PIEZA SEPARADA 16 DEL CASO TÁNDEM

Investigan si San José pagó a Villarejo para espiar a periodistas de 'La Voz de Galicia'

Asuntos Internos halla pruebas de que la constructora gallega contactó con el comisario Villarejo para planear el seguimiento a redactores del periódico con mayor difusión de la comunidad

Foto: Villarejo. (EC)
Villarejo. (EC)
Adelantado en

El Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional está investigando si la constructora San José recurrió al comisario Villarejo para espiar a periodistas de 'La Voz de Galicia'. Las diligencias sobre esta operación presuntamente orquestada por la cotizada avanzan en secreto desde el pasado verano en la pieza número 16 de las 25 que ya acumula el llamado caso Tándem, centrado en los presuntos negocios irregulares que el agente encubierto habría realizado durante décadas. Compañías como BBVA, Iberdrola, CaixaBank, Repsol y Mutua Madrileña están en el foco de otras piezas de este mismo procedimiento.

Según han confirmado a El Confidencial fuentes próximas a la causa, la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional dispone de pruebas que acreditarían el vínculo de San José con el comisario, pero tratan ahora de determinar el alcance exacto de esa relación y sus posibles implicaciones penales. En concreto, documentos incautados al policía apuntarían a que San José contactó con él para pedirle supuestamente que hiciera seguimientos a redactores del diario con mayor tirada de Galicia y uno de los más importantes de España.

Sin embargo, los agentes aún no han determinado si esas vigilancias llegaron a realizarse y si Villarejo recibió algún pago de la constructora por ese trabajo. Los hechos se habrían producido hace una década, coincidiendo precisamente con la particular guerra que la constructora San José libró en esa época con 'La Voz de Galicia'. En 2008, la compañía que preside Jacinto Rey decidió lanzar, con el apoyo crucial del PSOE y el BNG, que habían llegado al Gobierno de la Xunta tres años antes, un diario progresista y galleguista que compitiera con el más vendido en la comunidad. Se llamó 'Xornal.com' y salió con una edición impresa y otra 'online'.

Desde el principio, el nuevo medio de comunicación recibió el respaldo institucional y económico de Emilio Pérez Touriño y Anxo Quintana, sobre todo de este último. 'La Voz de Galicia' denunció entonces esa relación de conveniencia y otras supuestas prebendas que socialistas y nacionalistas estaban concediendo a la constructora San José. Sobre todo, licencias millonarias para levantar parques eólicos que permitieron a la inmobiliaria aliviar la deuda que arrastraba por la compra de Parquesol años antes.

En febrero de 2009, en plena crisis económica y solo un mes antes de las autonómicas, 'La Voz de Galicia' encontró una imagen para retratar esa alianza político-empresarial. Publicó una fotografía de Anxo Quintana relajándose con Jacinto Rey en su megayate. La instantánea levantó una polvareda y probablemente tuvo mucho que ver con el resultado de los comicios. Apenas cuatro años después de tener que abandonar el Palacio de Raxoi, el PP volvió a ganar las elecciones por mayoría absoluta. La aventura periodística de San José aguantó hasta 2011. El constructor echó el cierre a las dos ediciones de la cabecera y despidió a sus 30 redactores.

Los presuntos seguimientos a periodistas de 'La Voz de Galicia' que rastrea Asuntos Internos se habrían producido en ese contexto. Se da la circunstancia de que, en esa época, Villarejo tenía la condición de funcionario en activo de la Policía Nacional, por lo que cualquier particular o mercantil que hubiera contratado sus servicios pudo incurrir en un presunto delito de cohecho. Esa es la acusación que se cierne, por ejemplo, contra BBVA, socio de San José en la multimillonaria Operación Chamartín.

La segunda entidad financiera de España está imputada por encargar presuntamente al comisario una decena de espionajes. Además del banco como persona jurídica, también están imputados varios de sus directivos, entre ellos, el presidente del banco durante casi dos décadas, Francisco González, y el exdirector de la propia Operación Chamartín Antonio Béjar, que fue despedido tras aparecer su nombre en la trama.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, el juez Manuel García-Castellón, mantiene abiertas otras 24 piezas por encargos similares al agente encubierto de grandes compañías, como Iberdrola, Planeta, Pérez & Cía, CaixaBank, Repsol, Mutua Madrileña, Persán, Herrero & Asociados y Procisa. La mayoría de estas causas se encuentran aún en una fase inicial de la investigación y se instruyen en secreto. Villarejo lleva 27 meses en prisión provisional en la cárcel de Estremera.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios