas de gastos del rey Juan Carlos y otros miembros de la Familia Real. Ni los pagos ni el disfrute de los propios fondos fueron declarados a la Agencia Tributaria por el monarca ni el resto de los supuestos beneficiarios del dinero, según ha podido confirmar El Confidencial. Los movimientos permanecieron ocultos hasta 2019, cuando llegó una pista a la Fiscalía Anticorrupción y esta decidió abrir diligencias secretas al apreciar indicios de delito.

Sanginés-Krause está considerado uno de los hombres más ricos de México y ha realizado importantes inversiones inmobiliarias en España en los últimos años, aunque sigue siendo un gran desconocido a este lado del Atlántico. En 2017, apareció en la investigación de los llamados papeles del Paraíso por una sociedad opaca en Malta, como reveló este diario. Su amistad con Juan Carlos I se remonta décadas atrás y era pública, pero nunca había trascendido la vinculación financiera descubierta ahora por el Ministerio Público.

Foto: Las alfombras del Ibex y el rey emérito: el fin de una era

Las pesquisas apuntan a que Sanginés-Krause habría puesto grandes sumas de dinero a disposición del Palacio de la Zarzuela para costear gastos de carácter ordinario. Según las fuentes consultadas, los fondos fueron presuntamente empleados por Juan Carlos I y su círculo más próximo de manera continuada y durante un amplio periodo de tiempo. Entre las facturas de la Casa Real que fueron financiadas por el industrial hay tratamientos médicos, estancias en hoteles, restaurantes, clases y viajes.

Juan Carlos I utilizó presuntamente a una persona de su confianza para ocultar su conexión económica con el empresario mexicano. El encargado de actuar como testaferro era Nicolás Murga, un coronel del Ejército del Aire que trabajaba para Zarzuela. Su papel consistía en abonar los gastos en los que incurría el monarca con el dinero que proporcionaba Sanginés-Krause.

De las diligencias, también se desprende que Juan Carlos I habría disfrutado de estos fondos más allá de junio de 2014, cuando renunció al trono y, por tanto, perdió su condición de inviolable. Además, se trataría de un periodo no prescrito para la Agencia Tributaria. Se analiza si en varios de los ejercicios bajo investigación, la cuota supuestamente defraudada rebasa los 120.000 euros que convierten el fraude a Hacienda en un delito castigado con hasta cinco años de cárcel.

Foto: Juan Carlos I metió en España miles de euros en billetes por los controles de Barajas

La Fiscalía Anticorrupción ha investigado en secreto el origen de este dinero durante el último año, tras recibir una alerta del Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac). En estos meses, ha tomado declaración tanto al empresario como al militar. La existencia del caso fue desvelada este martes por 'elDiario.es'. Tras la noticia, la Fiscalía General del Estado anunció que ha decidido entregar el caso a la Fiscalía del Tribunal Supremo, que ya se hizo cargo el pasado julio de las diligencias que instruía Anticorrupción sobre la supuesta fortuna oculta del Rey emérito en Suiza y su posible implicación en el amaño del contrato del AVE a La Meca a cambio de una comisión millonaria.

Sanginés-Krause, nacido en 1959, cuenta tanto con nacionalidad mexicana como británica. Se graduó 'summa cum laude' con licenciatura en Economía en el Instituto Tecnológico Autónomo de México y obtuvo un doctorado en Economía de la Universidad de Harvard, donde fue becario 'fulbright'. Con ese currículo bajo el brazo, hizo carrera en Goldman Sachs durante más de 20 años, convirtiéndose en primer espada de la entidad en México, Rusia y España y asumiendo los cargos de jefe de Mercados Emergentes de Banca de Inversión y jefe del Grupo Industrial Europeo.

Foto: Juan Carlos I pierde su blindaje jurídico al abandonar España y se expone al fiscal suizo

En la actualidad, es socio principal del grupo de inversión BK Partners, cuyas ramas se extienden a fondos de pensiones mexicanos, inversiones institucionales a nivel internacional y familias del país latinoamericano. Hasta el pasado julio, era también presidente de RLH Properties, una socimi mexicana que en 2018 compró el hotel de lujo Villa Magna de Madrid por 210 millones de euros. Sanginés-Krause es además presidente de Global Endor —fundada en 2015 y dedicada a la compraventa de inmuebles—, compañía propietaria de un edificio rehabilitado para albergar viviendas de lujo en el barrio de Salamanca que recibió la licencia de primera ocupación este mismo verano.

Como adelantó El Confidencial en 2017, el empresario se vio salpicado por los llamados papeles del Paraíso al aparecer su nombre en el Registro Mercantil de Malta en relación con un fondo llamado Rasa Land Investors, mercantil que tenía por objeto pegar un pelotazo urbanístico en la costa mexicana a través de una supuesta estructura 'offshore'. La sociedad estaba valorada en 267 millones y era copropietaria de más de 1.500 hectáreas y 13 kilómetro de costa virgen en Jalisco, encontrándose detrás de la misma importantes familias mexicanas, el fondo Texas Pacific Group-Axon, fondos de Goldman Sachs y 25 inversores españoles.

Foto: Juan Carlos I envió una carta en 2018 para confirmar la donación a Corinna de 76 M

Los impulsores de Rasa Land eran la familia Bremer y el propio Sanginés-Krause, que al frente de BK Partners supuestamente orquestó la operación desde el principio. Para ello, crearon una estructura de filiales en Luxemburgo, Holanda y México con base en Malta para construir un nuevo Cancún en esta zona virgen de México, proyecto que en 2017 estaba paralizado. La operación terminó por salir ese mismo año en los llamados papeles del Paraíso, investigación en la que participó El Confidencial y que se centró en analizar 13,4 millones de documentos de dos proveedores de servicios ‘offshore’ de Bermuda y Singapur.

Millonarios Fiscalía Anticorrupción Blanqueo Ave Medina-La Meca Casa Real Malta Tribunal Supremo Zarzuela Hotel Villamagna Rey Don Juan Carlos Fiscalía General del Estado
El redactor recomienda